Secciones
Excéntrico y amado

La increíble vida de Trudeau, el Primer Ministro canadiense que visita a Macri

Joven, carismático, capaz y con una biografía repleta de detalles pintorescos, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se verá cara a cara con Mauricio Macri hoy a las 16, en una visita oficial destinada a aceitar acuerdos bilaterales. 


El político más cool. Hoy se verá con Macri.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Y el primer mandatario argentino bien debería resignar ya desde antes su protagonismo frente a la prensa y los fotógrafos. Es que el enorme magnetismo de Trudeau y su rostro de estrella hollywoodense ya arrastran años de impacto en las redes sociales. 

Su victoria electoral en el 2013 rompió con una década de gobierno conservador y le trajo aires liberales al país de la mano de una ideología personal basada en la redistribución de la riqueza, la reforma del sistema judicial, el feminismo, la legalización del consumo de marihuana y la lucha contra el calentamiento global.

"Su personaje no conoce los límites", opina el periodista Mike McNeill. 

"Cada vez que se prende una cámara alrededor suyo, se genera un clima especial, se sabe que algo va a pasar", explica Mike McNeill, periodista del diario canadiense Toronto Star, sobre la excepcional simpatía de Trudeau. "Lo que más se ama en Internet de él es que su personaje no conoce los límites, mientras que el político hace lo que tiene que hacer".

"Trudeau tiene una tendencia a realizar comentarios genuinos en cada aparición pública", remarca mientras tanto el vocero gubernamental de Canadá, Cameron Ahmad. "Eso no es esperable de la mayoría de los políticos y les da la oportunidad a los ciudadanos de sentirse atraídos por alguien que apela a reacciones y frases genuinas en un mundo donde se acostumbra a las intervenciones protocolares".

Excéntrico y solidario

El primer ministro es un fan del boxeo y lo practica cotidianamente.

Y lo cierto es que el primer ministro canadiense no podría estar más lejos del protocolo. Adepto al yoga y al boxeo, un año antes de ganar las elecciones participó en un match enfrentando al senador Patrick Brazeau, en un evento solidario organizado por una ONG de lucha contra el cáncer.

Un año antes, también con fines benéficos, Trudeau realizó un strip-tease parcial para recaudar fondos destinados a la investigación de enfermedades renales. Además, fue el primer gobernante canadiense de la historia en participar de una marcha del orgullo gay. 

Trudeau fue el primer gobernante canadiense en participar de una marcha del orgullo gay.

También es notoria la buena voluntad del primer ministro por garantizar derechos a las comunidades indígenas canadienses. De hecho, su cercana relación con los nativos es algo que marcó toda su historia: cuando tenía apenas cinco años fue reconocido como miembro honorario de la tribu Haida. Décadas después, se tatuó un cuervo diseñado por un artista perteneciente a esa comunidad.

Del caos a la paz

El tatuaje del primer ministro es un homenaje a la tribu indígena Haida.

Nacido en 1971, la cuna de Trudeau fue célebre: su padre Pierre también fue primer ministro de Canadá y un auténtico playboy que supo tener romances con las artistas Barbra Streisand y Margot Kidder.

Los padres de Justin: el ex primer ministro Pierre Trudeau y su esposa Margaret. 

Margaret, madre de Justin, fue protagonista de un sonado escándalo cuando mantuvo una relación clandestina con Ron Wood, guitarrista de los Rolling Stones, mientras estaba casada con Pierre. Además, no tenía resquemores al momento de fumar marihuana en público mientras oficiaba como primera dama.

Trudeau en un momento de ternura con su esposa Sophie. 

Sin embargo, la vida personal de Trudeau -al menos por ahora- parece ser más tranquila que la de sus padres. Casado con la ex conductora televisiva Sophie Grégoire hace 11 años, tiene tres hijos: Xavier de 9 años, Ella de 7 y Hadrian de 2. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!