Secciones
¿consenso?

La CGT y el Gobierno empiezan a cerrar acuerdos en torno a la reforma laboral

Hasta hace tan sólo una semana, la CGT rechazaba de pleno el proyecto de Reforma Laboral, tal como estaba planteado por el Gobierno. Sin embargo, hoy ambas partes comienzan a transitar un camino de consenso a través de la modificación de los puntos que generaban rechazo por parte de los dirigentes sindicales.


El triunvirato de la CGT comenzó a avanzar en algunos puntos de la Reforma Laboral

En un impasse durante la IV Cumbre Mundial para la Erradicación Sostenible del Trabajo Infantil que se lleva a cabo en La Rural, el ministro de Trabajo Jorge Triaca se reunió con parte de la mesa chica de la CGT, donde se comenzaron a reveer "los puntos y artículos del proyecto de reforma laboral que aún generaban discordia".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cabe destacar que el proyecto de Reforma Laboral debe llegar este viernes al Congreso, y a partir del martes ser debatido en comisión. Así se intentará que sea aprobado antes de fin de año.

De esa mesa chica participó el triunvirato conformado por Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer. Además se sumaron Gerardo Martínez -secretario general de la UOCRA-, Andrés Rodríguez -secretario general de UPCN-, Carlos Frigerio -secretario general FATCA- y Jorge Sola -secretario del seguro-.

Triaca se reunió con la integrantes de la CGT en un evento sobre erradicación del trabajo infantil.

Según Cronista.com, el Gobierno eliminaría la figura del "trabajador independiente", la cual se encuentra fuera de la ley de Contrato de Trabajo, siendo una de las principales objeciones de la CGT.

En su remplazo se crearían nuevas categorías de "trabajador independiente" que contemplaría a quienes cuentan con hasta cuatro trabajadores para realizar un emprendimiento o quienes obtienen de una empresa hasta el 80% de sus ingresos.

El proyecto deberá ser tratado en una Mesa de Diálogo Tripartito.

De todos modos, esto será materia de discusión en una Mesa de Diálogo Tripartito creada como parte del proyecto que llegará al Congreso. 

El otro punto conflictivo era la limitación de la responsabilidad solidaria en las tercerizaciones de servicios de transporte, limpieza y seguridad, que la CGT rechazó.

Aún no se sabe cuáles serán las posturas a adoptar en lo referente al artículo 4 de la reforma, que modifica el concepto de "trabajo", transformando el actual espíritu tutelar en un esquema de igualdad entre trabajador y empleador. Otro aspecto de conflicto a revisar será el cálculo de las indemnizaciones por despido.

Sin embargo, a través de un comunicado, el ministerio de Trabajo informó que "luego del trabajo en conjunto que viene llevándose adelante con los representantes de cada uno de los sectores, se alcanzó el nivel de consenso necesario para enviar el proyecto de ordenamiento laboral al Congreso de la Nación para su tratamiento en las próximas semanas".

Posibles oposiciones

La semana pasada, la reunión de el consejo directivo de la CGT, en la que se analizó el proyecto oficial de reforma laboral, dejó un  tajante en su rechazo, por parte de la mayoría de los dirigentes.

"No estamos de acuerdo con la reforma laboral tal como fue presentada. No hay ningún avance como se manifestó en algunos medios", dijo al tomar la palabra Héctor Daer, en ese entonces.

La CGT se reunió en su sede de oAzopard al 800. Foto: Mundo Gremial.

Aunque, el triunvirato ya había anticipado  que no habrá reforma laboral que apruebe el Parlamento tal como el proyecto original del Gobierno nacional lo plantea, hoy comienza a ver las modificaciones como un camino hacia un proyecto viable.

Pero el secretario Gremial de la central obrera, el camionero Pablo Moyano, señaló, en ese entonces desde Roma -donde fue recibido por el Papa Francisco- que antes de firmar "la reforma laboral original del Gobierno los dirigentes de la CGT se cortarán las manos", y se comprometió ante el Sumo Pontífice a "luchar denodadamente contra esa iniciativa".

Facundo Moyano llamó a medir al "peronismo real".

Su hermano, el diputado nacional e integrante del consejo directivo de la CGT Facundo Moyano, aseguró que el proyecto de reforma laboral original del Gobierno "no será negociado ni aprobado por la central obrera", y afirmó que habrá que medir el "peronismo real" de los legisladores para saber si lo aprueban o no, porque "ser peronista no puede ser algo abstracto".

Ell proyecto consta de 140 artículos que fueron analizados al detalle por un equipo técnico y un grupo de letrados. Cabe destacar que la CGT sólo debatió la reforma laboral, dado que en lo que refiere al capítulo previsional no se les ha presentado ningún tipo de iniciativa.

Los abogados de la CGT habían señalado que el movimiento obrero no aceptaría cambios en la Ley de Contrato Laboral, el cálculo indemnizatorio, las funciones laborales y la concepción sobre el empleo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!