Secciones
Política

"El espionaje arrancó con...": qué puede aportar la declaración del hermano de Macri

La "práctica familiar" que arrancó con Franco y el "juguete preferido" de Mauricio.

Uno de los hermanos del expresidente Mauricio Macri declarará este lunes como testigo, en la causa en la que se investigan supuestas maniobras de espionaje ilegal contra dirigentes políticos, gremiales, sociales, periodistas y personas privadas de su libertad durante el gobierno de Cambiemos.

Se trata de Mariano Macri, quien está alejado del expresidente y en un libro de reciente publicación aseguró que a su hermano "le gustó el juguete", en relación al espionaje ilegal y los mecanismos ilícitos de intercepción de llamadas telefónicas.

Mariano fue convocado por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi para este lunes a las 15 y está previsto que la declaración, que ya debió ser postergada una vez por cuestiones de salud, se lleve a cabo a través de la plataforma virtual zoom.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El testimonio del hermano del expresidente, que será bajo juramento de decir verdad, fue solicitado por distintos querellantes luego de que se publicara el libro "Hermano", del periodista Santiago O´Donnell, en el que Mariano Macri afirma que su familia incurrió en maniobras de espionaje ilegal y que Macri hizo de esa actividad un hábito.

"Empezó con el viejo (Franco Macri) preocupado por el marido de Sandra (hermana del expresidente), pero después parece que a Mauricio le gustó el juguete, porque tuvieron el problema de las escuchas", sostuvo Mariano Macri en uno de los pasajes del libro de O´Donnell, en el que hace referencia a la causa por escuchas ilegales por la que estuvo procesado su hermano cuando era jefe de Gobierno porteño.

Según surge del libro, Mariano Macri fue el encargado de contarle a Mauricio que el padre de ambos había mandado a escuchar a Néstor Leonardo, entonces pareja de Sandra Macri, de quien desconfiaba.

"Le conté a Mauricio que papá quería montar una escucha porque no sabía si la integridad física de Sandra y los chicos peligraba. Mauricio lo debe haber hablado con el gerente general del grupo, Leo Maffioli", sostuvo el hermano del exmandatario en una de las entrevistas reproducida en el libro publicado por la Editorial Sudamericana.

"El que usaba el juguete era Mauricio, queda claro por los quilombos que surgieron después. Para mi viejo, la única puerta de entrada a ese mundo esotérico del espionaje arrancó en el secuestro de Mauricio, pero ahí quedó", sostuvo Mariano Macri, según surge del libro citado.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!