Secciones
¡ni un mimo al gato!

Escracharon a Mauricio Macri en Ituzaingó: "Danos de comer con lo que te robaste"

El ex presidente caminó cuatro cuadras por la calle Coronel Brandsen y pasó un mal momento al intentar saludar a un canillita. 

Y un día, Mauricio Macri volvió a recorrer las calles como lo hacía durante su gestión con la mira puesta en las elecciones de 2023-. El martes estuvo circulando por Vicente López, uno de los municipios gobernados por el Pro en Buenos Aires, y este miércoles se dejó ver caminando por una zona comercial de Ituzaingó, uno de los baluartes del peronismo en el conurbano bonaerense. "Acá no sos bienvenido, yo no te doy la mano", lo recibió uno de los vecinos. 

Macri recorrió algunas cuadras -en total ¡CUATRO! de la calle Coronel Brandsen- del distrito acompañado por concejal de Juntos por el Cambio, Gastón di Castelnuovo, quien aspira a ocupar la intendencia y doblegar al intendente Alberto Descalzo, del Frente de Todos. Durante ese breve recorrido, charlaron -o al menos lo intentaron- con algunos vecinos que no se tomaron de buena manera la presencia del ex presidente. Otro de los que estuvo presente fue Hernán Lombardi, actual diputado y ex titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos durante la presidencia de Macri, durante la que despidió a cientos de periodistas de los medios públicos sin motivos. 

En uno de los tantos videos que circuló por las redes sociales se lo puede ver a Domingo, canillita de aquel municipio, negándose a saludar a Macri. “Lo lamento por vos”, le respondió Mauricio ."Danos de comer con lo que te robaste", dijo su compañera, Marisol. Desde el Pro le quitaron dramatismo y detallaron que el ex mandatario transmitió su preocupación por la situación económica actual del país.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Además, señalaron que Macri pronosticó que el país atravesará momentos complicados en los próximos meses. Durante su visita, Macri pidió mantener la “esperanza”, la “expectativa” de que haya un “cambio” de rumbo en el país en 2023 y escuchó reclamos por la inseguridad y la espiral inflacionaria. “Sentimos que hay mucha demanda de cambio”, comentaron allegados a Macri.

 

Sobre las críticas y los insultos que recibió, destacaron que fueron hechos por "kirchneristas" y se mostraron satisfechos con el recibimiento. “Nos fue muy bien. Le pedían selfies y lo saludaban. Nos decían: ‘vuelvan’”, aseguraron. Por ahora, Macri ya visitó Monte Chingolo, en Lanús, tocó timbres por Tolosa, La Plata, junto a Vidal, y visitó Vicente López, donde gobierna Soledad Martínez, la sucesora de Jorge Macri.

No es la primera vez que Macri es insultado. Por ejemplo, en julio de 2019 un hombre violó la seguridad presidencial, quedó cara a cara con Macri y lo increpó en la ciudad de Córdoba, cuando el mandatario ingresaba a un restaurante para cenar con el gobernador Juan Schiaretti. El hombre le reprochó que su gobierno "ha vaciado el país" y mientras era apartado rápidamente por los custodios, lanzó: "Hijo de puta".

 

En octubre de 2017, el auto que trasladaba a Macri sufrió agresiones en tres oportunidades, siempre a manos de un reducido grupos de personas, identificadas con banderas de los pueblos originarios, que arrojaron huevos a la comitiva del por entonces mandatario. Aquel año, también fue increpado e insultado por un grupo de personas a la salida de la iglesia del Santísimo Sacramento de la ciudad bonaerense de Tandil.

De acuerdo a las imágenes, unas diez personas comenzaron a insultarlo, mientras un efectivos de la policía intentaban alejaras. En marzo del 2020, fue escrachado arriba de un avión junto a su esposa Juliana Awada, mientras viajaban a Bogotá. "Ladrón, arruinaste al país. ¿No te da vergüenza?", le gritó una pasajera. Sin embargo, al igual que le ocurrió al canillita en esta oportunidad, Macri le llegó a responder: "No creo", le había dicho. 

Por estas reacciones, se llegaron a armar puestas en escena. Por eso, la movida política de Macri que se convirtió en un verdadero escándalo ocurrió en junio de 2016. Aquel día, desde la cuenta de Macri publicaron una serie de fotos del presidente charlando con pasajeros de la Línea 520 de Pilar. En las imágenes también aparecían el entonces ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal

 

Desde presidencia, señalaban: "El presidente Mauricio Macri compartió un viaje en colectivo con vecinos del municipio de Pilar y les explicó detalles del plan del Gobierno nacional para mejorar los principales corredores viales en el conurbano bonaerense, que beneficiará a más de 870 mil usuarios del transporte público". Pero todo resultó un fraude, ya que a las pocas horas se supo que todo se había tratado de una puesta en escena.

El supuesto acto de Macri se trataba de una farsa. El colectivo había sido estacionado en un descampado. El entonces primer mandatario estaba rodeado de agentes de seguridad. Ninguno de los supuestos pasajeros se podía acercar a él hasta el momento de las fotos. A 100 metros del lugar, la Policía había cortado el paso a todos los transeúntes. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!