Secciones
Duras declaraciones

La dura denuncia de Máximo Kirchner contra la oposición: “Están viendo quién mata al primer peronista"

El diputado nacional cuestionó el rol que desde el gobierno porteño le asignaron al operativo en Recoleta.

El hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Máximo Kirchner, viene de atravesar durísimos momentos a partir del pedido de 12 años de prisión que el fiscal federal Diego Sebastián Luciani solicitó para su madre en la causa conocida como Vialidad, y el operativo de seguridad que supuestamente busca protegerla pero reprime a quienes se acercan a solidarizarse con ella.

Inclusive, las imágenes del último sábado, donde se ve cómo la Policía de la Ciudad lo insulta y lo golpea mientras intenta ingresar al departamento de su madre en Juncal y Uruguay, recorrieron todos los medios y expusieron el trato diferencial con el que se abordó el procedimiento del sábado 

“Están viendo quién mata al primer peronista, quién golpea al primer pibe o piba, quién saca chapa de cowboy, ¿no? Y esas cosas terminan generalmente muy mal, para las fuerzas de seguridad, porque la dirigencia juega a los cowboys, la policía va y mata, después va preso, y los dirigentes, como pasó con (el expresidente Fernando) De la Rúa, andan dando vueltas por todos lados", advirtió el legislador durante una entrevista realizada por Roberto Navarro para El Destape Radio.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"A la policía no le pasa lo mismo. Tendrán que revisar las fuerzas de seguridad que es lo que hacen, si están dispuestas o no", aseguró.

"No me pasó nada diferente a cuando he ido a la cancha o a los recitales a ver a los Redondos u otras bandas, salvo que en este caso sabían mi nombre", detalló, haciendo clara alusión a los insultos que recibió, cuando lo tildaron de 'gordo puto'.

El diputado contó que esa noche fue con un compañero suyo y bajaron en Juncal y la Avenida 9 de Julio, y que al ver mucha gente decidió ponerse la capucha, para evitar amontonamientos. "Quería ir a ver a Cristina, sé que parece raro, pero no deja de ser mi vieja. Y decidí hacerlo como cualquier hijo de vecino", confesó.

Máximo afirmó que, durante la represión del sábado, sólo fueron un par de efectivos policiales los que se sacaron, "no fueron todos", y que eran los de mayor edad, no los más chicos. "Hay que pensar también por qué un montón de gente desarmada hace frente a gente armada, y de manera pacífica", reflexionó.

"La idea era entrar lo más despacito posible para que nadie se viera zarpado. Y el tipo me empieza a insultar", relató el hijo de Néstor Kirchner, quien detalló que luego sus compañeros le pasaron un 'mejunje' para aliviar la picazón producida por el gas pimienta. Según relató, al subir al departamento de su madre ella le preguntó qué había pasado y le dijo que nada: "Era lo que había que hacer. Era muy menor lo mío con respecto a otra gente. No me gusta la cosa victimizante".

"No hubo una intención nuestra de mostrar lo que había pasado, sino que es un video de la propia Policía el que aparece. Es más, el domingo a la mañana, Cristina me dijo de todo porque no le había contado", precisó Kirchner.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!