Secciones
Política

El presidente del BID la panquequeó y tras criticar al Gobierno, apoyó la designación de Massa

Mauricio Claver-Carone dijo que espera "colaborar estrechamente" con Massa luego de manifestar días atrás que no iba a poner en riesgo el patrimonio del BID prestándole "a un país insolvente".

El presidente Alberto Fernández dio un nuevo volantazo y realizó nuevos cambios en el Gabinete Nacional. Como ya es de público conocimiento, Sergio Massa se quedó a cargo de un superministerio que unifica los de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, lo que derivó en las salidas de Gustavo Béliz, Julián Domínguez, Daniel Scioli, Silvina Batakis y Mercedes Marcó del Pont.

Todos ellos, claro está, no se quedaron con las manos vacías y si bien algunos regresaron a sus raíces (Scioli volverá a la embajada de Brasil), otros encontraron nuevos destinos. Pero la designación del fundador y líder del Frente Renovador como súper-ministro generó distintas opiniones y, en el caso del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, representó un cambio de opinión. 

Días atrás, Claver-Carone había cuestionado con mucha firmeza al Gobierno encabezado por Fernández y le puso un freno al desembolso de USD 500 millones que se le reclamaban para fortalecer las reservas del Banco Central. “No vamos a poner en riesgo el patrimonio del banco prestándole a un país insolvente”, fueron las palabras del ejecutivo, casi a los gritos, el miércoles 20 de julio en una tensa reunión de directorio del organismo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Se trata de préstamos ya autorizados por el BID que debían acreditarse a lo largo del primer semestre, con fecha máxima de ejecución el 30 de junio. El titular del BID se niega a efectivizar los desembolsos argumentando que era porque no podía intervenir debido a que se encuentra bajo investigación por dos supuestos hechos: malversación de fondos y una falta ética, según las normas del BID, por un romance con una directiva de la institución.

Lo cierto es que la llegada de Massa al superministerio de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca fue visto con muy buenos ojos por Mauricio Claver-Carone, quien se olvidó de sus gritos en contra del país "insolvente" y expresó su apoyo a la designación del ex presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. “Recibimos gratamente la oportunidad de trabajar con el Ministro de Economía de Argentina, Sergio Massa", indicó.

Y agregó en diálogo con Infobae: “Espero colaborar estrechamente con él en su función”: Casualmente, el emblemático banco regional avisó a la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia que aprobó un proyecto por 200 millones de dólares. Se trata del primer tramo para una línea de crédito de US$1.140 millones a Argentina para la descarbonización del sector energético. Habría otros anuncios para proyectos relacionados al agua.

Así lo había informado el Banco Interamericano de Desarrollo el miércoles. Esta primera operación de US$200 millones del BID contará con un aporte adicional de 100 millones de euros de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y otros 100 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI), precisó la entidad multilateral en un comunicado.

Esta línea permitirá financiar el Plan Federal de Transporte Eléctrico Regional III, impulsado por la Subsecretaría de Energía Eléctrica y la Secretaría de Energía, mediante el cual realizarán obras en áreas postergadas del país. En su mayoría se trata de la construcción de líneas de 132kv y estaciones transformadoras, con un fuerte eje en el federalismo, para lo que está prevista una obra por provincia. “El BID está comprometido a promover el desarrollo socioeconómico de largo plazo. Nuestra cercana colaboración mejorará las vidas de los argentinos y ayudará a abordar los desafíos macroeconómicos más apremiantes de Argentina”, sostuvo Claver-Carone.

 

El presidente del organismo había publicado una columna de opinión en el Wall Street Journal en la que cuestionaba financiamiento que el BID otorga al país. Según el funcionario, “no puede aprobar automáticamente y sin estudio previos” nuevos fondos para el país por distintos factores entre los que incluye la falta de transparencia e integridad financieras. “Corresponde a las instituciones multilaterales adoptar las normas más estrictas de integridad y transparencia financiera y ayudar a sus países miembros a hacerlo también”, dijo y sumó: “Menciona varias cuestiones relacionadas con uno de esos países, Argentina, que pide al Banco Interamericano de Desarrollo que apruebe un nuevo préstamo incondicional de USD 500 millones”.

A diferencia del Fondo Monetario Internacional -aclaró-. cuyo mandato incluye "el apoyo a las necesidades de liquidez de los países en crisis", "la función principal del BID es promover el impacto del desarrollo a través de préstamos para proyectos específicos y asistencia técnica”. Además enumeró que la entidad ya le brindó al país más de USD 2.500 millones desde finales de 2020 para mejorar la atención sanitaria, el acceso al agua potable y la infraestructura vial. "El tumultuoso historial financiero de Argentina afecta singularmente a los costos del banco. El BID debe proteger su capacidad de ayudar de forma fiable a todos sus 26 prestatarios, incluidos los países pequeños con pocos recursos”, cerró.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!