Secciones
Política

¿La pipa de la paz? Cristina sólo le tiró dos chicanas a Alberto en todo su discurso

Se encontraron después de tres meses de distancia.

El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezan este viernes el acto por el centenario de la empresa estatal de energía Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF).  El acto comenzó cerca de las 18 en el predio de Tecnópolis, en la localidad bonaerense de Villa Martelli, partido de Vicente López, donde tanto el jefe de Estado como la Presidenta del Senado volvieron a mostrarse juntos en un mismo evento público.

De hecho, el mandatario y la vicepresidenta volvieron a compartir un acto después de haber participado de la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, el 1° de marzo pasado. Por aquel entonces, ambos ya se mostraban distanciados en medio de la interna que protagonizan dentro del Frente de Todos a raíz del acuerdo con el FMI. Sin ir más lejos, en su última aparición pública, Cristina cuestionó la forma del gobierno de afrontar la política económica. "Hoy hay una insatisfacción democrática grande, la plata no alcanza, no llega a fin de mes y se produce un fenómeno que no habíamos conocido que es el de los trabajadores en relación de dependencia pobres. Esto nunca había pasado", había dicho.

La réplica no tarde en llegar y durante una entrevista radial, contraatacó: “Creo que es una mirada parcial, absolutamente económica, que desatiende todo los que nos tocó pasar en el medio. Vivimos una pandemia, una tragedia que la humanidad vive muy de tanto en tanto, que se ha llevado 6 millones de vidas en el mundo, más de 100.000 argentinos. Y con todo, logramos que ningún argentino se quedara sin la atención médica que necesitaba. Argentina tiene que ponerse a mirar el futuro y dejar de discutir el pasado. El pasado nos sirve para tener memoria, pero mi mirada la tengo en el futuro y creo que la mayoría de los argentinos también". 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El 3 de junio, pero de 1922, el Estado nacional, durante el mandato de Hipólito Yrigoyen, creó por Decreto la Dirección General de YPF, convirtiéndola en la primera petrolera estatal integrada verticalmente en todo el mundo. En octubre de ese mismo año asumió la presidencia Marcelo Torcuato de Alvear, quien nombró al general Enrique Mosconi como director general de YPF, cargo que ocuparía durante ocho años.

Luego, durante las primeras dos presidencias del general Juan Domingo Perón, YPF fue una de las empresas estatales que contribuyeron al nacimiento de muchas localidades, y la producción de petróleo pasó de 2.300.000 toneladas en 1946 a 7.500.000 en 1955. Pero YPF también celebra los 10 años de su expropiación, una empresa que tiene como desafío incrementar su producción con la construcción del gasoducto Néstor Kirchner en Vaca Muerta.

Cristina cumplió un rol protagónico en la estatización de YPF, que estaba en manos de la multinacional española Repsol, cuando el 16 de abril de 2012 anunció, como Presidenta entonces, la recuperación de la compañía a través de un proyecto de ley aprobado por el Congreso. Entre 1991 y 1992 la empresa había dejado de ser una Sociedad del Estado para convertirse en una Sociedad Anónima

En 1999 fue vendida a Repsol, que adquirió el 97,81% de las acciones en aproximadamente 13.500 millones de euros. Hubo una caída de inversión y menos producción. En 2011 las importaciones de gas y petróleo generaron un déficit superior a los 3.000 millones de dólares y se sumaron a la desinversión de Repsol, lo que motivó a la vicepresidenta a la idea de "recuperar la soberanía hidrocarburífera de la República Argentina", según dijo por entonces.

El proyecto de ley girado al Congreso Nacional declaraba de "utilidad pública y sujeto a expropiación" del 51 por ciento de YPF Sociedad Anónima, acciones que se distribuyeron entre el Estado Nacional y las provincias que integran la Organización Federal de Provincias Productoras de Hidrocarburos (Opephi). 

Las frases más importantes de Cristina Fernández de Kirchner

"Cómo no estar acá y hoy. Acá en Tecnópolis y hoy, a cien días de aquel decreto de Yrigoyeny a 10 años de la recuperación de YPF para todos los argentinos. Pocas cosas más nuestras que esto, venía pensando en un tránsito insoportable en que de esto, de cosas como esta, se trata la política. No son promesas de futuro mejor, no son slogan ni marketing. Si me pongo a pensar en Vaca Muerta y en todo lo que puede producir, es apolítica la construimos el día que volvimos a recuperar YPF". 

"Recuerdo que Néstor hizo un diálogo muy impresionante donde hacía una clara diferenciación del que fue la privatización y la nacionalización. Esto para que no piensen que los kirchneristas y los peronistas estamos contra todo lo que es privado y solo queremos lo que es del Estado, de ninguna manera. Con la privatización de YPF, las provincias argentinas comenzaron a tener participación. Las petroleras, por supuesto. Era un 23 o 24% del capital de YPF".

"Néstor empezó a comprar acciones de YPF en la bolsa de Nueva York con los dividendos que obtenía como provincia producto de su participación con YPF. Estaba en eso de buscar el 5% cuando en el año 1998, el Estado que tenía la acción de oro, decidía lo que hacía y no se hacía, si bien no tenía mayoría, había control político, ahí se desnacionalizó y las provincias tuvieron que vender sus sus acreencias porque si no hubieran quedado descapitalizadas".

"Tecnópolis iba a ser dos fines de semana después del bicentenario. íbamos a poner dos escenarios móviles, el bicentenario había explotado, estábamos súper orgullosos y entonces comenzamos a construir Tecnópolis. Pero el por entonces jefe de la Ciudad, MM, no nos dio la autorización. ¿Qué hicimos? ¡Esto! Tecnópolis, que todavía está presente y de esto se trata. Ante la adversidad, pecho, coraje y vamos a hacer algo más y mejor". 

"La historia se construye también frente a las adversidades. Venía pensando en esta crítica permanente que hay de que no hay una dirigencia política, se impugna la política, que no hay gente que piense en lo estructural, que está todo mal, que nunca se hizo nada en 30, algunos dicen 40, oros 70 o en los últimos 100 años según tu posicionamiento ideológico". 

"Venía leyendo un artículo que tenía razón de cierta manera, pero cuando uno prende la televisión y escucha que nadie hace nada, gente que destila odio contra la política como si no hubiera sucedido nada en nuestro país en los últimos 50 años....Yo me he permitido traer un pequeño video porque creo que algunos problemas estructurales de la Argentina creo que los habíamos abordado y solucionado". 

Hola, que tal. Acá está la estrafalaria, africana subsahariana. Yo creo que nadie, ya sea de derecha, izquierda, arriba, abajo, conservador, radical o macrista, puede negar que desde 1983 el principal problema estructural que tenía la Argentina era el peso de su deuda externa y todos los condicionamientos en torno a esa deuda. Y digo esa fecha porque hasta el golpe de 1976, Perón había pagado el último cachito del FMI y la deuda era de 7 mil millones de dólares.

El gran drama comienza con la dictadura desde donde se lo mire: desde los derechos humanos, desde el endeudamiento, desde el cambio de matriz de acumulación económica"

"El gran drama comienza con la dictadura desde donde se lo mire: desde los derechos humanos, desde el endeudamiento, desde el cambio de matriz de acumulación económica de la Republica Argentina que pasa de un modelo industrial y de trabajo a uno financiero y de especulación. Esto recibe la democracia: 45 mil millones de deuda en moneda dura. Esto fuer un inmenso condicionamiento para el estado, para las empresas y para la familia". 

"En esos 12 años y medio en los cuales no nos endeudamos, además empezó un proceso de industrialización y de mejora e los salarios que llevó desde punta a punta, desde 203 a 2015, los salarios de los argentinos crecieran 78 puntos. Por supuesto, cayeron 20 en los 4 años posteriores. Y las empresas tampoco tenían endeudamiento porque hubo una tarea de mucho consumo y crecimiento para todas las empresas en la Argentina".

"Además, llegamos a una participación de los trabajadores en el producto bruto del 51% sobre el 49% que remuneraba capital. Lo digo para que pensemos lo que hicieron. De esto no van a escuchar nada en la televisión y no le van a preguntar nada a nadie. Es cierto que no pudimos solucionar el problema de la inflación y de la economía bimonetaria, pero lo cierto es que entre el 2014, donde hubo una devaluación y llegamos a un 38% de inflación, al año siguiente, en 2015, llegamos al 26,9".

"No son los números del INDEC, son del Instituto de la Ciudad de Buenos Aires. Esa diferencia está medida por el macrismo. Puedo admitir que tenemos tenciones inflacionarias, pero creo que debemos definitivamente centrarnos que gobernar es también administrar esas tensiones a favor de las grandes mayorías. El que quiera gobernar la Argentina sin tensiones ni conflictos, le recomiendo que se postule para la presidencia de Suiza".

El que quiera gobernar la Argentina sin tensiones ni conflictos, le recomiendo que se postule para la presidencia de Suiza"

"Salvo en los cementerios, hay tensiones y conflictos en todos lados. Esta es la situación de endeudamiento que es muy importante, porque cuando se la tiene en moneda dura en el marco de una economía bimonetaria, el mercado te está midiendo todo el tiempo los vencimientos que tenés con las reservas que tenés en el central...especulación, corridas, etc".

"Con defectos, errores y por ahí con modales que a mucho no les gustaban, nuestro espacio político en esos 12 años y medio, había encontrado la forma de desendeudar a la Argentina. Terminamos pagando deuda del corralito. pagamos miles de millones de dólares, recuperamos YPF y además le pagamos el corralito a la primera alianza". 

"Además, en el año 2012, cuando se produce la crisis energética, por primera vez en el 2011, nos convertimos en importadores netos de petróleo y gas. YPF por supuesto en manos de Repsol, en manos de privados y extranjeros.  En el año 1997 hasta el año 2002 o 2003, los dividendos que se repartía YPF era 490 millones de dólares. A partir del año 2003 hasta el 2011, triplicaron los dividendos". 

Las frases más fuertes de Alberto Fernández

"Hoy YPF da resultados muy buenos", aseguró el presidente al encabezar el acto por el centenario de la empresa estatal de energía Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), que se realizará en el predio de Tecnópolis, en la localidad bonaerense de Villa Martelli, partido de Vicente López, y con "récord de producción de gas y petróleo como hacía años que no tenía".

Aseguró que se proyecta que, para el "2030 (la empresa), extraerá 140 metros cúbicos de gas" y producirá "700 mil barriles de petróleo", y que “el gasoducto Néstor Kirchner permitirá que mucho gas llegue al centro del país”.

Fernández destacó además que el exmandatario Hipólito Yrigoyen “tomo una gran decisión que lo enfrentó a sectores conservadores” cuando hace 100 años creó YPF.

Asimismo, el Presidente señaló que "Gobernar sin endeudarse es un acto de responsabilidad", y que “cuando un país se endeuda pierde libertad”, al recordar palabras del exmandatario Néstor Kirchner. Ante ello, pidió “recordar para no repetir las malas experiencias”.

Y afirmó que “Argentina tiene una oportunidad de tener un gran futuro”, reclamó “trabajar por la unidad” y aseguró que le seguirá “pidiendo a los compañeros trabajar para construir una Argentina justa, libre y soberana como la soñó (Juan Domingo) Perón".

Fernández advirtió que hay que "recordarle a los argentinos" que quienes "machacan sobre su desánimo" son los que cuando gobernaron hicieron que "cayera a la mitad la inversión" en exploración y explotación de los yacimientos hidrocarburíferos argentinos.

"Entre 2015 y 2019 YPF fue cediendo su espacio en el mercado en favor de otros; cayó casi la mitad de la inversión que se hacía para explotar esos yacimientos y lo único que creció en YPF fue la deuda; en estos tiempos en que la antipolítica crece sin esfuerzo (...) hay que recordar que quienes machacan sobre su desánimo hicieron esas cosas", aseguró.

El presidente dijo que en su última gira por Europa pudo comprobar que "todos saben del potencial de la Argentina.

"Me hablaron de la energía, todos conocen Vaca Muerta. Todos interesados en el hidrógeno verde argentino, todos me hablaban del litio", señaló el jefe de Estado sobre el interés de sus interlocutores en esos encuentros.

Al respecto, ratificó la convicción de su Gobierno de construir "toda la infraestructura necesaria para estar preparados" y dar respuestas a una futura demanda mundial de alimentos y energía, en el marco de las consecuencias que dejará la guerra en Ucrania.

"Soy de los que creen que ganar dinero no es una indecencia, lo que es indecente es que la ganancia quede en manos de pocos y la pobreza se distribuya en millones", dijo.

Fernández puntualizó además la labor del general Enrique Mosconi en YPF y pidió al titular de esa empresa, Pablo González, que el complejo de Ensenada "vuelva a llamarse 'Petroquímica General Mosconi'".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!