Secciones
Trámites

Fariña reveló como se repartían las obras públicas los empresarios

El ex valijero Leonardo Fariña amplió su declaración indagatoria en la causa en la que el juez federal Sebastián Casanello investiga al empresario Lázaro Báez, y además de involucrar al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray en el supuesto cobro de coimas, describió como se adjudicaban las obras en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.


El ex valijero, quien actualmene está beneficiado con la excarcelación y a resguardo gracias al programa de testigos del Ministerio de Justicia, presentó un escrito de 38 páginas, en las que además describe supuestos aprietes del gobierno anterior a grupos empresarios.

Fariña sostuvo que el titular de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner era el coordinador entre las grandes empresas de decidir cómo se adjudicaban las obras públicas y sostuvo que llegó a ese lugar impulsado por el ex ministro de Planificación Julio de Vido.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"El ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Enrique Wagner, titular de Esuco y Safuco, antiguo empleador del arquitecto (Julio) De Vido en las obras del sur argentino, era el encargado de la recolección y cobranza entre las distintas empresas asociadas a esa entidad beneficiadas con esas obras. Fundamentalmente con la Dirección Nacional de Vialidad", sostuvo Fariña.

"Fue el propio De Vido quien negocio frente a la CAC para incluirlo a Wagner como Presidente de la Cámara. Para esto fue necesario modificar el estatuto dado que en primer lugar ESUCO era una Pyme y por lo tanto su titular no podía ser electo Presidente", dice la declaración.

el método

"Wagner como su segundo en aquel entonces Benito Roggio -dueño del grupo que controla Metrovías, es concesionario de autopistas y obras viales y de la extensión del subte línea E-, y otros integrantes de la Cámara, estuvieron metidos desde 2008 en secretas adjudicaciones de obras en la represa Yacyretá, con un sobreprecio promedio del 90 por ciento sobre el presupuesto original".

"Uno de los esquemas utilizado en la Cámara Argentina de la Construcción para la cartelización de las Obras Públicas era subdividirse en "camaritas" o "comisiones". Estos sub grupos empresarios se reunían en horarios y días específicos para consensuar sus reclamos, organizar los llamados "clubes", que no era otra cosa que el armado previo de las licitaciones estableciéndose quien "iba al frente", con qué precio, y quienes comprarían pliegos para presentarse y "acompañar", obviamente con ofertas exorbitantes, haciendo así "aconsejable" adjudicarle al que iba al frente.

"Estos sub grupos, se dividían en los llamados "vivienderos", los "viales", "obras del conurbano", esta última se reunía en la sede de La Plata y no en el edificio de Paseo Colon e Independencia, "obras públicas", "concesiones y privatizaciones", "legales".

López cobraba las coimas para De Vido, según Fariña.

Fariña sostuvo que se cambió el régimen de obras públicas con el pago de anticipos financieros de entre un 10 y un 20 por ciento del valor del contrato con el objeto de ayudar financieramente con la puesta en marcha de la obra "pero en realidad no fue otra cosa más que el propio retorno que se debía pagar por ser beneficiaria de la adjudicación".

"Si, así de simple, el “Estado” pagaba anticipos financieros de obras adjudicadas, algunas millonarias, y ese dinero no se destinaba a dar inicio a la ejecución de las obras sino que era el precio pactado a pagar por las empresas por ser beneficiadas con la adjudicación", añadió.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!