Secciones
Política

Del deseo por retener el quórum en el Senado al golpe de realidad en las PASO: cómo quedaría el Congreso

De repetirse el resultado de las PASO en las próximas elecciones generales del 14 de noviembre, el oficialismo se quedará sin el quórum que ostenta desde diciembre de 2019.  

Las próximas elecciones generales definirán la correlación de fuerzas en el Senado de la Nación hasta el fin del actual mandato del presidente Alberto Fernández. Pero si bien el Frente de Todos (FdT) aspira a retener el quórum propio, los resultados de las PASO 2021 revelaron que de seguir así, se trataría de una tarea titánica: Juntos por el Cambio (JxC) comenzó a ganar terreno en una cámara hasta ahora dominada por el oficialismo.

En los comicios generales del 14 de noviembre, el FdT pondrá en juego 15 de las 41 bancas que le permiten superar el número necesario para el quórum, y JxC arriesgará 9 de sus 25 lugares. Las provincias que renovarán representantes en la Cámara que preside Cristina Fernández de Kirchner son ocho: Tucumán, La Pampa, Catamarca, Chubut, Mendoza, Corrientes, Santa Fe y Córdoba.

Mientras que de los 24 senadores que finalizan sus mandatos en diciembre, solo cinco intentarán ser reelectos en las elecciones legislativas del 14 de noviembre. El resto peleará por una banca en la Cámara de Diputados o en Legislaturas provinciales o se retirará momentáneamente del escenario parlamentario. En medio de este panorama, las primarias hechas por el FdT le generaron un dolor de cabeza al presidente. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

 

Los candidatos del oficialismo perdieron en 18 provincias: Buenos Aires, Capital Federal, Chaco, Chubut, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Santa Fe, San Luis y Tierra del Fuego. De mantenerse esta tendencia, se quedaría sin el quórum que ostenta desde el diciembre de 2019, pasando de 41 a 35 bancas, dos menos de las 37 requeridas para tener la mitad más uno del cuerpo.

El bloque de FdT, al mando del formoseño José Mayans, procurara revalidar 15 asientos por un nuevo período de seis años, y el interbloque dirigido por su comprovinciano de JxC, Luis Naidenoff, apostará por renovar nueve bancas, incluida la del fallecido Carlos Reutemann. Por Catamarca, el FdT pondrá en juego las bancas de Inés Blas y de Dalmacio Mera y del ex gobernador radical, Oscar Castillo, ninguno de los cuales se anotó para permanecer en la Cámara alta.

En la provincia de Chubut, las tres bancas que se renovarán pertenecen al FdT y ninguno de sus tres representantes se inscribió para renovar. En el caso de Córdoba, JxC arriesga los puestos de Laura Rodríguez Machado y de Ernesto Martínez, quienes no buscarán su reelección, y el FdT pondrá en juego el lugar del peronista Carlos Caserio, quien sí aspira a quedarse en la Cámara, pero que solo logró el 10% de los votos durante las PASO.

El interbloque Parlamentario Federal, aliado de la oposición, arriesgará la banca que ocupaba Reutemann y en la que ahora se sienta Alejandra Vucasovich. En Corrientes, donde además se elige gobernador, el senador de PRO Pedro Braillard Poccard dejará su banca, ya que va como candidato a vicegobernador junto al actual mandatario Gustavo Valdés, de JxC.

Por La Pampa, ni los senadores del FdT, Norma Durango y Daniel Lovera, ni el opositor Juan Carlos Marino renovarán sus bancas. Mientras que en Mendoza, provincia gobernada por el radical Rodolfo Suárez, la oposición arriesga las dos bancas por la mayoría que ocupan Julio Cobos y Pamela Verasay (ambos irán a disputar una banca en Diputados) y el FdT, la de Anabel Fernández Sagasti, quien va por su reelección, acompañada por Adolfo Bermejo.

En Tucumán se buscará en noviembre los reemplazos de los oficialistas Beatriz Mirkin y José Alperovich, de licencia tras haber sido denunciado por presunto abuso a una empleada, y de la opositora radical Silvia Elías de Pérez (que buscará ingresar a Diputados). En Santa Fe, donde el peronismo recuperó la gobernación en 2019, se jugarán las bancas de María de los Ángeles Sacnun, que irá por su reelección, y de Roberto Mirabella.

 

Este último ingresó a la Cámara alta en reemplazo del actual gobernador, Omar Perotti, y tratará de entrar como diputado. Si el ritmo de las primarias se mantiene, el peronismo podría perder la mayoría en la Cámara de Senadores por primera vez desde la vuelta de la democracia en 1983, ya que el oficialismo perdió en seis de las ocho provincias en donde se ponen en juego los 24 lugares que renueva la Cámara alta. 

Sin ir más lejos, si los resultados del próximo 14 de noviembre se asemejan a los de este último domingo, el Senado quedaría con 35 senadores del Frente de Todos, 31 de Juntos por el Cambio y 6 independientes. Claro está, para tener quórum hace falta 37 legisladores. De lo contrario, el oficialismo no contará con el margen de acción que necesitan los gobiernos para avanzar en las leyes.

Cabe destacar que en Diputados, cámara que preside Sergio Massa (Frente de Todos), con la composición actual -donde es la primera minoría-, el oficialismo ya debe negociar con la oposición para aprobar cualquier tipo de proyecto: el bloque que preside el diputado nacional Máximo Kirchner (Frente de Todos) tiene 119 de los 257 miembros del cuerpo. Para obtener quórum para sesionar y aprobar la mayoría de las normas, se necesitan 129.  En la Cámara baja el Frente de Todos pone en juego el 43% de las bancas, mientras que Juntos por el Cambio, el 52%.  A las derrotas en Córdoba y Mendoza, se le sumaron La Pampa, Chubut, Córdoba, Santa Fe y Corrientes al Frente de Todos en manos de Juntos por el Cambio. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!