Secciones
Política

Debate 2019: sin besos en el escenario y con una tensa reunión en la previa

A diferencia del debate de 2015, las esposas de los candidatos no podrán subir. 

Si hubo un hecho que marcó el debate presidencial en la previa del balotaje de 2015 fue el beso entre Mauricio Macri y quien luego se convertiría en primera dama, Juliana Awada. Cuatro años más tarde, la situación no podrá repetirse: no habrá lugar para el amor en el escenario de la Universidad Nacional del Litoral al que subirán, además de Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, José Luis Espert, Nicolás Del Caño y Juan José Gómez Centurión.

Aquel beso que quedó en el recuerdo y fue inmortalizado en innumerable cantidad de fotos no se repetirá en el debate de esta noche. Debido a cuestiones operativas y de accesibilidad, sobre el escenario sólo podrán estar los seis candidatos a presidente y nadie más: ni familiares, ni asesores.

Varios de los candidatos asistieron con algunos familiares muy cercanos. En el caso del presidente, arribó en avión a Santa Fe sobre la hora, pasadas las 20, acompañado por la primera dama. El candidato a presidente del Frente de Todos, en cambio, voló esta mañana en un avión de Aerolíneas Argentinas e hizo un reconocimiento del escenario y hasta se posó detrás de su atril. La pareja de Fernández, la periodista Fabiola Yañez, no viajó a la provincia de Santa Fe.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Lavagna arribó acompañado por su hijo Marco, el economista y diputado de Consenso Federal que, curiosamente, lucía un curioso pin abrochado a su saco, con forma de sandalia, una humorada sobre aquella foto de su padre en sandalias y medias, tomada en la costa atlántica este verano.

15 MINUTOS DE UN TENSO CRUCE

Pero sin lugar a dudas, tal vez uno de los momentos de mayor tensión de la noche no saldrá a la luz ni será captado por las cámaras de televisión. Por una cuestión operativa, los seis candidatos presidenciales compartirán entre 10 y 15 minutos a solas, en una pequeña sala ubicada justo al lado del escenario, un sitio al que no accederán ni asesores, ni familiares, ni cámaras de televisión ni fotógrafos.

Los únicos que podrán estar allí, más allá de los candidatos, son los técnicos que deberán colocarles a cada uno de ellos los micrófonos para que se pueda oír la transmisión. El cruce, sin lugar a dudas será tenso y mucho se especula (y se especulará) por saber qué se dijeron, sobre todo Fernández y Macri, quienes luego de las elecciones primarias del 11 de agosto intercambiaron llamados telefónicos y mensajes de texto. Ahora, hace semanas no conversan.

Antes de llegar a esa reducida sala, los candidatos permanecerán en otras salas más amplias, rodeados de asesores, donde harán un repaso final previo al inicio del tan ansiado debate. 

CRISTINA NO VA Y LA VISITA DE SCIOLI 

La ex presidenta Cristina Kirchner no estará presente en el debate, que seguirá por la transmisión oficial desde El Calafate, a donde mañana encabezará la presentación de su libro, Sinceramente, en horas de la tarde. La curiosidad del día la aportó Daniel Scioli, el ex candidato a presidente que fue invitado especial de Alberto Fernández. Asistió para "responder" la chicana de Macri en el debate de 2015, cuando le dijo: "¿qué te han hecho, Daniel, pareces un panelista de 678?".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!