Secciones
Política

"¡Hay que cuidar a Cristina!": Cómo será el mega operativo de seguridad para el acto del jueves

La vicepresidenta será la única oradora en un acto en el acto donde se celebrará el Día de la Militancia.

La vida de Cristina Fernández de Kirchner cambió el 1° de septiembre. Aquel jueves, a las 20:52, en el barrio de Recoleta, Fernando André Sabag Montiel sacó un arma, una pistola Bersa del calibre 7.65 mm, con munición real en su cargador, en medio de la multitud que rodeaba a la vicepresidenta, apuntó contra su rostro y gatilló en dos ocasiones.

Afortunadamente, los proyectiles no salieron y el atacante fue detenido inmediatamente, primero por un grupo de militantes peronistas y luego, por integrantes de la Policía Federal. A raíz de este intento de magnicidio se originó una mega investigación que tiene como principal apuntado en la causa a Nicolás Gabriel Carrizo, procesado como partícipe secundario del atentado y a quien en las últimas horas se le rechazó el pedido de libertad.

La Cámara Federal había ordenado evaluar medidas alternativas de detención y la defensa solicitó que se le concediera el arresto domiciliario. Tanto el fiscal Carlos Rívolo como la querella de la vicepresidenta se opusieron. Y la jueza María Eugenia Capuchetti decidió rechazar el pedido de la defensa. De esta manera, Carrizo no podrá salir por ahora de la cárcel de Marcos Paz, donde cumple prisión preventiva.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La magistrada, por su parte, fue recusada por la propia Cristina a través de un duro escrito difundido en sus redes sociales por la supuesta "inacción" en la investigación de la causa. "A partir de la página 7 se detallan sus irregularidades y arbitrariedades, desde el primer día, cuando se borró el celular de Sabag Montiel", escribió la vicepresidenta en las redes sociales.

En el escrito de 37 páginas, la vice sostuvo que "la falta de imparcialidad" es la causa principal de la recusación. "Estamos ante una de las causas más relevantes de nuestra historia democrática, y necesitamos que la investigación esté liderada por alguien voluntarioso y que las decisiones las tome un juez imparcial, comprometido con la verdad y la justicia, y no con no molestar a quienes no hay que molestar", sostuvo.

En medio de este contundente panorama, la vicepresidenta quedó a cargo del Ejecutivo como consecuencia de la gira a Francia y al G20 que está llevando adelante Alberto Fernández. Pero, a pesar de tener un despacho en la Casa Rosada,  la titular del Senado de la Nación sigue yendo a su despacho en el Palacio Legislativo y realizará su primera aparición en público frente a la militancia kirchnerista. 

Cristina estará frente a sus seguidores en el Estadio Diego Armando Maradona (ex Estadio Único) para festejar el Día de la Militancia, cuando se cumplen 50 años del regreso de Juan Domingo Perón a la Argentina. Y según le confirmaron a BigBang, se llevará a cabo un mega operativo de seguridad para evitar que la vicepresidenta vuelva a ser víctima de otro intento de atentado contra su persona. 

Según le confiaron a este sitio, "los organizadores pidieron que la gente concurra con tiempo para garantizar un ingreso ágil". Además, habrá controles de seguridad similares a los de un recital de concurrencia masiva, el cual dispondrá de dos anillos de seguridad, donde se llevarán a cabo controles con dispositivos tecnológicos detectores de metales. Será la primera vez que se suman detectores de metales y controles internos en actos de este estilo. 

Por otra parte, el ingreso para el público general será sin pulsera o entrada. Es decir, la entrada es libre como cuando se concurre a un acto a una plaza. "Las personas que vayan al estadio deberán ingresar por avenida 32 y 26 A su vez, habrá controles dentro del estadio durante el desarrollo del acto", explicaron y aclararon desde la organización: “La seguridad es primordial para cuidar a Cristina”.

La vicepresidenta será la única oradora en un acto en el que se prevé que una multitud colmará el estadio de la ciudad de La Plata. La convocatoria que rodeará a Cristina mantiene viva la consigna de"La fuerza de la esperanza", un guiño a la campaña donde sacó el 54 por ciento de los votos. Sin ir más lejos, un sector del kirchnersimo espera poder ver a la vicepresidenta lanzándose como candidata en 2023. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!