Secciones
Entre ríos

Detuvieron a una mujer y a su hija discapacitada por pedir alimentos en una municipalidad

La municipalidad de Concordia, Entre Ríos, cuyo intendente es el kirchnerista Enrique Cresto, se vio convulsionada luego de que el jefe comunal echó del palacio municipal a una mujer y a su hija discapacitada que estaban solicitando asistencia alimenticia.


Pero la confusión del episodio fue tal que además de llevarlas a ambas detenidas los efectivos de la policía provincial también esposaron al Director de Culto, Rafael Blanco, y a su esposa e hijo (que también son empleados municipales).

La escena, que estuvo cargada de alevosía, refleja como los miembros de la fuerza policial arrastran por la escalera de la dependencia a la mujer y a su hija con problemas de discapacidad. Todo se inició cuando ella se presentó en la Municipalidad para conseguir dos cuestiones; la primera una respuesta ante la dilación por parte del Ejecutivo del otorgamiento de una asistencia alimenticia y la segunda una audiencia con Cresto.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
El intendente de Concordia que responde al actual gobernador.

Ante el reclamo, que cada vez se volvía más intenso, la secretaria del intendente llamó a la Policía para que la retiraran. Una vez que llegan los efectivos la situación se volvió más tensa y la mujer “empezó a romper todo”, según explicaron.

En ese instante los efectivos comenzaron a usar la fuerza para echarla. “La agarraron a los empujones y así la bajaron del primer piso”, relató uno de los testigos.

En ese momento el hijo de Blanco, al ver la escena y como empujaban a la mujer y a su hija, intentó interceder para que no la echaran de esa forma. Como consecuencia los efectivos comenzaron a llevarlo a él también. La situación originó que su madre, empleada de Rentas, intentará lo mismo. La respuesta fue la misma.  Cuando la tensión ya era inmanejable apareció el secretario de Culto, al que también detuvieron.

 

Las explicaciones de la municipalidad

En tanto, respecto a los incidentes registrados ayer de mañana en la Municipalidad de Concordia, la Secretaría de Desarrollo Humano y Salud y la Secretaría de Gobierno del municipio emitieron un comunicado en el que afirman que “el incidente comenzó cuando una vecina de la zona sur de esta ciudad se presentó, junto a su hija adolescente, en la puerta de acceso a la Secretaría Privada y la Secretaría de Gobierno del edificio municipal para reclamar la entrega de un bolsón alimentario”.

“El personal a cargo de la atención al público le explicó la forma y el lugar donde la señora debería exponer su solicitud; si bien la vecina conoce los trámites habituales para este tipo de demandas, teniendo en cuenta que dada su situación de vulnerabilidad es asistida por el área de Desarrollo Social casi en forma permanente (precisamente, el pasado viernes retiró un bolsón de mercaderías en la oficina donde se hace entrega de los mismos)”, manifiesta. “En esta ocasión, la orientación que el personal municipal le ofreció a la señora no fue satisfactoria para ella, que sin escuchar explicaciones comenzó a gritar y romper los vidrios de la ventanilla y de las vitrinas del pasillo del primer piso del municipio”, agregó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!