Secciones
Gabinete

Darío Martínez es el nuevo secretario de Energía: las razones del cambio y la interna que se resuelve en el Gobierno

El organismo quedará fuera del control de Matías Kulfas.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, le pidió formalmente la renuncia al secretario de Energía, Sergio Lanziani, para colocar en su lugar al diputado nacional Dario Martínez. Lanziani -quien, descuentan, recaerá en algún directorio de una empresa estatal para no “mandarlo a su casa” en su Misiones natal- venía con fuertes cuestionamientos desde los comienzos de su gestión.

El funcionario llegó a pedir una reunión con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, al mes de asumir en el cargo, para quejarse por la falta de libertad para tomar decisiones que tenía. También le habían criticado su decisión de mudar las operaciones de la Secretaria a las oficinas de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en el barrio porteño de Nuñez, lejos del centro. 

De buena relación con el también diputado nacional y jefe del bloque de legisladores del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y de buen dialogo con el presidente Alberto Fernández, Martínez, oriundo de la provincia de Río Negro pero radicado desde los 15 años en Neuquén, tendrá que reportarle al ministro de Economía, Martín Guzmán. El área volverá a depender del Palacio de Hacienda tal y como sucedió en la última etapa del macrismo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Presidente de la comisión de Energía de la Cámara de Diputados, pero con poco conocimiento del área y casi nulos vínculos con el sector petrolero, Martínez quedará en el medio de la transición de entre Kulfas y Guzmán. Es que el titular de la cartera de Desarrollo Productivo era quien realmente se encargada de las negociaciones con los diferentes actores del rubro energético y en más de una oportunidad relegó a Lanziani.

“En dos días se aprovecharon para cerrar dos internas”, analizó una fuente con dialogo directo con el jefe de Estado. Antes de ayer el ministro de Educación, Nicolás Trotta, le pidió la renuncia a la viceministra Adriana Puiggrós luego de varios desencuentros desde el 10 de diciembre. El fin de esa disputa se dio además en el medio de las negociaciones por el regreso de 6.500 chicos a las aulas en la Ciudad. El reemplazo de Puiggrós, que permanecerá como asesora de Presidencia en la materia, sería la secretaria de Evaluación de ese ministerio, Gabriela Diker

La lógica de cambio es la siguiente: mantener el lugar para el espacio político, el kirchnerismo puro, pero cambiar la figura con una de mejor dialogo con las posturas más conciliadoras que busca instalar Fernández. Bajo ese paraguas se habría dado el cambio en Energía. Sin embargo, hay quienes remarcan que también incluyó un castigo a Kulfas, por el estado público que tomo la interna, al sacarle el área y dársela a Guzmán. El ministro de Economía sumará más injerencia en el Gabinete después de anotarse un "gol" con el canje de la deuda. “Es fundamental para reorganizar la macroeconomía del país. En más de una oportunidad Guzmán hizo alusión a eso”, remarcaron desde el Palacio de Hacienda ante la consulta de BigBang.

La noticia de la salida de Lanziani no tomó por sorpresa a los empresarios, ni a los dirigentes de la provincia de Neuquén que se encuentran con una extrema preocupación por la posibilidad de la pérdida de 20.000 puestos de trabajo en Vaca Muerta como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Lo que si los tomó de sorpresa, más que la elección de Martínez, fue la ratificación del subsecretario de Hidrocarburos, Juan José Carbajales. “La Secretaria de Energía de Nacion quedara en manos de un político sin experiencia en la materia, y secundado por un abogado. Esperemos que alguien tenga un plan”, analizó uno de los empresarios del rubro. 

Esa afirmación es puesta bajo duda por fuentes de Energía que remarcan que Carbajales mantuvo un perfil muy activo en las últimas semanas, mientras que Martínez se encargó - junto con Máximo Kirchner- de empezar a darle forma a la ley de hidrocarburos que buscará presentar en breve el Frente de Todos. Mientras tanto el flamante secretario buscará levantar el perfil de cara al 2023, cuando el actual gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, tenga que dejar el cargo imposibilitado de buscar un nuevo mandato.

Eso a su vez le cayó como un baldazo de agua fría al senador nacional por Neuquén y mano derecha de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Oscar Parrilli, que si bien nunca consiguió ser candidato a gobernador por esa provincia venía con buenos ojos empezar a incrementar su influencia en el armado del Frente de Todos en la provincia. Ahora tendrá a la par a alguien con igual o mayor visibilidad.

Temas

  • Energía
  • Gobierno
  • cambios
  • gabinete

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios