Secciones
Política

Día del amigo en Juntos por el Cambio: traiciones, nuevas alianzas y el postre a cargo de la UCR

Algunas de las cosas bellas que hacen que la amistad dentro de la coalición opositora se vuelva cada vez más "sólida". 

El día del amigo se conmemora por la llegada del hombre a la Luna el 20 de julio de 1969. La fecha es un día de fraternidad y de la capacidad que tiene el ser humano de evolucionar para traspasar barreras en pos de un objetivo superador que permita “elevar” a la sociedad. Bueno, todo esto a veces no se traslada al llano y mucho menos a la política.

Y en la coalición opositora Juntos por el Cambio la definición del “día del amigo” parece que quedó lejos, lejos, lejos. El ex presidente Mauricio Macri es una máquina de armar equipos para llegar a los lugares que tiene en su mente. Sus frases motivacionales incluyen, por ejemplo, sostener públicamente que fue un error poner en tal o cual lugar a alguien. 

Eso hizo, por ejemplo, en su libro “Primer Tiempo” y en las entrevistas previas en donde despotricó contra el ex ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y contra el ex presidente de la Cámara de Diputados durante su gestión, Emilio Monzó. A lo largo de varias páginas, el ex presidenta manifestó que fue un error delegar parte de la labor política en ellos y sembró dudas sobre si efectivamente estuvieron ahí para hacer lo que les pedía. Poco importó las más de 100 leyes que consiguieron sin tener mayoría en ambas cámaras. Amigos son los amigos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Pero ojo, las amistades eternas de Macri también incluyen al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Con ambos Macri intentó imponer en el cierre de listas sus preferencias. Tuvo que viajar a Zurich para darse cuenta de que no le iban a hacer caso. Capaz que Vidal todavía tenía fresca el otro regalito del día del amigo de Macri: cuando no la dejó desdoblar las elecciones en 2019.

Pero ojo, las broncas no son exclusividad de Macri con sus ex funcionarios. Con su familia también. Por fuera de las disputas del clan Macri por algunas cosas menores como la herencia de Franco, la causa del Correo Argentino y demás, su primo e intendente de Vicente López, Jorge Macri, tuvo un máxima de la amistad durante todo el 2020: pedir que no le pregunten por su primo. Como si ya no estuviera en el tintero. ¿Adivinen si lo logró?

La amistad no es una cosa excluyente del PRO. Tanto en el peronismo como en la Unión Cívica Radical (UCR) hay muchísimos casos. El partido de los boinas blancas sí tuvo un amigo en Juntos por el Cambio. Y de nuevo caemos en Macri. El ex presidente no les dio ni una huerta cuando repartió el poder pero no fue lo suficientemente desprevenido para no terminar de romper todo porque necesitaba el comité. En el seno de la UCR, al presidente Alfredo Cornejo le dedicaron más de un insulto durante cuatro años, pero después se aflojó todo. Es que después de ver el resultado que tuvo Ricardo Alfonsín con sus alianzas, el ex gobernador de Mendoza siente que tan mal no hizo las cosas. 

Pero bueno, no seamos malos con Ricardo. Antes de irse de la UCR, dejó el mensaje de despedida con sus amistades con el empresario Francisco De Narváez y con el sindicalista Hugo Moyano, todos fieles amigos del radicalismo que sieguen cerca del centenario partido después de la mega alianza de 2011 que casi, pero casi, los deposita en el poder nuevamente.

Pero no todo está bien entre el PRO y la UCR. El pacto de amistad monolítico empieza a tener algunas aperturitas que no preocupan, porque se ve que todavía no tienen la graduación correcta de lentes para ver. Mientras todos bregan por la unidad de Juntos por el Cambio, por lo bajo Cornejo, Larreta y algunos más meten listas paralelas, desafían acuerdos existentes y se juran lealtad como si fueran peronistas. Bueno, Larreta lo es; pero ya no nos acordamos de eso.

¿Y Lilita Carrió? Todavía sigue con la ruptura con Macri a quien le juró amor eterno. Después de años en la friendzone, Lilita se jugó con Macri para dejar al fallecido empresario pyme Pino Solanas y conformar el modificado Cambiemos. Pero el 2019 hizo que vuelva a sonar una que también sabemos casi todos (sí, no se hagan los vivos): “Mejor seamos amigos”. Con el corazón roto, Macri tuvo que ver como poco a poco el corazón de Lilita tenía otro dueño; si, Rodríguez Larreta.

¡Feliz día del amigo!

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!