Secciones
Política

La historia detrás de la "pelea armada" de Alberto con la prensa y el PJ "de derecha"

La discusión con el conductor fue preparada por el equipo de campaña del candidato presidencial. El motivo.

Por Gonzalo Prado

El precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, sabía de antemano cómo iba a ser la entrevista que le realizó el conductor Mario Pereyra en Cadena 3. La ya conocida amistad de su entrevistador con el presidente Mauricio Macri fue la situación perfecta para que el principal candidato de la oposición busque afianzar al electorado progresista de la provincia de Córdoba, que es el que “ya tiene dentro”.

Esa apuesta, que todavía resta ver si salió bien o mal, le fue confirmada a BigBang por fuentes al tanto del armado en el interior de Fernández, que remarcaron que salió todo tal y cual se pensó. “Se necesitaba afianzar los votos progresistas que se tienen en esa provincia, como también en el resto del país. Y salió tal cual se pensó”, explicaron.

Es que en el comando del Frente de Todos buscarán dejar de lado el enamoramiento a ese sector del electorado que ya consideran adentro para procurar avanzar a la región en donde más problemas tiene de cara no sólo a las PASO, sino también a las generales: el centro del país.

Lee más | El factor "Y" de Kicillof que preocupa a Alberto Fernández y entusiasma a Vidal

En una serie de conversaciones informales con gobernadores peronistas, entre los que se destacó el mandatario electo de Santa Fe, Omar Perotti, se le remarcó a Alberto la falta de interés por seducir al electorado peronista del centro del país (Córdoba, la mencionada provincia, San Luis, La Pampa, Mendoza, entre otras) que se ubica más cerca del peronismo de derecha que el progresismo.

El propio Perotti, en un tenso equilibrio entre sus intenciones de mantener al margen de la contienda nacional y los pedidos del PJ provincial, fue quien tomó la posta para buscar corregir esos “errores” de planificación. “No hay mucha vuelta que dar, es simple. En el centro del país les gusta ver que repriman a los piqueteros, que la policía este en la calle, que se corten los planes sociales, que se produzca y que puedan mandar a sus hijos a la universidad. Si no apuntamos a eso, estamos en problemas”, explicó una fuente al tanto de las conversaciones.

Hay que empezar a centrarse en el electorado del centro del país" le piden a Fernández.

Es que la campaña de Alberto, según está mirada, se centró en dos ejes: el electorado progresista de la Ciudad de Buenos Aires y el del norte del país, más afectado por la pobreza. En los pasillos de la sede del Frente de Todos evitan hablar al respecto, por ahora. Los planes originales para esa región trastabillaron.

Lee más | “No nos kirchnericen la campaña local”: el club de los otros gobernadores y el miedo al ancla K

“En donde antes había desconfianza absoluta en Macri, ahora por tenes el dólar planchado tres meses, hay un repunte en la percepción”, explica uno de los armadores territoriales de Alberto preocupado por la falta de respuestas desde la conducción central. No por nada Perotti, con quien el candidato se verá esta semana nuevamente, planteó una serie de acuerdos que el precandidato presidencial se comprometerá a cumplir para con Santa Fe de ser electo.

Seguridad, obra pública y transferencias son los tres ejes. “Eso mismo hay que replicar en todas las provincias del centro para ver si se puede torcer la balanza”, explican. Es que Macri, en ese sentido, fideliza a gran parte del electorado con alguna de esas cuestiones, sobre todo lo vinculado a la seguridad.

El mensaje en Santa Fe también corre para otras provincias y estuvo inspirado en algo que hicieron en México tanto el ex presidente Enrique Peña Nieto como el actual Andrés Manuel López Obrador: actas de compromiso provinciales.

Temas

  • Alberto Fernández
  • electorado
  • Elecciones 2019
  • córdoba

Comentarios

La discusión con el conductor fue preparada por el equipo de campaña del candidato presidencial. El motivo.