Secciones
Preocupación

Escándalo: el Nación prestó el 20 por ciento de su patrimonio a una empresa durante el macrismo

Es Vicentín, una agroexportadora que entró en cesación de pagos el 5 de diciembre pasado. ¿Y ahora?

La empresa cerealera Vicentín -dicho sea de paso, la máxima aportante a la campaña de Juntos por el Cambio- entró en cesación de pagos o "default" el pasado 5 de diciembre. La noticia fue pública entonces. El problema de la empresa afecta muy seriamente al Banco Nación, que le prestó nada menos que $18.370 millones de pesos, o sea, alrededor del 20 por ciento del patrimonio del banco.

Ningún otra entidad financiera le prestó una cantidad semejante: según informa La Política Online, el banco siguiente en la línea de créditos recibidos por Vicentin es el Provincia con 1.623 millones de pesos, o sea menos de la décima parte. La magnitud del préstamo viola normativas internacionales y afecta la estabilidad del banco, que por entonces presidía Javier González Fraga, el mismo funcionario que cuestionaba que durante el kirchnerismo a los "empleados medios" les habían hecho creer "que su sueldo servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior".

Vicentín, a través de tres de sus empresas, participó en la campaña del macrismo con un aporte de $13.500.000  pesos. Una ganga, considerando que se trata de menos del uno por mil del préstamo que recibió durante el gobierno de Macri. Su "hombre fuerte" es Alberto Padoán, ex presidente de la Bolsa de Comercio. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“La empresa estaba en categoría 1, es decir que aunque estaba incumpliendo sus pagos era considerada una empresa normal. Se la pasó a categoría 4, que quiere decir que tiene alta probabilidad de incobrabilidad, el paso previo a la quiebra o a una convocatoria de acreedores”, explicó el vocero del banco, Sergio Resumil, en diálogo con Gustavo Sylvestre.

Vicentín es la sexta exportadora de granos y productos agrícolas de la Argentina y dijo estar atravesando una situación de "estrés financiero" debido a que los productores apuraban sus ventas ante la posibilidad de que el Gobierno de Alberto Fernández aumentara las retenciones. 

Resumil explicó que el BNA "suspendió el flujo de recursos a la empresa” y que hasta el momento Vicentín no presentó ninguna propuesta de pago.

"Lo que ocurre habitualmente es que abran una vía de negociación con su cadena producción o entidades financieras. Pero no se advierte ninguna voluntad. En 2018 facturó 118.000 millones, es decir que la deuda era el 15% de esa facturación. Para el banco no es grato que una empresa quiebre, pero estamos obligados a proteger nuestros activos, porque tenemos ocho millones de clientes”, aseguró.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!