Secciones
Segunda ola

El menú del Gobierno para hacer cumplir las restricciones: responsabilidad social, denuncias y operativos

Tras el DNU con las nuevas disposiciones para evitar los contagios de coronavirus, las autoridades nacionales buscan evitar la confrontación y confían en la ciudadanía.

Mientras la curva de contagios de coronavirus sube día tras día en medio de la segunda ola, el Gobierno Nacional ideó nuevas restricciones. Tras el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que presentó el presidente Alberto Fernández y que comenzó a regir el viernes 9 de abril, se espera que la población en general acate las medidas y que no se organicen focos de conflicto o de violencia.

Los controles en las estaciones como en 2020.

Los sentimientos de las personas son muy distintos a los de hace un año atrás. Aunque en marzo de 2020, cuando comenzó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) hubo miles de casos de personas que no acataban las directivas, la mayoría se mantuvo en sus hogares. El temor al COVID-19 y la falta de información sobre las formas de contagio, al tiempo que no existía ninguna vacuna, hicieron un combo que permitió que la cuarentena se respetara casi en su totalidad.

Ahora el estado anímico de la población es otro. A las señales de supuesto cansancio también aparecieron algunos rasgos de violencia. Eso significaría que, por experiencias, algunas personas están dispuestas de manera deliberada a no acatar las órdenes del Gobierno. Uno de los problemas en donde tiene el foco el Ministerio de Seguridad son las protestas. Tal como se vio en los últimos días, pueden convertirse en un grave problema tanto por el incumplimiento de las nuevas medias como por los contagios.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

A eso se le suman los controles de circulación en diferentes accesos, en el transporte público, en rutas y también la prohibición de circular entre la medianoche y las seis de la mañana. En ese marco, se espera que los agentes de las distintas fuerzas deban enfrentar conflictos de todo tipo durante las próximas tres semanas. También se suma el aumento del delito. Un hecho que era casi inexistente en abril de 2020.

Las fuerzas piden certificados de circulación.

Las fuerzas federales vigilarán todo el país, excepto la Ciudad de Buenos Aires. Allí solo se aportarán refuerzos de efectivos en los principales accesos, especialmente para evitar el ingreso y egreso después de la medianoche. También controlarán las estaciones de trenes ubicadas en territorio porteño. Los agentes serán apostados en su mayoría en el Conurbano Bonaerense.

Los controles que ordenó el Gobierno Nacional tendrán su base en operativos de tránsito. En ese sentido, ya se en en los diversos municipios algunos retenes tanto de la Policía Bonaerense como de la Policía Federal y de Gendarmería, en los cuales se piden los documentos correspondientes y los certificados de circulación.

En las estaciones, actúan la Policía Federal.

Además, para controlar el acatamiento de las nuevas medidas, los agentes federales deberán dividirse con la lucha del delito en paralelo. En ese sentido, seguirán con sus labores comunes y se le agregarán el plus de controlar a las personas en espacios y transporte públicos durante el día para evitar las aglomeraciones que multiplican los contagios de COVID-19. En ese sentido, se utilizarán advertencias en persona y también diversos móviles con megáfonos en los cuales se darán mensajes para que se mantengan las medidas sanitarias.

Según fuentes del Ministerio de Seguridad, Sabina Frederic llevará adelante una reunión con el Consejo de Seguridad Interior, donde enumerará la lista de recomendaciones que elaboró junto al secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, para orientar a los agentes en el trato con los ciudadanos y evitar conflictos. El otro punto central es el referido a la prohibición de reuniones sociales en los domicilios particulares.

Más controles en el Conurbano.

En ese sentido, además de apelar a la responsabilidad social, el Gobierno Nacional confía en las denuncias de los ciudadanos si ven que no se cumplen las restricciones durante las próximas tres semanas Por el momento, la línea 134, que estuvo disponible durante 2020 para realizar cualquier tipo de acusaciones referidas al coronavirus, todavía no está en funcionamiento. Aunque el objetivo de fondo, según fuentes de Seguridad, apunta a evitar las fiestas clandestinas, que tanto se vieron durante el verano en todo el país.

 

 

 

 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios