Secciones
Política

La guerra por los colectivos: por qué en CABA cuestan tres veces menos y el reclamo de Larreta

Buscan corregir la asimetría y que el distrito de mayor poder adquisitivo del país deje de tener privilegios.

La Ciudad de Buenos Aires es el distrito con mayor poder adquisitivo del país. Pese a eso, los porteños pagan sólo $18 para poder utilizar el servicio de colectivos, mientras que en el resto de las provincias la tarifa básica llega a triplicarse, como en el caso de las ciudades de Rosario, Santa Fe y Córdoba. La asimetría, el plan del Gobierno nacional para traspasarlas al porteño y el enojo del entorno Horacio Rodríguez Larreta.

De acuerdo a lo confirmado por el secretario de Transporte, Diego Giuliano, la iniciativa busca traspasar las 32 líneas de colectivos urbanos de la órbita de la Nación a la del Gobierno porteño para "compensar en parte las asimetrías con el interior, que hacen que el boleto urbano cueste $18 en CABA y casi $60 en las ciudades de Rosario, Santa Fe y Córdoba".

"La idea no es pelearnos con nadie, sino tratar de tener una idea de equidad federal", precisó en declaraciones radiales, en alusión a las fuertes críticas que la iniciativa recibió no sólo por parte del jefe de Gobierno porteño, sino también de la ex gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. "Están castigando a los porteños por lo que votan. Ir contra la Ciudad es ir contra los porteños, no contra un espacio político", denunció la ahora diputada porteña.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por fuera del análisis partidario de Vidal, Giuliano precisó cuántos millones desembolsa la Nación (con dinero de todos los argentinos) para subsidiarle el transporte público al distrito con mayores ingresos del país. "Ahora hay un subsidio de $28.400 millones al interior y otro de $14.200 millones a las líneas que sólo circulan por la Ciudad", precisó.

"El presupuesto que no aprobó la oposición contemplaba un aumento del 70 por ciento a los subsidios al transporte del interior del país, donde hay una diferencia muy grande entre el costo del boleto en la Ciudad de Buenos Aires, con respecto al resto", sumó.

Al momento, tanto Rodríguez Larreta como su jefe de Gabinete, Felipe Miguel, ya fueron convocados por parte del Ministerio de Transporte para "coordinar una reunión de trabajo para el análisis de las competencias en materia de regulación, fiscalización, recorridos, frecuencias y tarifas respecto de los servicios de transporte público de pasajeros por automotor que se realizan íntegramente en el territorio de la Ciudad, con la participación de los equipos técnicos de ambas jurisdicciones".

"Lo único que hay hasta ahora es una citación a una reunión que no tiene fecha. Lo primero que hay que hacer es combinar agendas y ponerle una fecha. Vamos a ir, se combinará la fecha y escucharemos lo que proponen", esquivó Miguel, al tiempo que sumó: "Es una convocatoria amplia para analizar con los equipos técnicos. Las cuestiones que hacen a las competencias comprenden la regularización con las tarifas, los recorridos y las paradas. En el camino del análisis que dispara esta convocatoria hay múltiples escenarios".

Otra de las voces de Juntos por el Cambio que cruzó al Ejecutivo nacional por la iniciativa fue la de Jorge Macri. "Hay una decisión del Gobierno que tendrá que ver con los números que no le cierran, con los requerimientos del FMI quizás. Y decide aumentar tarifas y quitar subsidios. Hasta ahora, siempre se trató de recorrer este camino en conjunto, acordando. Aparentemente ha cambiado ese tono y decidieron que la Ciudad, y todos los que la recorren, tengan un aumento de tarifas".

Lo que Macri dejó trascender con sus declaraciones es que, en caso de efectuarse el traspaso, la administración de Rodríguez Larreta no mantendrá el subsidio al transporte con los fondos propios de la Ciudad y descargará el impacto de la suba en los usuarios.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!