Secciones
Política

La historia de Mi mensaje: el libro "maldito" que empieza donde termina "La razón de mi vida"

La obra de Eva y la tradición peronista de intervenir por escrito en la vida política argentina.

Por Daniel Riera

Son unas 79 páginas, apenas 30 capítulos muy cortitos. Publicado por primera ves recién en 1987, 35 años después de su muerte, Mi mensaje es el libro póstumo de Eva y acaso el más potente, tal vez porque lo escribió sin ayuda de nadie, tal vez porque lo escribió en circunstancias dramáticas de su vida y del país. Este encuentro con Pablo Vázquez, miembro del Instituto Eva Perón y uno de los mayores especialistas en la literatura que produjo el peronismo, comienza respetando una premisa: hablar sobre Mi mensaje, y deriva, luego, a un tema inevitable en estos días: Sinceramente, el libro escrito por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner como modo de intervención política y cultural en la vida de los argentinos, y su diálogo con la tradición literaria peronista.   

-¿Por qué tardó tanto en editarse Mi mensaje?

-Vamos por partes. Nadie tiene una fecha precisa de cuando terminó de elaborarse. Uno presume que fue en 1952, poco antes del fallecimiento de Eva. Militantes importantes como la diputada Ana Macri como Beba Gil, como Antonio Cafiero, mencionan que ella les habló, e incluso que les leyó partes del texto que estaba escribiendo. Hay un señor entrevistado por el periodista Juan José Salinas [Juan Jiménez Domínguez] que dijo que él lo tipeó. Esas serían las fuentes que dan fidelidad a que el texto lo hizo Eva. Paradójicamente, las hermanas de Eva, Blanca y Erminda lo negaron, dijeron que las acompañaron en sus últimos días y que no les constaba que fuera de ella. De hecho hubo un juicio, un peritaje... y yo mismo le llevé a la Justicia textos originales de Eva Perón para ver su grafía, como su libreta cívica, el nombramiento de Atilio Renzi, que fue su mano derecha en la Fundación Eva Perón. Su autenticidad quedó debidamente establecida y hoy ya nadie tiene ninguna duda de que es un libro de ella.

-Quizás se discutía interesadamente porque tenía una parte que era una especie de testamento...

-Es posible, hay un fragmento llamado "Mi voluntad suprema", donde ella expresa qué desea que se haga con sus bienes y posteriormente a 1955,la familia inicia un juicio por sus pertenencias, aunque no hay demasiado por discutir al respecto:  ella estaba casada con Perón y por lo tanto al morir ella, sus bienes los heredaba Perón.

-¿Y no hay, además, cuestiones políticas que demoraron su edición? 

-Bueno, puede ser que Perón no haya querido agitar las aguas, más con los militares que con la Iglesia. Por otra parte, además, estaba el conflicto con la familia.  

-¿Cómo lo ubica en el contexto de la obra de Eva? 

-Si uno lo analiza es 100 por ciento Eva Perón, más radicalizada en su planteo de defensa de Perón y de lucha contra la oligarquía. Yo diría que -si hacemos una comparación con los textos bíblicos- podemos decir que La razón de mi vida es el Evangelio según san Juan -quizá un poco almibarado, por la intervención del español Penella Da Silva- e "Historia del Peronismo", el texto del curso que daba ella en la Escuela Superior Peronista, es como los Hechos de los apóstoles o las cartas del San Pablo, Mi mensaje, en cambio, es como el evangelio según San Marcos: cortito y al pie. Bien concreto: no tiene dobleces y tiene un problema que lo puede haber hecho irritante para algunos sectores, y es que habla en contra de la Iglesia. Es un texto al que, a fuerza de ser sinceros, dentro del peronismo no se le dio la importancia que se merece. No muchos historiadores han trabajado sobre el texto: Fermín Chávez, Joseph Page y no recuerdo otros...

-En el texto, ella se queja mucho de lo que no pudo decir en La razón de mi vida, como si hubiese faltado algo...

-Pensá que se edita en septiembre de 1951, quién sabe cuánto tiempo antes habrá entrado a imprenta, y hay muchos hechos importantes, como el levantamiento del general Benjamín Menéndez y su "renunciamiento" histórico que quedan afuera, por eso ella va mucho más al hueso contra las Fuerza Armadas, la Iglesia y algún sector del peronismo que puede ir contra Perón.

-Ella acusa a supuestos traidores dentro del movimiento peronista, pero no da nombres. ¿Se pudo establecer a quiénes se refería?

-Según Cafiero, ella se expresa contra [el vicepresidente Alberto] Teisaire, [el ministro de Asuntos Técnicos Raúl] Mendé y [el ministro de Educación Armando] Méndez San Martín. El último caso me parece raro, por el vínculo que ella tenía con Méndez San Martín El caso de Teisaire y de Mendé es muy factible porque son dos figuras que se nominan como traidores históricos del peronismo: de hecho después del golpe de Estado hicieron filmaciones contra Perón que se pasaban en los noticieros de la época. 

-La aparición de Sinceramente renueva la tradición peronista de intervenir políticamente por medio de libros... ¿Cómo dialoga el libro de Cristina con los libros de Eva y con los de Perón?  

-El texto de Cristina es una producción de sentido de la ex y quizás futura presidenta de la Nación, que no será una pieza literaria, pero hoy está convocando a gente que se siente movilizada por lo que vendrá, va más allá de lo que dice el texto. Es un texto que se da en el marco del fin de un ciclo político neoliberal que nos está trayendo a la disolución como país. Es como cuando los gauchos compraban el Martín Fierro en las pulperías: lo tenían que tener. recuerdo un texto que había compilado sus discursos con prólogo del presidente chileno Ricardo Lagos, con el que no pasó mucho. En este caso salió en el momento justo y da su opinión después de persecuciones, críticas y acciones de sectores de poder que la acusan desde hechos de corrupción hasta robarse una carta de San Martín. Ella no quiso hacer un texto político como Ranciere o Foucault, sino, como diría Nietzsche, "Consideraciones intempestivas". Hoy, en vísperas de la caída del actual gobierno cambiemita, las palabras de Cristina tienen otro color. No es un libro de combate ni un manual de guerrilla urbana, sino un libro de una mujer que frente a algunas inexactitudes salió a puntualizar su  posición. El neoliberalismo nos ha quitado la dignidad como Nación y este texto es como un faro. Si hacés la comparación con Eva, esta es su Razón de mi vida: cómo se siente, cómo interpela, a quiénes le habla. Quiénes son sus amigos, quiénes sus enemigos. Es un texto muy íntimo, pero es un texto político. Y también como La razón de mi vida, publicado por Peuser, fue publicado en una editorial privada y tuvo una difusión masiva. Para mí si hay que elegir un libro emblemático del peronismo es precisamente ese, La razón de mi vida. Salvo La razón de mi vida, que al igual que el libro de Cristina sí tuvo una tirada y una venta muy masivas, en general los libros del peronismo producen un impacto grande con el tiempo, no necesariamente en el momento en que fueron escritos. Yo pensaba en la Comunidad organizada, de Perón, pero el título surge recién al año: antes se llamaba Discurso del General Perón en el Congreso de Filosofía. El título Comunidad organizada surge recién al año. Luego sí Perón lo va a tomar como la base filosófica del peronismo. Conducción política sería valorado más tarde, La hora de los pueblos y Latinoamérica ahora nunca también, unos años después, es el Perón que habla del Tercer Mundo...

-Es curioso: los antiperonistas siempre dicen que los peronistas somos brutos, que "Alpargatas sí, libros no...", pero ningún otro movimiento político tiene una producción cultural y discursiva tan vasta como el peronismo en la historia argentina...

-Así es. Después se nos carga el sambenito de que somos la "barbarie". Y tenemos desde Leopoldo Marechal hasta Leonardo Favio, pasando por Horacio González, en fin, es enorme la cantidad de intelectuales... El "intelectual orgánico" del neoliberalismo, ¿quién es? ¿Alfredo Casero? ¿Juan Acosta? ¿Fernando Iglesias, Federico Andahazi? 

Temas

  • Eva Perón
  • Evita

Comentarios