Secciones
Política

En qué consiste el nuevo Plan Qunita y el valor del diseño a la hora de mejorar la calidad de vida

Los kits serán elaborados por personas privadas de la libertad del Servicio Penitenciario Federal.

El Gobierno nacional lanzará Sueño Seguro, el programa inspirado en el Plan Qunita, que contempla la distribución de los primeros 14 mil kits de cunas para bebés de hasta seis meses. Serán elaborados por personas privadas de la libertad del Servicio Penitenciario Federal y tienen como objetivo "reducir las muertes infantiles domiciliarias y contribuir tanto a la salud física y mental". El valor del diseño argentino aplicado para la resolución de problemas sociales y el impacto que tendrá en la calidad de vida de quienes los reciban.

"Catorce mil kits para Sueño Seguro, elaborados por personas privadas de la libertad del Servicio Penitenciario Federal, para bebés de hasta 6 meses priorizando criterios sanitarios. Un programa que protege a quienes más lo necesitan, que genera trabajo e inclusión, que amplía derechos de nuevo", publicó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en su cuenta de Twitter.

La ministra publicó fotos junto a los internos del penal de Marcos Paz, los cuales fueron los encargados de armar las cunas, durante su visita al predio junto a su par de Justicia, Martín Soria. En el Boletín Oficial de este martes, se publicó la Decisión Administrativa 175/2022, que lleva la firma de Vizzotti y el jefe de Gabinete, Juan Manzur; que aprueba la contratación directa para la adquisición de 14.000 kits de cuna-moisés y accesorios, que se realiza en el marco del Plan de los 1000 días que ofrece asistencia durante el embarazo y los primeros tres años de vida de niños y niñas. La iniciativa se basa en el programa Qunita,  el plan que fue suspendido durante la gestión de Mauricio Macri.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La operación será por un monto de $277.200.000, al tiempo que la norma faculta a la ministra para la "ampliación, disminución, resolución y rescisión respecto de la Contratación Directa Interadministrativa". El monto de la compra se "imputará con cargo a las partidas presupuestarias del Ministerio de Salud", aclara el texto. Entre los considerandos se detalla que el fin de la contratación es "reducir las muertes infantiles domiciliarias y contribuir tanto a la salud física y mental".

El Plan Qunita y el valor del diseño como herramienta de transformación social

Las cunas fueron diseñadas por el Estudio Polenta y el proyecto se convirtió en un ejemplo claro de cómo el diseño no sólo puede sumar valor agregado, sino resolver los problemas del día a día. "El diseño sirve para hacernos la vida mejor y para solucionar problemas, eso es lo más importante. Qunita es eso: no está pensada para el mercado, sino que está pensada para resolver el problema de las muertes por colecho. Eso es el diseño para nosotros también", graficó Pablo Bercovich, subsecretario de Productividad y Desarrollo Regional PyME.

En efecto, el proyecto ya fue presentado para participar de la próxima edición del Sello de Buen Diseño que distingue a los productos de la industria nacional que se destacan por su innovación, participación en la producción local sustentable, posicionamiento en el mercado y calidad de diseño.

"El diseño, más allá de generar satisfacciones en el mercado y crecimiento para las pymes; más allá de que requiere baja inversión relativa comparada con la compra de maquinaria por ejemplo, puede generar grandísimos resultados cuantitativos a la hora de la oferta, del valor del mercado", destacó el subsecretario, al tiempo que advirtió: "La importancia del diseño no es solamente la morfológica vinculada a los últimos eslabones de la cadena productiva, sino que también tiene que estar presente en los primeros eslabones; en las cuestiones vinculadas a la concepción de negocios".

La suspensión durante la "era Macri" y la denuncia que quedó en la nada

El Plan Qunita se implementó durante la gestión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner en el año 2015, pero fue luego discontinuado por la administración de Macri tras denuncias judiciales que realizó por una supuesta malversación de fondos por compras con sobreprecios. El reciente sobreseimiento de todos los procesados en la causa por inexistencia del delito volvió a visibilizar el programa puesto en marcha hace más de seis años y que refleja la importancia no sólo de las Pymes nacionales, sino también el valor del diseño como herramienta para solucionar problemas sociales.

En el mes de julio, el Tribunal Oral que debía juzgar a los 18 procesados por supuestos delitos en el llamado Plan Qunita de provisión de kits para recién nacidos sobreseyó a todos los acusados, al hacer lugar a un pedido fiscal por inexistencia de delito. La decisión de los jueces del Tribunal Oral Federal 8 benefició a ex funcionarios kirchneristas como Aníbal Fernández, Daniel Gollan y Nicolás Kreplak, entre otros, y a empresarios que proveyeron los insumos para el kit.

Los jueces Adrián Grunberg, José Michilini y Ricardo Basílico ordenaron además levantar los embargos que había dictado en el caso el fallecido juez federal Claudio Bonadío. El Tribunal resolvió dictar los sobreseimientos luego de un contundente dictamen de la fiscal de juicio, Gabriela Baigún, quien demolió la denuncia original de la diputada Graciela Ocaña y -en base al análisis de dos pericias contables- concluyó que no hubo perjuicio para el Estado.

En ese sentido, aseguró que no fue direccionada la licitación y subrayó que el kit cumplía con el objetivo de lograr "un comienzo de vida equitativo". En los seis meses que funcionó el plan nacional para reducir la principal causa de mortalidad infantil entre los sectores de menores recursos -el colecho- se distribuyeron 74.408 kits a 289 maternidades en todo el país, de los cuales 43.600 (un 60 por ciento del total repartido) fueron entregados a las familias.

En agosto del año pasado, la propia Cristina había participado del lanzamiento de un plan basado en el programa "Qunita" para el municipio de Lomas de Zamora con el objetivo de reducir la mortalidad infantil por colecho y acompañar a las mujeres embarazadas en su periodo de gestación y luego del nacimiento de sus hijos. "Esta reedición de Qunita me gusta más que la que hicimos en 2015", había señalado la mandataria.

Acompañado por el intendente Martín Insaurralde (Frente de Todos), la vicepresidenta presentó el programa municipal inspirado en el plan Qunita. "Así como la AUH garantiza que los chicos vayan al colegio y tengan control sanitario, para poder tener la Qunita va a ser necesario comenzar el control prenatal desde el primer trimestre", había afirmado por entonces. Medio año después, el gobierno lanzó su propia reedición del Plan Qunita para el armado de las cunas y accesorios como chupetes, bolsos maternos, sonajeros, camisones, pantuflas, protectores mamarios, entre otros artículos, con el Ente de Cooperación Técnica y Financiera del Servicio Penitenciario Federal (ENCOPE).

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!