Secciones
Política

El mensaje de Díaz a Uliarte antes del atentado a Cristina: “Matá a quien vos quieras y ocultá las huellas”

La querella de la vicepresidenta reclamó el rechazo al pedido de excarcelación de una de las detenidas. 

La causa por el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner, que tiene como detenidos a Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte, Gabriel Carrizo y Agustina Díaz, sumó nuevas pruebas. De hecho, un nuevo mensaje que se encontró en el celular de Uliarte, dejó en claro que su amiga Díaz, quien pidió su excarcelación y ampliar su indagatoria, colaboró en el plan del magnicidio.


Según reveló la querella de la vicepresidenta, antes del ataque, Díaz le escribió a su amiga Uliarte: “Matá a quien vos quieras y ocultá huellas”. Por eso, el abogado de Fernández de Kirchner le recolamó a la Cámara Federal Porteña que se rechace el pedido de excarcelación de Díaz. El pedido fue realizado a través de su abogado, el doctor, Marcos Aldazabal, quien afirmó: “Este es un caso paradigmático -dijo el querellante-. No hay mensajes sacados de contexto. Le estaba indicando que obstruya la investigación. Y puede que aún haya prueba que Agustina Díaz conozca y que nosotros no”. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 


Mientras la jueza María Eugenia Capuchetti ya procesó a Sabag Montiel y a Uliarte, por el homicidio en grado de tentativa y la planificación del atentado, ahora analiza cómo serán las acusaciones sobre Carrizo y Díaz. Por un lado, quiere saber si Díaz fue parte de la planificación o su papel fue el de encubrimiento. En tanto, las pruebas contra Carrizo señalan que es el líder de la banda y que participó del armado del plan criminal desde el comienzo. También siguen las huellas de otros miembros y de las organizaciones Revolución Federal y Nación de Despojados. También se analizan los vínculos que contribuían económicamente con todos ellos. 

Los mensajes

 

En los diversos envíos a través de Whatsapp, el 15 de junio, Brenda le envía un mensaje a Díaz, a quien tiene agendada como “amor de mi vida”, la foto de un arma. La borra a los pocos segundos. Entonces, Agustina le responde: “Vi el mensaje de la pistola igual jajajaja”. Entonces Uliarte le responde: “Es el fierro de un amigo, no digas nada”.

 


El 4 de julio, dos semanas después, Díaz y Uliarte hablan de Cristina. Primero es Brenda quien lanza: “Yo estoy organizando para ir a hacer bardo a la Casa Rosada con bombas molotov y todo”. Su amiga consulta: “Sería mejor, ¿no’”. Entonces Uliarte le escribe: “Voy con el fierro y le pegó un tiro a Cristina (...) Me dan los ovarios para hacerlo”. Y Díaz le contesta: “Por eso te amo”. Entonces, Brenda le dice:  “Estuve practicando, sé usar un fierro”.

 


El 27 de agosto, fue el primer intento de asesinato organizado por Sabag Montiel y Uliarte. Él le dice que no pudo disparar porque había poca gente, una cámara de C5N y porque “se metió adentro”. Ese día, Uliarte y Díaz también se escribieron. La ahora procesada le dijo a su amiga: “Mandé a un tipo para que la mate. Te juro que a esa la voy a bajar. Me tiene re podrida que ande robando y quede impune”.

 


A partir de ahí se da el siguiente diálogo. Díaz le dice: “Te das cuenta del quilombo en el que te vas a meter, ¿no? Te van a buscar por todos lados si se enteran de que sos cómplice de la muerte de la Vicepresidenta”. Y Uliarte le responde: “Por eso mandé a alguien”. Finalmente llega uno de los mensajes por los que fue detenida Díaz: “Aunque si, pero quien no va a querer meterle un tiro a esa vieja chorra”. Y le recomendó: “Matá a quien vos quieras y ocultá huellas”. Entonces, Brenda afirma: “Sí, obvio, lo estoy planeando. Recontra pilla. No me van a atrapar”.

 


La otra serie de mensajes que incriminan a Díaz se dieron el 1° de septiembre, después del intento de asesinato de la vicepresidenta. Esa noche, Uliarte llamó a Agustina pero no le atendió el celular. Al otro día, antes de las ocho de la mañana, Díaz le escribe a Uliarte: “Che qué onda que le falló el tiro. ¿No practicó antes o le falló la adrenalina del momento?”.

 


Recién al mediodía, Brenda le responde a su amiga: Yo tengo un cagaso (sic) de que te agarren y te periten el celu”. Luego de un mensaje borrado por Brenda, ella le dice: “Tenés que deshacerte del celular. Y cambiar el número. Borrar tu cuenta, todo”. 


Según Aldazabal, el abogado que representa a Cristina junto a Juan Manuel Ubeira, “está claro que varios elementos que plantea la defensa se caen”. Y sumó: “En principio que los mensajes que estén sacados de contexto y que ella no sabía no tiene ningún sentido. Desde junio tenía indicios de que Brenda tenía un arma, quería matar a CFK y que cuatro días antes intentó hacerlo”.

 

“Evidentemente sabía si después preguntó qué pasó que falló el tiro. Tampoco es creíble que le recomendó borrar el celular para ‘zafar’ de la prensa. Como mucho podía cambiar el número o no atender, no romper el celular”, también dijeron. Y Aldazabal dijo: “El contenido de los mensajes es casi un riesgo procesal en sí mismo para que se obstruya la pesquisa. Estamos ante una investigación de enorme relevancia con muchas pruebas. Si ahora es excarcelada podría ser enormemente dañino porque puede que aún haya prueba que ella conozco y nosotros no”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!