Secciones
Crisis

Faurie dijo que "no están dados los elementos" para describir lo de Bolivia como un golpe de Estado

En una conferencia de prensa el Canciller mantuvo la postura oficial y no se salió de libreto. Asimismo manifestó que reconocerán al presidente que elija la Asamblea Legislativa.

El Canciller, Jorge Faurie, salió a hablar luego de la breve mención que hizo el presidente Mauricio Macri sobre el golpe de Estado en Bolivia y remarcó la postura oficial del Gobierno de remarcar que no se trata de un golpe. "No están los elementos para describir lo que sucede en ese país como un golpe de Estado”, sostuvo Faurie en conferencia de prensa en donde planteó la necesidad de que ningún actor "asuma un papel que no le asignó la Constitución".

"No ha habido pedido de asilo por parte de Evo Morales ni en la embajada ni el territorio argentino", aclaró el diplomático. Consultado sobre si se trataba de un golpe de Estado del estilo clásico o una nueva modalidad de interrupción del mandato constitucional, Faurie dijo que "no están los elementos para describir esto como un golpe de Estado" porque "las Fuerzas Armadas no han asumido el poder", aunque reconoció que sí mantuvieron "diálogo con diferentes actores políticos".

"Lo que no tiene que ocurrir es que alguien asuma un papel que no le asignó la Constitución", agregó. Para el canciller, "los parlamentarios electos mantienen su mandato y ellos tiene que decidir" quién asumirá la conducción del país interinamente hasta que se llame a elecciones.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Faurie manifestó que el Gobierno aguardará a lo que suceda mañana con la Asamblea Legislativa en Bolivia en donde tendrán que elegirse quien ocupará la presidencia del Senado que, por la lógica de la línea sucesora, será ungido en la primera magistratura de ese país. “Hay que esperar lo que decida la Asamblea que será lo que respetará Argentina”, manifestó.

A lo largo de la conferencia de prensa evitó responder al menos tres preguntas de los periodistas acreditados en la Casa Rosada que apuntaban a que emita un juicio de valor sobre si la presión que recibió Morales por parte de las Fuerzas Armadas y de la Policía correspondían a una forma de golpe de Estado; Faurie evitó dar precisiones.

El presidente  de Bolivia renunció ayer por la tarde luego de que las Fuerzas Armadas le solicitaron que lo haga. Lo mismo sucedió con la Policía que decidió acuartelarse ante el estallido social que comenzó el 21 de octubre luego de las irregularidades en la elección presidencial cuyo recuento se frenó durante 24 horas cuando el resultado era adverso a Morales, y cuando se reinició el conteo se revirtió esa tendencia.

A eso se le suma la situación mediante la cual Morales llegó a presentarse luego de desoír la consulta popular de 2016 en donde perdió en las urnas en su intención de reformar, nuevamente, la Constitución para poder competir por un cuarto mandato. Para lograr esa empresa modificó la composición del Tribunal Electoral, removió vocales contrarios a su postura y consiguió, en 2017, que se lo habilite para presentarse por ser “su derecho humano”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!