Secciones
Avanza la causa

D'AlessioGate: la Justicia cree que el falso abogado investigaba a Fantino y a la mesa de Animales Sueltos

La Justicia investiga si el falso abogado Marcelo D’Alessio investigaba para espías de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) al conductor y los panelistas del programa Animales Sueltos, de América TV. Así surge de la imputación que le leyó ayer el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, al ex comisario de la Policía Bonaerense, Ricardo Bogoliuk.


Bogoliuk y otro ex comisario de la Bonaerense, Aníbal Degastaldi, quedaron detenidos el lunes por orden de Ramos Padilla, luego de ser señalados por D’Alessio como los autores de la operación de inteligencia sobre Pedro Etchebest, el empresario agropecuario que denunció en Dolores que el falso abogado lo extorsionaba invocando el nombre del fiscal Carlos Stornelli para no ser involucrado en la causa de los cuadernos.

Marcelo D'Alessio está detenido desde hace dos semanas.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Ayer Ramos Padilla le tomó declaración indagatoria a ambos en el juzgado federal de Dolores. Bogoliuk se negó a declarar por consejo de su abogado, Ángel Moyano, pero escuchó la imputación. De allí surge que D’Alessio investigaba a los panelistas del programa de Alejandro Fantino.

En la imputación, a la que tuvo acceso BigBang, se señala que la fuente de información de D’Alessio era el periodista Daniel Santoro, uno de los panelistas del programa. “D’Alessio señala en sus reportes de inteligencia que Santoro es su ‘amigo’ y que también le era reportada al - entonces - agente de la AFI Bogoliuk”, dice Ramos Padilla.

En diálogo con BigBang, Santoro aseguró que tuvo una "relación estrictamente periodística" con D'Alessio, y argumentó que el falso abogado usó su nombre. "Hay un operativo en marcha para sacar al fiscal Stornelli de la causa de los cuadernos", señaló. "Los mensajes que intercambié con D'Alessio son sólo de laburo", justificó. 

Ramos Padilla acusa a Bogoliuk de haber formado parte de una estructura delictiva que realizaba operaciones de inteligencia e investigación sobre determinadas personas para coaccionar, intimidar y extorsionar con el objetivo de obtener “en forma indebida” réditos económicos “y otra clase de prestaciones o beneficios indebidos como la obtención de declaraciones no voluntarias en causas judiciales y en programas periodísticos de un testigo, denunciante, arrepentido o entrevistado”.

El juez cree además que Bogoliuk participó junto a D’Alessio de la operación para exigirle dinero de modo ilegítimo a Etchebest, y al directivo de la petrolera PDVSA, Gonzalo Brusa Dovat.

La operación de inteligencia hacia los panelistas de Animales Sueltos habría comenzado después de un encuentro entre Fantino y la propia ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que se concretó en noviembre pasado en la vivienda de Eduardo Valdés, el ex embajador argentino ante el Vaticano y un hombre de máxima confianza de la senadora por Unidad Ciudadana. Sin ir más lejos, fue quien la acompañó este lunes a la indagatoria en Comodoro Py ante el juez Claudio Bonadio.

Por Twitter, esta mañana Valdés aseguró que desde aquella reunión tanto él como su familia comenzaron a sentirse “observados”, y relató que vieron “autos que se paran en la puerta de mi casa con extraños hasta altas horas de la noche, llamadas raras, sin mencionar el hostigamiento de la prensa cloacal”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!