Secciones
Política

El caballo de Troya de Macri en la comunicación del Gobierno: los "infiltrados M" en la TV Pública

El retiro de los 11.400.000 de pesos puso al descubierto la feroz interna en RTA.

El domingo 7 de marzo, a través de un correo electrónico anónimo, las autoridades de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública se enteraron de un millonario faltante en las arcas de la TV Pública. En total, fueron retirados en la misma semana 11.400.000 pesos, en dos extracciones de cinco millones y una de 1,4 millones para la presunta producción de la ficción Los amores prohibidos de Manuel Belgrano. El escándalo dio lugar a la auditoría interna que lleva adelante Rosario Lufrano, hizo que el propio Francisco Meritello -secretario de Medios y Comunicación Pública- tuviera que poner su renuncia sobre la mesa y desatara una feroz interna en el Gobierno por los "macristas infiltrados" en puestos clave de la cartera.

Esta mañana, Meritello, Lufrano y Claudio Martínez, subsecretario de Medios, brindaron una conferencia en el salón federal de Casa Rosada para transparentar los primeros resultados que arrojó la investigación interna. "Hemos entregado ante el juzgado y la fiscalía las imágenes que certifican el circuito interno detectado con el retiro de dinero en efectivo y que no podemos difundir porque hay una investigación judicial en curso y está con todo lo que fue el circuito de quienes retiraron el dinero, a dónde lo llevaron y de qué manera hicieron esa extracción", sostuvo Meritello, a quien pese al ruido que generó la situación, no le aceptaron la renuncia. "No es momento", reconocieron fuentes de la mesa chica a BigBang.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Se tomó la decisión de investigar las áreas de producción y administración de la TV Pública, removiendo de sus cargos a todos los máximos responsables de la misma e iniciar un sumario administrativo para toda la línea que ha participado de este procedimiento irregular. En este momento, todos ellos están separados de sus funciones", precisó Meritello, al tiempo que Lufrano sumó: "Presentamos una denuncia en el transcurso de la investigación de la auditoría. Le pedí a la Unidad de Auditoría Interna que me informase si estamos ante la presencia de delitos de acción pública. Las renuncias fueron pedidos por nosotros y fuimos nosotros quienes removimos de sus funciones a las máximas autoridades de las secciones que ya fueron descriptas y también apartamos a las personas que supuestamente tuvieron implicancia hasta el momento".

Por fuera de la investigación por el millonario retiro, hay desconfianza interna en torno a algunos de los perfiles de las primeras y segundas líneas de Radio y Televisión Argentina. Entre los nombres que dividen aguas por su relación con la administración de Mauricio Macri se encuentra el de Julio Postiglioni, ex subsecretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior por entonces a cargo de Rogelio Frigerio y actual director de Asuntos Legales de RTA. Un dato no menor: Postiglioni fue Subsecretario de control de sustancias psicoactivas del Sedronar durante la presidencia de Cristina Kirchner, pero fue desplazado por la actual vicepresidenta.

Otro de los perfiles que genera ruido interno también surgió del riñón "kirchnerista". Agustina Zeballos, actual Directora de Comunicación de RTA, fue la encargada de la comunicación del PAMI durante los cuatro años de macrismo. A ella también se le cuestiona su paso por la Procuración del Tesoro con Bernardo Saravia Frías. Zeballos trabajó como productora de Víctor Hugo Morales y fue designada en el año 2012 por la actual vicepresidenta para asumir el cargo de Directora de Difusión presidencial. Es amiga de Alfredo "el Corcho" Scoccimarro, quien en 2019 asumió la gerencia periodística del Grupo Alpha Media, propietaria entre otras emisoras de Radio Rivadavia.

"Son caballitos de troya del macrismo dentro de los medios públicos", señalan con preocupación desde un sector del Gobierno, al tiempo que refuerzan: "No hay que mover muchas fichas hasta encontrar ese tipo de conexiones, como la de la secretaria de Lufrano". En efecto, Mariela Santarelli Goñi trabajó en el Ministerio de Seguridad para Pablo Noceti, ex jefe de gabinete de Patricia Bullrich, denunciado en agosto del año pasado por el actual Ministerio de Seguridad nacional por su responsabilidad en el operativo que llevó a cabo la Gendarmería Nacional el primero de agosto de 2017 y que derivó en la desaparición y muerte de Santiago Maldonado.

Guillermo Siaira, uno de los que fue despedido y se desempeñaba hasta hace horas como director de administración financiera de RTA, trabajó para la gestión de Hernán Lombardi. Ernesto Molinero, gerente de producción, también presentó su renuncia y se suma, de acuerdo a lo que pudo confirmar BigBang, la suspensión de Alejandro De Latorre, gerente de administración financiera, quien por estar en planta debe someterse antes a un sumario interno.

Lufrano, en tanto, sortea el escándalo que implicó puertas afuera el retiro millonario del dinero, pero también tiene un frente interno. "No creemos que se trate de un tema de corrupción, sino más bien de un desmanejo propio de improvisados. Eso es lo que nos preocupa, que a algunos les queda grande el cargo", precisaron trabajadores a este medio, al tiempo que sumaron: "No hay un orden, ni una dirección clara. Este fue un tema que escaló en los medios, pero hay muchas irregularidades que responden a la falta de capacidad, más que a la ambición por el dinero".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!