Secciones
Congreso

El oficialismo introdujo una serie de cambios en el dictamen y el proyecto de legalización del aborto tiene luz verde

Esta semana se aprobaría en Diputados y el Senado evalúa votarlo el 29 de diciembre.

Por primera vez desde que el presidente Alberto Fernández comenzó, a fines de 2019, con la intención de que en el Congreso se debata la legalización del aborto el Gobierno separó su proyecto del de la Campaña por el Aborto Legal. Esto quedó plasmado hoy cuando la diputada nacional del Frente de Todos, Cecilia Moreau, avanzó con cambios en el dictamen que se tratará en el recinto esta semana para hacerlo más “ameno” también para el Senado.

Con vistas a que el proyecto se convierta en ley, Moreau introdujo uno de los puntos centrales que llevó a que en 2018 la legalización del aborto no logre pasar el filtro de la Cámara Alta: la objeción de consciencia institucional.

Esto significa que no un médico, sino una clínica completa puede negarse a practicar un aborto aun cuando sea legal, amparándose en creencias religiosas u cuestiones de formación cultural. “Permitir a las instituciones religiosas la objeción de práctica es un avasallamiento a los derechos de acceso a la salud de las mujeres y personas con capacidad de gestar”, sostuvieron desde la campaña en una serie de tuits.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“La objeción de práctica se permite para proteger a las minorías, no para garantizar el estatus moral de una mayoría. No queremos objeción de conciencia institucional porque además las instituciones no tienen conciencia”, agregaron.

La advertencia por parte de ese colectivo fue realizada antes de que se termine de votar el dictamen en comisión para intentar torcer la balanza, pero la orden política fue la de avanzar para asegurarse que el proyecto sea aprobado no sólo en Diputados, sino también en el Senado.

Pero no es el único cambio que se acordó. También se modificó la edad para que una mujer se practique un aborto sin el consentimiento de sus padres. En el proyecto de la campaña no había restricción, pero luego se condensó hoy que entre 13 y 16 años necesitan sí o sí la firma de sus padres.

“Tienen que entender que no iba a salir el proyecto tal cual lo querían. Con estos cambios sale”, le dijo a BigBang un senador nacional al tanto de las negociaciones. Al quedar así el dictamen se ahorrarían semanas de debate en el Senado y, de no haber cambios o modificaciones, se podría llegar a convertir en ley para el 29 de diciembre.

Tal y como contó en su momento este medio, hay algunos artículos del proyecto que todavía no tienen la adhesión de la mayoría en el Senado motivo por el cual el oficialismo decidió hacer los cambios mencionados anteriormente como una “ofrenda de paz” para evitar que las presiones que esperan recibir muchos legisladores terminen por torcer la votación.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!