Secciones
Política

Indignante: la Ciudad culpó a los jubilados por las largas colas para vacunarse en el Luna Park

Se trata del nuevo vacunatorio que habilitó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Según fuentes oficiales, se armó un "cuello de botella" por la ansiedad de los ancianos.

El día en el que el mítico “Palacio de los Deportes”, el Luna Park, se convirtió en el principal centro vacunatorio contra el coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires, centenares de mayores de 80 años se agolparon en las puertas del estadio sin distanciamiento social, ni medidas de control contra la propagación del virus.

Las imágenes del caos son comparables con las que se vieron el primer mes de pago de jubilaciones y asignaciones durante el aislamiento estricto dictado en marzo, que le costó de inmediato el puesto al ahora ex titular de la ANSES, Alejandro Vanoli. Desde la Ciudad, explicaron que el "cuello de botella" se debió a que los adultos mayores llegaron más temprano al lugar.

Con una capacidad de más de 2.000 dosis por día, según afirmaron desde la Ciudad, ya a las ocho de la mañana habían al menos cuatro cuadras de cola de adultos mayores de 80 años acompañados por familiares o personal de asistencia. Una vez que ingresaron el panorama no cambio. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin lugar para sentarse, en un espacio cerrado, y con el mismo amontonamiento que en la calle pero con menos ventilación, los abuelos mayores de 80 años esperaban para recibir la primera dosis de la Sputnik V. “Es un desastre; acá la mayoría usa bastón y no tienen lugar para sentarse”, dijo indignada en declaraciones a la prensa una jubilada tras ser vacunada.

Afuera, las autoridades porteñas sostenían que uno de los motivos de la aglomeración es que muchos vinieron antes de la apertura del vacunatorio y se hizo "un cuello de botella". Una de las preguntas al cierre de esta nota era si efectivamente el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta estará presente en el vacunatorio del Luna Park como se había anunciado. Esto no fue confirmado aún; tampoco hubo declaraciones del ministro de Salud, Fernán Quirós, sobre las indignantes imágenes.

Similares fueron las imágenes que se registraron en el barrio de Boedo, en donde funciona otro de los centros de vacunación más importantes de la Ciudad. "No nos pueden tener así, estamos en pandemia", se quejó un jubilado.

En el interior del estadio se dispusieron distintos boxes, por los que desfilarán 40 personas por turno. Quienes tengan su número deben ingresar por la Puerta 2 y se retirarán por la Puerta 4, ambas localizadas sobre la calle Bouchard.

“Siempre suele pasar esto los primeros días, el amontonamiento de personas”, le dijo a este medio una alta fuente oficial. Una de la cuestiones que además empezó a criticar la oposición al PRO desde ayer fue el contrato que se rubricó con el Arzobispado de Buenos Aires, que es quien controla el Luna Park, ya que según se anunció contempla una sesión gratuita del predio. 

Según trascendió, la Ciudad solamente se haría cargo de los gastos operativos hasta el 31 de mayo, que es cuando vence el contrato. Sin embargo en el Frente de Todos hay dudas de que efectivamente sea una sesión gratis del predio y evalúan presentar diferentes pedidos de informes para conocer los pormenores del contrato.

La campaña de vacunación de adultos mayores de 80 años se inició el 22 de febrero y hay 72.000 adultos mayores inscriptos, de los cuales 23.500 ya están siendo contactados para obtener un turno. Además del centro de vacunación del Luna Park, también funcionan los de La Rural y San Lorenzo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios