Secciones
Política

El festejo en el Obelisco terminó con represión, balas de goma y policía motorizada

Más de cuatro millones de personas celebraron con la Scaloneta.

Una jornada de festejo popular controlado y pacífico que terminó con represión en el Obelisco en horas de la noche. Después de un festejo que conglomeró a más de cuatro millones de personas para acompañar a la Scaloneta, la Policía de la Ciudad reprimió en horas de la noche a los pocos hinchas que continuaban celebrando en las inmediaciones del monumento.

Fuentes policiales informaron que hay al menos 14 detenidos y ocho efectivos y bomberos heridos. La Policía comenzó en horas de la noche el operativo para desalojar al reducido grupo de hinchas que seguía apostado en la 9 de Julio.

La represión comenzó cuando el personal de la Guardia de Infantería y el personal de Bomberos intentaron bajar a dos hombres que habían ingresado al Monumento histórico de la Ciudad, luego de que su puerta fuera nuevamente forzada por los manifestantes, y permanecían en su cima.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La histórica jornada de movilización popular culminó con una postal violenta en el centro porteño, después de más de 16 horas de celebración sin incidentes, ni disturbios. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!