Secciones
Política

Estados Unidos tiene millones de vacunas que dejará "vencer" por culpa de la guerra de laboratorios

Hay al menos diez millones de dosis de la vacuna Johnson & Johnson y otros millones de Pfizer y Moderna que vencen en las próximas semanas.

El lujo es vulgaridad y, en este caso, la opulencia es violencia geopolítica. Mientras la gran mayoría de los países con menos recursos batallan con los distintos laboratorios a nivel mundial para poder acceder a las vacunas y avanzar lo antes posible con sus respectivas campañas de inoculación contra el Covid-19, Estados Unidos enfrenta ahora otro problema: tras acaparar la mayor producción de vacunas, ahora tiene millones de dosis que están a punto de vencer y que, por el momento, tampoco piensa en donarlas a los países más necesitados.

De acuerdo a la publicación de The Wall Street Journal, se trata de millones de vacunas de Johnson & Johnson, Pfizer y Moderna que vencerán en las próximas semanas. ¿Cuál es el motivo? Además de que el país del norte tiene una gran cantidad de población "anti vacunas" que todavía se resiste a la inoculación, la decisión del Gobierno de Estados Unidos se suspender por tres días la administración de las dosis de Johnson & Johnson para evaluar un posible riesgo de trombosis hizo que miles de personas cancelaran sus turnos y dejaran esas dosis sin aplicar.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Los números del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades son claros: se aplicaron sólo el 50 por ciento de las 21,4 dosis de Johnson & Johnson, mientras que la inoculación de los embarques de Moderna y Pfizer alcanza ya el 83 por ciento. La desconfianza que se generó en torno a la Johnson & Johnson forma parte de la guerra de laboratorios, quienes siguen pujando para ganar la mayor cantidad de mercados a nivel internacional.

Si bien el Gobierno tiene la posibilidad de donar o exportar las dosis que están por vencer, lo cierto es que la administración de Joe Biden decidió acelerar las promociones especiales para lograr que los estadounidenses pierdan el miedo a la Johnson & Johnson y es por eso que comenzaron a distribuir las dosis en consultorios médicos y farmacias. 

¿Por qué no las donan? Hay dos argumentaciones oficiales. En principio, todavía no hay estudios que permitan extender la vida útil de las vacunas, que vencerán a finales de junio. El proceso de distribución y traslado podría generar que no llegaran en buen estado a los países de destino, abriendo la posibilidad de posibles "problemas legales y logísticos" para Estados Unidos. Pero, en caso de alcanzar acuerdos en tiempo récord, la administración de Biden tampoco quiere asumir el rol del "Estado que regala dosis a punto de vencer", cuando China y Rusia se posicionan en términos geopolíticos como los países más "solidarios" de la pandemia.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!