Secciones
Visita relámpago

Cumbre en la Casa Blanca: todos los detalles del encuentro entre Macri y Trump

La visita de Mauricio Macri a los Estados Unidos tuvo dos aristas centrales: en una primera instancia, temas de agenda concretos vinculados al intercambio comercial y una serie de modificaciones en el sistema que permite el acceso de argentinos al país del norte; y por parte de Trump, el fortalecimiento de las relaciones con un país al que ve como un socio fundamental en las relaciones con América Latina.


Los dueños de casa recibieron a la pareja argentina.

Macri y su mujer, Juliana Awada, fueron recibidos este mediodía en la Casa Blanca por Donald Trump y la primera dama estadounidense, Melania Trump. Allí se los pudo ver muy cómodos y relajados, posando para la prensa antes del encuentro que mantendrían los dos mandatarios.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Un comunicado oficial difundió que, al intercambiar los saludos de bienvenida, Trump “le dijo a Macri que lo considera un gran amigo al que no veía hace 25 años”. El presidente de Estados Unidos hizo referencia a la relación entre ambos, de sus épocas como empresarios.

El video del ingreso a la Casa Blanca

"Macri es un gran presidente

Antes de la reunión entre ambos presidentes, Macri firmó el Libro de Honor, y mantuvo una reunión de 15 minutos con el magnate. Luego tuvo lugar al encuentro bilateral ampliado con la participación de funcionarios de ambos países.

Macri le aseguró hoy a su par norteamericano, que ambos países tiene “mucho para construir juntos” al tiempo que lamentó que se hayan producido “desencuentros inentendibles en el pasado”, en alusión a la gestión kirchnerista.

“Nuestros países tienen un desarrollo similar en lo político, y la Constitución es similar”, ponderó el mandatario argentino, en declaraciones que fueron transmitidas a través de Casa de Gobierno.
“Apostamos a una relación inteligente, de mutuo beneficio; tenemos mucho para construir”, convocó el jefe de Estado argentino.

Según el comunicado conjunto de ambos presidentes, Trump expresó su beneplácito por el creciente papel de liderazgo de la Argentina en el escenario mundial y por las reformas políticas y económicas recientemente implementadas por el Gobierno de la Argentina, que han mejorado el clima de inversiones, comercio y desarrollo económico de largo plazo.

Las conclusiones de la reunión:

  • Trump ofreció su apoyo a Macri en momentos en que la Argentina se prepara para ser anfitrión de la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio y asumir la Presidencia del G-20.   
  • Ambos subrayaron su compromiso continuo con la expansión del comercio y las inversiones entre la Argentina y los Estados Unidos.
  • Reconociendo la importancia del comercio de productos agrícolas para la relación económica los presidentes instruyeron a sus Gabinetes para que tracen de manera expeditiva un camino hacia la resolución de esas cuestiones de acuerdo con principios científicos y estándares internacionales. En ese sentido, Trump hasta incluyó un guiño a los productos autóctonos argentinos en el almuerzo que compartió con Macri: la inclusión de chorizo. 


     
  • Los dos líderes expresaron su deseo de ver un crecimiento significativo futuro en el comercio bilateral de productos agrícolas e industriales para beneficio de los productores y consumidores en los dos países.
  • También se comprometieron a fortalecer la relación entre los dos países para combatir el tráfico de drogas, el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo, la corrupción y otras actividades financieras ilícitas a través del recién establecido Diálogo entre la Argentina y los Estados Unidos sobre Financiamiento Ilícito. Reconociendo los beneficios y riesgos de la creciente dependencia argentina de información incorporada a las redes informáticas, ambos líderes identificaron la creciente importancia de la cooperación en política cibernética.


     
  • Acordaron el lanzamiento de un nuevo Grupo de Trabajo bilateral sobre cuestiones cibernéticas, el cual protegerá los intereses de seguridad y económicos de nuestros respectivos países, empresas y usuarios de Internet.
  • Manifestaron su fuerte preocupación por la deteriorada situación en Venezuela y ambos líderes acordaron trabajar estrechamente para preservar las instituciones democráticas en ese país.
  • Estados Unidos lanzarán el Programa Global Entry de Pasajeros Confiables en la Argentina en mayo, el cual facilitará la entrada expeditiva a través de los puntos de ingreso a los Estados Unidos de viajeros argentinos de bajo riesgo y sujetos a una verificación de seguridad previa. La Argentina será el décimo país en el mundo en ser admitido en este programa especial, que facilita crecientes vínculos comerciales y turísticos al tiempo que permite al personal de seguridad de frontera de los Estados Unidos focalizar recursos en otros riesgos potenciales.
  • Trump entregó una amplia partida de documentos desclasificados relacionados con los abusos en materia de derechos humanos en la Argentina durante la dictadura militar".

Recibimiento argento

Productos naturales y frescos, más un guiño a la gastronomía argentina, fueron los ejes del menú que los chefs de la Casa Blanca norteamericana prepararon para el almuerzo protocolar que compartieron los presidentes. 

El menú del almuerzo con el que Trump agasajó a Macri.

La entrada fue de Agnolotti de ricota con limón. ¿Una referencia a uno de los puntos central de la agenda del presidente argentino? Al respecto y al menos públicamente, sólo trascendió que ambos líderes "expresaron su deseo de ver un crecimiento significativo futuro en el comercio bilateral de productos agrícolas e industriales para beneficio de los productores y consumidores en los dos países".

No hubo más detalles sobre la tan discutida autorización para que los limones argentinos se vendan en Estados Unidos. 

Además, el primer paso se completó con una ensalada de col rizada, morillas (una clase de hongo comestible) y jamón speck, típico del Tirol europeo, ahumado y curado con bayas de enebro. 

El plato principal, mientras tanto, se dividió en dos: por un lado, hubo lenguado a la meuniere, un plato típico de la cocina francesa consistente en pescado enharinado y frito en manteca, servido con el fondo de cocción, perejil y limón.  Por el otro, una concesión a los gustos "argentos" del invitado: chorizo con guarnición de hash, una croqueta hecha de papa rallada. 

Para el postre, un parfait de trufa de café, acompañado por un crocante de cacao.

Repercusiones

Los mandatarios se reunieron este mediodía.

Sin embargo, que la visita de Macri haya pasado desapercibida tiene una explicación bastante lógica. Hoy se cumplen 100 días de que el magnate llegó a la presidencia de los Estados Unidos, algo que nadie se hubiese esperado.

En tan sólo 100 días la agenda de Trump estuvo plagada de agresivas medidas en materia de política exterior, con bombardeo a Siria incluido, proteccionismo comercial y su plan para una reforma sanitaria.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!