Secciones
Política

El yerno de Lázaro Báez denuncia un robo, extorsiones y amenazas: "Me piden millones y no tengo nada que ver"

En la estancia Monte Negro, ubicada a 80 kilómetros de la Río Gallegos sobre la ruta nacional 3 en Santa Cruz, un grupo de desconocidos se metió a la fuerza y mantuvo secuestrada a la familia propietaria. Los dueños de la propiedad son amigos de Marcos Muller, pareja de Luciana Báez, hija del empresario K, Lázaro Báez.


Lázaro y sus hijos. 

Según la denuncia, el ataque lo produjeron cuatro hombres encapuchados. A los propietarios los mantuvieron retenidos por cerca de 33 horas. Los golpearon en algunas oportunidades, los intimidaron e intentaron todo el tiempo averiguar la ubicación del presunto dinero enterrado en un contenedor que tendría Muller

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Como no obtenían información amenazaron por teléfono al yerno de Báez y hasta lo extorsionaron. Se fueron del lugar llevándose una camioneta Hilux, 28 armas, jarras de plata, un drone, cuchillos y una laptop, entre otros elementos, luego de mantener capturados a los Jamieson y a su casero. Hasta aseguraron "plantar pruebas falsas” si los denunciaban y que iban a volver si Muller no colaboraba.

La denuncia quedó realizada por Esteban Jamieson, dueño de la propiedad. El episodio ocurrió en septiembre pero salió a la luz este jueves, a pocos días de que empezara el juicio oral y público por la ruta del dinero K.

BigBang dialogó con Marcos Muller

-¿Cómo fue el robo?

-Pasó lo que se dice, pero no fue tan así. Entraron y primero capturaron al casero. Luego de unas horas llegaron mis amigos a su casa y también los retuvieron. De paso te cuento que la casa tiene más de 100 años. Es una propiedad que compró un bisabuelo, es una historia hermosa, de una buena familia, que no tienen nada que ver. Hasta hay un libro sobre la casona. Lamento que hayan pasado por todo eso cuando no tenemos nada que ver. Le preguntaron por el contenedor, creían que está escondido en la estancia. Los ataron en sillas, y pasaron la noche revisan, rompiendo cosas. Me llamaban y me amenazaban, decían que filmaron la casona, que la darían a conocer a los medios. Hasta me ofrecían el nombre del soplón supuesto si les pagaba el monto que me pedían. 

-¿Cuánto dinero te pidieron?

-Primero me pidieron 10 millones, pero no aclararon si pesos o dólares. Y luego pedían 2 palos. Una locura. 

-¿Cuántas horas los retuvieron? 

-Se quedaron de un día para el otro. Estuvieron unas 33 horas. Todo el tiempo pedían por el dinero que yo supuestamente tengo, que no es así. No tengo nada que ver.

-¿Qué se llevaron? 

-Robaron varias cosas. Por ejemplo, las armas están todas registradas, dejamos todo detallado en la denuncia realizada en el juzgado federal, porque hubo privación de la libertad, pero se declaró incompetente y pasó a la justicia provincial. 

-¿Tomaste alguna otra medida de seguridad?

Muller: Tomé todas las medidas que puedo tomar. Hicimos la denuncia al instante. Hablamos con Gendarmería. Nos pusimos a disposición de la Justicia. No tenemos nada que ocultar. Tengo seguridad personal, al igual que la familia.  

-¿Lázaro Báez está en conocimiento del hecho? ¿Hablaste con él? 

-Pasó seis años sin hablarme. Luego de eso, tengo una buena relación, cordial. Nunca participé en nada, sólo es mi suegro. Tengo ese vínculo. Nada más. Sobre este episodio te puedo decir que se enteró, supo que hicimos la denuncia. Y seguimos adelante con lo que sea necesario.

-¿Qué pensás sobre los dichos que te vinculan a la llamada 'ruta de dinero K'?

-Dicen cualquier cosa porque tienen un micrófono y salen a buscar algo que no es. Es mi forma de ver. Yo tengo que andar con custodia, me amenazaron, me piden plata. 

-¿Cómo se preparan para el juicio? ¿Cómo están?

-Estamos tranquilos por un lado, pero por lógica es una situación compleja. Estoy acompañando a Luciana, ella está pasándola mal. 

-¿Cómo es tu relación con la familia Báez?

-Con Luciana estamos atravesando una crisis de pareja pero seguimos juntos, siempre la voy a acompañar. Con el resto tengo una relación normal. La familia no tiene nada que ver, nunca participaron en nada. 

LA BÚSQUEDA DEL TESORO

El ataque de los delincuentes tiene como objetivo encontrar los supuestos contenedores con dólares o euros enterrados por Báez y que, hace unas semanas, fueron buscados sin éxito por el juez federal Claudio Bonadio en la estancia Cruz Aike.
Lo cierto es que un peritaje mostró que unos días antes de que llegaran los gendarmes con equipos de vialidad había habido movimientos extraños de tierra en el suelo de la estancia.

Muller insiste con que no tiene nada y cuando asegura "dicen cualquier cosa porque tienen un micrófono", se entiende que se refiere a la mención de "dólares húmedos" expresada por el financista Leonardo Fariña, quien se "arrepintió" ante el juez federal Sebastián Casanello y ahora colabora con la Justicia, entre otros testigos. Algo parecido aseguró el financista Ernesto Clarens en la causa de los cuadernos de las coimas. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!