Secciones
Visita por argentina

Evo Morales cuestionó los "golpes judiciales" en la Argentina y evitó reunirse con Macri

El presidente de Bolivia, Evo Morales, recibió una distinción rodeado de dirigentes cercanos al kirchnerismo, en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), donde mostró su preocupación por el avance de los “golpes congresales o judiciales” en la región. Su visita no incluyó un encuentro oficial con Mauricio Macri, en medio de una fría relación entre ambos países.


Morales recibió el viernes el doctorado Honoris Causa de la UMET, entregado por el rector de la universidad, Nicolás Trotta, y el jefe del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios y Renta Horizontal (Suterh), Víctor Santa María, presidente del PJ porteño. Durante un encendido discurso, el presidente boliviano apuntó a los gobiernos de derecha que tuvieron un avance en la región en los últimos años. “Estamos con algunas debilidades en América latina, pero tengo mucha confianza en los movimientos sociales”, remarcó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Las transformaciones estructurales vienen de las luchas de los movimientos sociales”, agregó Morales, quien remarcó que en su país ayudaron a garantizar la estabilidad social y política, que permitió garantizar la estabilidad económica. De hecho, Bolivia es el país mejor posicionado en la región en este aspecto: la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó un crecimiento del 4,5 % durante 2018, frente a un escenario como el argentino, donde las estimaciones indican que la economía caerá un 2,5 por ciento.

“Antes había golpes militares, enfrentamos una temporada de gobiernos neoliberales. Ahora no va a haber golpes militares. Las fuerzas armadas también tienen que tener principio, garantizar la soberanía. Ahora el imperio inventa otra clase de golpes: congresales o judiciales”, remarcó Morales, en lo que pareció no sólo una defensa de algunos ex presidentes latinoamericanos como Cristina Fernández de Kirchner y Rafael Correa – denunciados y procesados en varias causas -, sino también de Lula Da Silva, condenado y detenido en Brasil, y de su sucesora, Dilma Rousseff, destituida en 2016 por un proceso de juicio político donde hubo múltiples irregularidades.

En su discurso, el presidente de Bolivia aseguró que es importante “identificar a los enemigos externos”. “Desde arriba y afuera los imperios de turnos nos dividían para dominarnos. Y cuando lo conseguían democráticamente o con golpes militares, lo hacían para robar nuestros recursos”, puntualizó.

SIN REUNIÓN CON MACRI

La relación entre los gobiernos de Argentina y Bolivia atraviesa un período de frialdad. Durante su visita por el país, que incluyó además un encuentro con colectividades bolivianas, Morales no se reunió con Macri. Pero además, días atrás la propia Cancillería le advirtió el mandatario boliviano que “no se entrometa en la política local y se mantenga al margen de cualquier expresión partidaria”, luego de críticas y mensajes del presidente que mostraban cierta simpatía con Cristina Kirchner.

Incluso llegó a especularse que Evo podría reunirse con la ex presidenta durante su visita, algo que finalmente no ocurrió. El embajador argentino en Bolivia, Armando Álvarez García, sostuvo que la Cancillería planteó que en el viaje “Morales se abstenga de entrometerse en la política local”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!