Secciones
Política

El senador católico que cambió de postura y votará en favor del aborto: "Estaba equivocado, hay que despenalizar"

Julio César Catalán Magni relató a BigBang cómo fue que definió su cambio de postura. Habló de sus convicciones religiosas y se mostró confiado en que el proyecto se transforme en ley.

Por Agusti­n Gulman

El proyecto por el aborto será debatido en el recinto de Diputados la semana que viene.

El proyecto por el aborto será debatido en el recinto de Diputados la semana que viene.

Hasta el comienzo del debate por la despenalización del aborto, el senador por Tierra del Fuego, Julio César Catalán Magni (bloque Justicialista), mantenía una clara postura en contra de la iniciativa que el miércoles que viene se tratará en la Cámara de Diputados. El extenso debate en el plenario de comisiones, que contó con más de 700 expositores, lo hizo cambiar de opinión. En diálogo con BigBang, relata cómo fue que decidió respaldar el proyecto, a pesar de sus convicciones religiosas.


Catalán Magni cuenta que desde un comienzo de la discusión se ancló a su mirada religiosa. “Soy católico apostólico romano, mi mamá muy ligada a la Iglesia, yo fui monaguillo”, dice, al tiempo que aclara: “Estaba equivocado, hay que despenalizar el aborto”.

- ¿Por qué decidió cambiar la postura respecto al aborto?

-Cuando plantee mi mirada en el inicio de la cuestión dije que venía de una concepción muy conservadora y que estaba a favor de la vida, pero dispuesto a escuchar. Recibimos profesionales de mi provincia, figuras de la medicina, de la cultura, figuras públicas que plantearon su mirada. Más allá de la concepción de la que uno venga hay que tratar de tener la mejor legislación para la realidad que nos toca. Sin duda no es que uno está a favor del aborto, sino que hay que ampliar la mirada. Hay que estar muy encima de la legislación, tiene que ser la mejor ley, que la justicia esté sobre el tema, que el Estado acompañe antes y después de la decisión, que sean 14 semanas como tope. Una suma de cosas que dentro de la realidad que nos toca, es la mejor legislación con la mayor cantidad de límites para tomar la decisión.

Julio César Catalán Magni, el senador que cambió de postura en el debate por el aborto.

- Me imagino que esta “concepción conservadora” de la que habla debe tener que ver con su edad, con su familia, con el lugar donde creció. ¿A qué la atribuye?

-A eso mismo. Soy católico apostólico romano, mi mamá muy ligada a la Iglesia y al catolicismo, monaguillo. Un poco la concepción, con casi 50 años, está anclada en la edad que tengo, en mis vivencias. A partir de esas miradas creo que hubo una discusión en los últimos años desde el matrimonio igualitario, la fertilización asistida, la despenalización del aborto. No es que se está a favor o en contra de algo en particular, sino de ir adecuando la legislación, la mente y la mirada a los tiempos que vivimos. No ser ni una persona anclada en la historia y en el pasado, ni tampoco que sea un libertinaje.

- ¿Tiene familia, hijos, esposa?

-Sí, estoy casado, tengo cuatro hijos.

- Imagino que, como parte de su trabajo, debe charlar de muchas cosas que ocurren en el Congreso con su familia.

-Sí, somos una concepción familiar tana. Vieja, cinco hermanos, cuatro hijos, mesa familiar grande los domingos, con sobrinos, hijos, cuñados, hermanos.

El proyecto comenzó a ser debatido formalmente en el Congreso en marzo pasado.

- ¿Y algún familiar lo cuestionó por su cambio de opinión?

-Siempre genera debate. Yo creo que si es constructivo, siempre suma. El tema es cuando se sesga y no permite consensuar diferencias. Está bueno que así sea. Ni mi familia, ni mis hijos ni mis hermanos tienen que hacer nada para que sepan que los quiero, ni yo para saber que me quieren, y que quieren lo mejor para mí y yo para ellos. No hay hipocresía en esa mirada.

- ¿Qué piensa de los cambios que se introdujeron al proyecto original?

-Todo eso tiene una segunda mirada, de un profesional: un médico, un jurista. Hay que discutir la mejor legislación. Había que tener una mirada para las chicas de entre 13 y 16 años; de los profesionales que tal vez no tengan la decisión de avanzar con el aborto en este momento de su carrera y quieren eximirse. Todo eso surge del debate, tratando de lograr la mejor legislación con voces de todos los ámbitos. Es algo muy sensible para la sociedad.

- ¿Qué piensa que puede ocurrir en el Senado?

-En cosas tan sensibles como estas siempre ha habido una actitud muy en línea con lo que llega de la Cámara baja.

Pichetto anticipó semanas atrás que respaldará la despenalización del aborto.

- ¿El bloque Justicialista va a unificar una posición y va a respaldar el proyecto, tal como anticipó Pichetto?

-Yo creo que sí, va a haber una discusión como ocurre en temas sensibles siempre. Pero también va a haber una actitud como la que tuve yo, de empezar a rever algunas cuestiones que sin dudas tienen que ver con entender el momento en el que nos toca vivir. Tenemos una discusión sana, interna, que permite generar consensos, y no creo que esta sea la excepción.

- ¿Puede pasarle lo mismo que le pasó a usted a otros diputados o senadores?

-Hay una madurez que hay que tener todos. No hay que negar la concepción que uno tiene. Eso es lo que nutre las audiencias públicas, el debate, el consenso, escuchar voces teniendo una mirada amplia que permita no sesgarse al discurso personal. Eso nos lleva a cometer muchísimos errores, hay un camino para explorar, para trabajar, para construir una sociedad con más compromisos. Amerita una discusión donde se pueda decir “pensé que era de una manera y era de otra”.

- ¿Qué mensaje le daría a los diputados que aún no expresaron su postura?

-No siento que deba dar mensajes. No me siento con ese rol, con ese valor ni ese protagonismo. Cuento lo mío, lo personal. Creo que hay que adecuar los tiempos, las responsabilidades, cuando uno ocupa un cargo público, uno ya no actúa por uno, sino por lo que necesita la sociedad en un momento en particular.

Temas

  • Julio Catalán Magni
  • Camara de Diputados
  • Iglesia
  • Estado
  • catolicismo
  • Congreso

Comentarios