Secciones
Coparticipación

El show de la oposición por el anuncio presidencial y la avanzada judicial de Larreta

Un nuevo round por el fallo de la Corte Suprema.

El presidente Alberto Fernández garantizó hoy el cumplimiento del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordenaba al Poder Ejecutivo nacional la devolución del 2,95 por ciento de los fondos coparticipables a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y garantizó que pagará la deuda con bonos TX31. Lo que en una lectura simple fue interpretado por ajenos al ring político como un "retroceso", lo cierto es que el presidente no sólo ratificó la apelación a la medida, sino que además avanzó y pidió la recusación de los jueces, así como el envío al Congreso de un proyecto a ser tratado en sesiones extraordinarias.

"El fallo se está incumpliendo más allá de lo que se diga, seguimos con los pasos previstos", afirmó Larreta después del anuncio presidencial, desde la sede oficial de su gobierno en Parque Patricios. Fueron el procurador de la Ciudad, Gabriel Astarloa, y el ministro de Justicia y Seguridad, Marcelo D’Alessandro, quienes recomendaron seguir en la misma línea que habían elaborado durante el fin de semana, pese a la disposición del Ejecutivo nacional.

También se sabe que desde la oficina de Larreta están elaborando una segunda instancia en la estrategia judicial, que implica una denuncia penal para Fernández, así como también contra el ministro de Economía, Sergio Massa, y funcionarios del Banco Nación.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Hasta el momento, todas las denuncias al respecto cayeron en el Juzgado Federal 6, encabezado de forma interina Daniel Rafecas. La investigación de los hechos el magistrado la volcó al fiscal Ramiro González, quien también tiene a cargo otra causa de inmensa importancia en la política nacional, la que investiga la cumbre secreta de jueces, funcionarios opositores y representantes del Grupo Clarín, en la estancia de Lago Escondido que pertenece al magnate británico Joe Lewis.

Otra de las personas que sí avanzó en materia penal contra el Poder Ejecutivo fue la diputada nacional Sabrina Ajmechet, del riñón de Patricia Bullrich, quien demandó a Fernández por las figuras legales de sedición y traición a la Patria; demanda que la propia presidenta del PRO decidió suspender luego del anuncio de Fernández.

"¡Ganamos! El Gobierno no pudo romper el Estado de derecho de la Argentina. Suspendemos la denuncia por sedición mientras se mantengan dentro del Estado constitucional", tuiteó la ex ministra de Seguridad durante el mandato de Mauricio Macri.

El diputado nacional cordobés Mario Raúl Negri, de la Unión Cívica Radical (UCR), fue un poco más irónico para referirse a la decisión que tomó esta mañana el Gobierno nacional. "Parece que alguien reflexionó en Navidad. De todas formas: ver para creer", publicó.

En otro tweet cuestionó las formas con las que que el Poder Ejecutivo nacional pretende terminar el conflicto. "El bono TX31 con el que Alberto Fernández quiere pagarle a CABA es un pagadios que no cotiza en el mercado y no se negocia. A los amigos como Kicillof, Plan Platita: dinero contante y sonante. A los opositores, papeles de deuda a 9 años. Casi casi un Plan Bonex", criticó.

Otro de los que se sumó a las repercusiones fue el diputado nacional Alejandro Finocchiaro, quien le dio una nueva definición a lo que anunció Fernández. "Recular en chancletas, se decía en mi barrio…", escribió el ex ministro de Educación.

El presidente de la Coalición Cívica de Elisa "Lilita" Carrió, Maxi Ferraro, también optó por apretar el acelerador. "¡Cumpla el fallo! Pague a la Ciudad de Buenos Aires lo que le robó. Los millones de argentinos que vivimos, trabajamos, estudiamos y disfrutamos de esta Ciudad no queremos papelitos", twitteó.

El que tuvo una posición más centrada fue Miguel Ángel Pichetto, quien fuera presidente de la bancada kirchnerista en el Senado durante muchos años y luego candidato a vicepresidente de Macri en su trunco intento por obtener la reelección.

"Me parece razonable evitar un conflicto de poderes por parte del gobierno nacional, y buscar una salida al pago de sus obligaciones para con la Ciudad. De lo contrario, los efectos en la economía y la institucionalidad del país hubiesen sido demoledores", escribió Pichetto, quien hace unos días confirmó que se mantendrá junto al ex presidente de Boca Juniors, con una foto donde se lo ve reunido con Macri.

La diputada nacional Graciela Ocaña, otra figura que fue parte del kirchnerismo y que ahora forma parte de las huestes opositoras, también celebró el anuncio presidencial, aunque aprovechó para hacer mella en su carácter dubitativo. "Nos alegramos que el Presidente haya decidido no levantarse contra unos de los 3 poderes del Estado. Finalmente acatará el fallo de La Corte. Eso sí, después de tanta amenaza y fulbito para la tribuna, este es un nuevo papelón del Presidente y van...", publicó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!