Secciones
Política

El Incucai repudió a Milei por su propuesta para “vender órganos”: “Vulnera la dignidad humana”

El libertario había afirmado: “Es un mercado más. ¿Por qué no puedo decidir sobre mi cuerpo?”.

En búsqueda de votos de cara a la campaña de 2023, en la que sueña con postularse como presidente, el líder libertario Javier Milei opina sobre todos los temas. Aunque no tenga ni un dato o cuente con información totalmente falsa. Por eso, ayer, durante una entrevista radial, lanzó que está favor de la “venta de órganos”.

 

Durante la nota, Milei lanzó una desagradable propuesta: “Es un mercado más y vos podrías pensarlo como un mercado. El problema es por qué todo lo tiene que estar regulando el Estado. Hay estudios de Estados Unidos que dicen que si dejaras esos mercados libres funcionarían muchísimo mejor y tendrías menos problemas”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Para justificarla, el líder de ultraderecha dijo: “Hay un doble estándar: para que el Estado me esclavice, sí. Ahora, si yo quiero disponer de una parte de mi cuerpo por el motivo que fuera, ¿cuál es el problema? Entonces lo vamos a poner en otros términos: si no le terminás comprando ese órgano, se termina muriendo de hambre y ni siquiera tiene vida”.

 


Y completó: “El que decidió venderte el órgano, ¿en qué afectó la vida, la propiedad, la libertad de los demás? ¿Quién sos vos para determinar qué tiene que hacer él con su vida? Es su vida, es su cuerpo, es su propiedad. ¿Tenemos que tener tanto amor por la intervención al punto tal de no dejarle vivir la vida a la gente como quiere?”.

 

Y por último declaró: “¿Por qué no puedo decidir sobre mi cuerpo? ¿Cuál es el problema? Si el liberalismo es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión y en defensa del derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad, mi primera propiedad es mi cuerpo ¿Por qué no voy a poder disponer de mi cuerpo?”.

 

Lo que Milei ignora es que existe una ley que prohíbe la venta de órganos (la Ley 24.193 y su actualización, la Ley 26.066). En ese contexto, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) condenó las declaraciones de Milei y le explicó  que "está expresamente prohibida por la legislación".

Por supuesto, el presidente del Incucai, Carlos Soratti repudió a los dichos de Milei durante una entrevista. "El comercio de órganos se encuentra prohibido por la Ley de Trasplantes. La donación se basa en una decisión solidaria, altruista y desinteresada, por lo que no puede existir ninguna contraprestación económica a cambio. Ante la posibilidad de la compra venta y de poner precio a un órgano o a una parte del cuerpo, eso transforma al ser humano de sujeto en objeto y vulnera los derechos humanos y la dignidad humana".

 

Por ello, Soratti siguió: “Con la propuesta de Milei se vulneraría el principio de justicia como equidad, y consagraría las condiciones de inequidad ya que el supuesto ‘vendedor’ lo haría por necesidad y el ‘comprador’ lo haría por sus posibilidades económicas. El ejercicio de la autonomía se sustenta en la libertad para la toma de decisiones. En este sentido queda claro que la decisión de vender un órgano basado en las necesidades económicas implica coacción y no puede considerarse autónoma".

 

El presidente del Incucai también dijo: “El sistema de donación de órganos esta funcionando con una alta confianza de la sociedad, una actitud altamente solidaria de la ciudadanía en general, con un andamiaje normativo que permite que estos sistemas crezcan. Comercializar una actividad de este tipo llevaría a la destrucción del sistema, porque se sustenta en la transparencia y la trazabilidad del trasplante”.

 

Y finalizó: “No es solamente una cirugía, es todo lo que sigue después, que se procura que haya sobrevida y eso se asegura cuando los criterios que se asignan para un trasplante están sustentados en evidencia científica y regidos por la equidad en el acceso. Si no, nadie que no tuviera mucho dinero accedería a un trasplante, por eso estos debates son destructivos de los propios sistemas".

En tanto, en un comunicado, desde el Incucai explicaron: "En nuestro país solo está permitida la donación de órganos en vida para los mayores de 18 años en caso de parientes consanguíneos o por adopción hasta el cuarto grado, cónyuges, o personas que mantengan una unión convivencial. De esta forma, se garantiza que no exista comercio ni ningún tipo de contraprestación por la donación de órganos".

Y continuaron: “Las políticas sanitarias, a través del sistema de donación y trasplante, garantizan la equidad en el acceso al trasplante para toda persona que lo necesite, independientemente de su condición social o económica. La gratuidad es condición esencial para asegurar la transparencia del sistema y garantizar equidad con base en principios de justicia distributiva”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!