Secciones
Política

Moreno: "Es la primera vez que pueden terminar con el peronismo por culpa de Alberto y CFK"

Entrevista con el ex secretario de Comercio.

Ingresar al local del partido político Principios y Valores, es como abrir un manual de historia, por la una impresionante cantidad de parafernalia peronista histórica cubriendo todas las paredes que hay en el lugar. Es que el espacio político que conduce el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno es, en sus propias palabras, un partido que busca "mantener prendida la llama del piloto del calefón" del movimiento, mientras que el Partido Justicialista tiene un presidente "socialdemócrata confeso".

La referencia es hacia el mandatario nacional Alberto Fernández, uno de los principales apuntados por Moreno como responsable del "peor gobierno" que existió en el país. La otra figura en la que más deposita la culpa de haber llevado "al pueblo a la derrota" es la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien tomó la decisión de la constitución de la fórmula con la que el Frente de Todos ganó la elección en 2019.

En su mano a mano con BigBang, el referente peronista apuntó con todo a ellos dos y no se guardó ninguna crítica hacia las políticas que llevaron adelante en los últimos tiempos. "Nosotros estamos preparando la fuerza teniendo claro que vamos a afrontar un enorme desafío. No alcanzó nuestra voz para decir que este era un gobierno socialdemócrata, pero las declaraciones de Cristina diciendo que esta era la peor derrota de la historia del peronismo, se la podría haber guardado. Fue innecesaria, porque no fue el peronismo el derrotado. No hubo políticas peronistas que fueron derrotadas, fueron las políticas socialdemócratas", precisó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Para muchos de los dirigentes que lo critican, el encono de Moreno hacia Cristina tiene más que ver que lo haya dejado afuera de los últimos armados electorales, aunque cuando se lo escucha argumentar sus posiciones y se toma relieve de la profundidad de sus críticas, se puede percibir que el vértice que los divide es más bien ideológico.

"Este es prácticamente el peor gobierno de la historia argentina. Mirá que he vivido gobiernos desastrosos, pero como este ninguno... peor que el de Mauricio Macri, porque todos los indicadores dan peor", cuestionó el polémico dirigente.

De cara a un año de elecciones presidenciales, Moreno consideró que, debido al desempeño y a esas definiciones de Cristina, se les hará cuesta arriba defender sus banderas,  por lo que desde su espacio apuntarán "a hacer una campaña doctrinaria diciéndole al pueblo y a la patria que esto no tuvo nada que ver con el peronismo".

"Del otro lado está Macri diciendo que tiene que terminar con el peronismo, y esta es la primera vez que pueden conseguirlo, por culpa de Alberto y de Cristina. Ni siquiera cuando nos mataban. nos torturaban, nos tiraban vivos de los aviones, teníamos dudas de la causa. Esta es la primera vez", confesó. 

Para el referente el cambio político de Cristina, de una mujer del nacionalismo popular a una concepción globalizadora, comenzó en 2014, cuando la entonces presidenta modificó su gabinete e incorporó a figuras como Áxel Kicillof y Jorge Capitanich, entre otros. Allí supuso que "era una opción para terminar su mandato", pero ahora consideró que no, que era un cambio en su concepción.

"La orientación socialdemócrata de Cristina comienza en aquel gabinete, continúa con la gestación de Unidad Ciudadana, con esa declaración tan poco feliz de 'tuve una idea', cuando en el peronismo hablamos en plural, o en tercera persona como Maradona. Nosotros estuvimos ese día en Comodoro Py y nos llamó la atención eso y el nombre de ciudadana. Después dividió el peronismo en 2017, y en el 2019 eligió al socialdemócrata de Alberto y completó el ciclo", describió.

 

También fue muy crítico con el plan económico que deslizó el ex viceministro de Economía de la Nación que ingresó en ese cambio de nombres de 2014, Emanuel Álvarez Agis. "Dice que hay que devaluar, que después hay que subir los salarios más que la devaluación, y que las tarifas más que los salarios. También dice que hay que poner retenciones, pero no dice que hay que poner Ley de Arrendamientos Rurales, entonces la termina pagando el productor y no la Sociedad Rural, los dueños de la tierra. Y para completar dice de congelar los precios de los bienes. Con lo cual estás destruyendo la industria en la Argentina", explicó.

Cuando se refirió a las dos últimas intervenciones públicas de CFK, jerarquizó la primera, la que dio en la UOM y no la del Estadio Único de La Plata, porque aseguró que esa fue "medular"

"Un horror el discurso de Cristina en la UOM. El peronismo es solidaridad, nunca competencia. Ella dice 'tuvimos que hacer lo que hicimos en la década ganada porque no había competencia, no había información, no estaba atomizada la oferta, si hubiesen esas tres condiciones, no hacemos lo que hicimos'. Eso fue lo que dijo", rechazó. Y continuó: "ante los trabajadores dijo 'nosotros defendemos la competencia'. Eso es una ideología anglófila. 'El hombre es lobo del hombre', es de los ingleses, que hasta se inventaron una religión como la anglicana. Y nosotros somos la sociedad de las hormigas, no la del león que mata al cachorro macho para no tener competencia. Somos distintos. Nosotros somos una mezcla de los viejos griegos, los romanos, los ibéricos, muchos africanos, y los pueblos originarios: toda gente solidaria. También somos recipiendarios de esos pueblos catarmarqueños que cuando venían los Incas antes de rendirse se suicidaban. Somos todo eso".

A la hora de las reflexiones y de las declaraciones picantes, Moreno siempre demostró no tener límites ni tabús para hablar de muchos temas que otros referentes de la política habitualmente esquivan. "¿Viste estos negros que ves vendiendo por Once? Viven por mi barrio. Y te digo que ya se agarraron unas rubias de las nuestras y salen unos pibes café con leche extraordinarios. Pero aparte comen, así que no sabés lo que están saliendo. Y estamos muy orgullosos. Nos faltaba recrear a los negros. Y ya cantan la marcha, vienen a la Básica. Hay que verlos", señaló.

"Nosotros también somos una doctrina para todos los pueblos del mundo, una revolución de amor y paz. Somos la perfección de esas viejas doctrinas europeas, la liberal, la marxista, la neoliberal, la socialdemócrata. Mirá el mundo que construyeron", continuó Moreno. "De todos esos surgió este hermoso pueblo argentino lleno de comunidades. Un solo pueblo, un solo himno, una nación y una sola bandera, lleno de comunidades. Extraordinario", festejó.

Durante la grabación de la entrevista, la falla de un trípode complicó la grabación, pero no cortó la inspiración del dirigente, quien luego de que se solucionase el problema, hasta se dio espacio para el humor: "por ahí van a decir que nos agarramos a trompadas".

Luego prosiguió con sus planteos, siempre duros contra el oficialismo actual y sus referentes. 

"La década ganada fue un paréntesis para ella, no calaron esas políticas en la consciencia de Cristina, por eso está haciendo lo que está haciendo ahora", concluyó sobre la vicepresidenta a quien acusó de haberse formado con el ex ministro de Economía Domingo Cavallo en los 90.

"Cristina pidió perdón por hacer esas políticas en el plenario de la UOM. Dijo: 'si hubiese atomización de la oferta, información y competencia, no hubiésemos hecho lo que hicimos. Impresionante. Ahí, por suerte, es que nosotros tenemos Principios y Valores. Alguien tiene, en su plataforma de acción, la doctrina expresada en las políticas y en el plan económico", detalló.

La cuestión electoral está siempre presente en la discusión, e incluso lo lleva a compararse con Néstor Kirchner, el mandatario que lo nombró secretario de Comercio Interior durante su gestión. "Tiene que haber un candidato doctrinario en la próxima elección. Puedo ser yo si no hay otro, y si lo hay nos pondremos de acuerdo", contó primero. Y más adelante continuó con el tema: "Yo soy de la época en que íbamos a buscar bajo la lluvia a Perón y dábamos la vida por él. De la época en que Néstor Kirchner tenía un 2 por ciento de votos y dijimos 'este es el hombre'. Que es más o menos que lo que debo tener yo ahora, que las encuestas me dan 4 por ciento".

"Somos hombres de fe y los pueblos generan milagros. La última carta de Juan Domingo Perón es a Eva. Y ahí le dice 'negrita, cuando salga de acá nos casamos y nos vamos de luna de miel. Terminó mi vida pública'. Y mientras él firmaba esa carta el pueblo estaba haciendo el peronismo en la calle. Vos nunca sabés cuándo llega tu hora, porque es el milagro de los pueblos. Lo que sabemos es que tenemos que estar preparados, y también para la derrota", relató.

Mientras que en el peronismo actual una de las máximas es que las críticas son de la puerta para adentro, un punto de debate fuerte entre albertistas y cristinistas, para Moreno "todos esos que dicen 'yo soy crítico pero me mantengo adentro'", no tienen libertad de conciencia. 

"Cristina condujo al pueblo a la derrota. No tiene consciencia de lo que hizo. Se lo dije hace muchos años, que va a terminar como el ex presidente peruano Alan García, que fue amado por su pueblo y después repudiado. ¿Te pensás que los jubilados hablan bien de Cristina? Con lo que cobran", reflexionó.

"¿Para qué querés ganar una elección si vas a hambrear al pueblo? Y no podían hacerlo si no salían de esta matriz, y no lo hicieron: eligieron a un socialdemócrata. Ni movilicé con el tema de las jubilaciones, cuando decíamos que la ley tenía que tener los dos finales. Macri decía que su fórmula era mejor y Cristina que la suya, y yo decía 'hagamos que la ley con dos finales y la que sea mejor para los jubilados que se aplique'. Y (José Luis) Gioja me dijo 'no, ya está todo'. Y no quisieron, porque la variable de ajuste para los dos son los jubilados. Por eso ahora cambiaron de vuelta la ley, porque con este esquema, como el de Macri, la deuda la pagan los trabajadores y los jubilados, no la paga la Sociedad Rural Argentina. Los únicos que planteamos que la deuda hay que pagarla con la plata de los terratenientes somos nosotros", expresó Moreno.

"El problema no era el Fondo Monetario, era que el diseño del gobierno de Macri conducía a un desastre. Y el mismo Alberto lo profundizó y por eso ahora planteo una Asamblea Legislativa que tienen que renunciar Alberto y Cristina y ella aparte pedir perdón y reconocer que se equivocó con la metodología", propuso.

"¿De qué te sirve tener los cargos y que la gente pase hambre? Eso no es sólo Macri, eso es Cristina. Hoy el pueblo tiene hambre por culpa de ella, y hay que decírselo. Porque ella piensa que, como cuando me contestó en el Plenario de la UOM: 'algunos dicen que me equivoqué, pero no porque ganamos'. Pero no, Cristina. En el peronismo no hay decisiones ni proyectos individuales, son colectivos. Y el problema tuyo fue la metodología de cómo tomaste la decisión. Si no te autocriticás de eso, vas a seguir tomando decisiones en soledad. El problema no es sólo a quién eligió, sino cómo. No era lo que habíamos acordado en el PJ en 2016, que la próxima fórmula, o salía del consenso, o de una PASO competitiva", recordó

-Hace una semana utilizó la consigna de Donald Trump de "hagamos la Argentina grande de nuevo".

-Es nuestra la consigna. Trump nos copió a nosotros, no sé si consciente o inconscientemente. La usábamos nosotros, decíamos "volvamos a sentir el orgullo de ser argentinos", hemos pintado paredes con "hagamos Argentina grande otra vez". Después Trump, de la misma manera que copió parte de la política económica, que él decía 'primero los trabajadores norteamericanos' y nosotros 'primero los argentinos', pero antes que él

-¿Usted considera que hay ciertos elementos peronistas en la gestión de Trump?

-Y, medio peronista es. Después levantó un muro en vez de hacer puentes. De hecho la revista Times lo sacó con el uniforme de Juan Manuel de Rosas diciendo que era un dictadorzuelo de Argentina. La realidad es que los que empezamos a defender el trabajo argentino y el mercado local fuimos nosotros antes que él. Si me hubiese tocado ser secretario de Comercio con él, todavía estábamos. Cuando nos decían que éramos el pasado, resulta que éramos el futuro. El mundo terminó la globalización, y vuelve al nacionalismo, y ahí es donde el peronismo se mueve como pez en el agua. Por eso podemos peronizar el mundo, porque el otro nacionalismo, el europeo, se consolidó matando al distinto, mientras que nosotros lo integramos.

La charla con Moreno prosigue y las críticas también: "No hay diferencia entre la política de (Sergio) Massa y la de Macri. Devaluó y sacó retenciones. En la economía no hay diferencia. Dice que los economistas de Cambiemos le dan la razón. ¿Y cómo no le van a decir eso si dicen lo mismo?".

"¿Quién fue el que le dijo a Macri renunciá? Fui yo, en el 2018 y 2019. ¿A quién le contestó Álvarez Agis cuando dijo que iba a ir a defender a Macri a la Plaza de Mayo? Yo le decía a Macri que tenía que haber una Asamblea Legislativa y que el gobierno tenía que ser Roberto Lavagna y Miguel Ángel Pichetto, para ordenar la macroeconomía, porque si no este gobierno iba a ser de transición. Cristina no quiso", indicó.

Cuando la charla con Moreno finalizó, el dirigente no pudo con su genio de ferretero, el negocio familiar que tiene con su hermano hace muchos años, y tuvo que revisar el trípode roto. Luego de inspeccionarlo con los ojos entrecerrados por unos segundos, recomendó que se le aplique silicona donde andaba flojo. Aunque la entrevista terminó, el ex secretario de Comercio Interior se mantuvo fiel a su estilo, de dar soluciones a los problemas que se presentan con la convicción que lo caracterizó desde que se transformó en una figura pública de la política argentina.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!