Secciones
Política

El trabajo post-pandemia: la distancia entre compañeros es muy baja en fábricas y los "unicornios" pronostican home office para todo 2020

Un informe de CIPPEC revela que la mitad de los trabajadores argentinos trabajan a menos de un brazo de distancia de sus compañeros. Cómo será el mundo del trabajo cuando se supere el pico de casos pero aún no haya vacuna. Qué harán las grandes empresas.

“Tengo a una parte de los empleados trabajando en la fábrica y a otra parte en sus casas, algunos haciendo teletrabajo”. Un importante empresario bonaerense describe ante BigBang su nueva realidad desde hace casi un mes, cuando su rubro fue exceptuado del aislamiento y pudo volver a producir, aunque con un esquema de distanciamiento para evitar posibles contagios de coronavirus.

Mientras la economía se desploma desde hace casi tres meses sin freno por la pandemia y el Gobierno inyecta recursos para paliar la caída, el futuro del mundo laboral asoma como una de las mayores incertidumbres. No sólo por el crecimiento de la desocupación, que según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) podría afectar a 1.500 millones de trabajadores en todo el mundo, sino por cómo la “post-pandemia” afectará los modelos de producción.

De hecho, casi todas las actividades que volvieron a producir lo hicieron bajo protocolos sanitarios que implican desde menos empleados hasta la división por turnos, garantizando la distancia social, un tema clave, si se tiene en cuenta que de acuerdo a un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), la mitad de los trabajadores argentinos tiene menos de un metro de distancia de su compañero en las oficinas y fábricas. El dato es clave y se extiende a decenas de rubros y actividades: desde un dentista hasta un deportista; desde un operario de una fábrica hasta un colectivero. "La mitad del mercado de trabajo argentino trabaja a un brazo de distancia o menos de su compañero".

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

Se trata de un tema clave, que las empresas más grandes buscan resolver de distintas formas. Los “unicornios” – empresas de base tecnológica valuadas en más de mil millones de dólares – ya planifican un esquema de teletrabajo. Mercado Libre, por ejemplo, ya avisó a sus trabajadores que hasta dentro de varios meses no se regresará a las oficinas, del mismo modo que Globant, que ya operaba con el home office para muchos de los empleados. A nivel mundial, Facebook suspendió las reuniones con más de 50 personas hasta junio del año que viene; Twitter dijo que habilitaría a los empleados a trabajar desde sus hogares y Google precisó que sólo permitirá que trabaje un 20 por ciento del personal en oficinas durante 2020.

“Se debería lograr una economía que funcione con menor contacto físico que antes, cada empresa tiene una realidad distinta, pero seguro que va a ser un mundo laboral con menos contacto”, anticipó a BigBang Ramiro Albrieu, investigador principal del Programa de desarrollo Económico de CIPPEC. Su informe, elaborado junto a Megan Ballesty, comparó la proximidad entre trabajadores de cada rubro y reveló que sectores como la administración pública, los servicios profesionales, inmobiliarios y servicios financieros tienen niveles de acercamiento entre personas bajo; mientras que los servicios personales (peluquerías, por ejemplo), salud, comercios e industria y servicios sociales tienen niveles de proximidad mayores.

Albrieu sintetiza que los sectores donde la proximidad entre trabajadores sea mayor deberán afrontar mayores costos. “Van a tener otros ritmos. Una empresa de transporte público, más allá de la estructura de subsidios, está acostumbrada a trabajar con los colectivos llenos y ahora van a tener que ir con muchos menos pasajeros. Con la construcción va a ocurrir lo mismo. Se va a tener que repensar todo el proceso”, remarca.

El investigador además aclara que no se trata de pensar cómo será el mundo del trabajo cuando se supere a la pandemia gracias a una vacuna, porque eso ocurrirá en un plazo más largo, dentro de un año o más. "Hay dos instancias de normalidad: con y sin vacuna, porque no se puede estar con la actividad económica parada por mucho tiempo", sostuvo. Además, remarcó que muchos rubros exceptuados tampoco están a salvo de la crisis, porque para el funcionamiento ordenado de la economía se requiere una mayor demanda. "Hay sectores que abren y trabajan utilizando muy poco de su actividad instalada, es complejo porque hay una parte de la economía parada, no tiene ingresos para comprar, pasa no sólo en hogares, sino también en las empresas".

LA ADMINISTRACIÓN DE LA CRISIS

Con la continuidad de la cuarentena otras dos semanas en el área metropolitana y buena parte del país saliendo lentamente de las medidas de aislamiento, el objetivo del Gobierno es ralentizar la caída de la economía y evitar un daño total en el sistema productivo. “El objetivo es mantener vivo el aparato productivo, que esté lo mejor posible cuando esto pase”, explicaron a BigBang fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matías Kulfas.

En el Gobierno miran con especial atención los datos de actividad económica, que en los primeros meses de la cuarentena permiten graficar el impacto del desastre que provocó la pandemia en la economía: sólo en marzo – que tuvo apenas diez días de cuarentena total – la actividad económica se desplomó un 11,5 por ciento. Los datos de abril se conocerán a mediados de junio, pero el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala anticipó una caída del 18,5 por ciento interanual. La expectativa de Kulfas es que en mayo haya un leve repunte, debido a que muchas fábricas ya retomaron, al menos de modo parcial, la producción.

En este sentido, en el último mes se otorgaron permisos a más de mil fábricas de diversos rubros para volver a trabajar. “La pandemia hace eclosionar un montón de cosas, veo una crisis terrible ahora, pero no creo que se agudice en el post-pandemia, cuando se pueda volver a producir”, se esperanzó ante BigBang un empresario cercano al presidente Alberto Fernández. Sin embargo, aclaró: “Sin ayuda del Estado muchas empresas no vamos a sobrevivir”.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Temas

  • Crisis económica
  • Economía
  • Coronavirus
  • Cuarentena
  • Test coronavirus
  • Enfermedad
  • COVID-19
  • Vacuna
  • Pymes
  • Unicornio

Comentarios