Secciones
Política

La rosca de la rosca tucumana: la trastienda del "acuerdo de paz" entre Manzur y Jaldo

El futuro jefe de Gabinete negoció su salida con el vicegobernador. Los detalles.

Una de las novelas políticas que se desprendió del cambio de nombres en el gabinete del presidente Alberto Fernández parece que llegó a su fin. Se trata de la interna abierta y pública que se desató en la provincia de Tucumán entre el gobernador y ahora jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el vice, Osvaldo Jaldo, quien lo reemplazará en el cargo mientras el primero este en la Casa Rosada.

“En el marco de la enorme distinción que me han conferido el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández para ocupar la Jefatura de Gabinete de la Nación, y antes de mi asunción, mantuve una importante reunión de trabajo con el vicegobernador Osvaldo Jaldo”, comunicó en sus redes sociales el futuro jefe de Gabinete. 

“El presidente de la Legislatura de Tucumán asumirá la gobernación tras haber presentado mi pedido de licencia. Coincidimos con Osvaldo en que las elecciones internas ya concluyeron: ahora es tiempo de unidad y de encarar esta nueva etapa, mirando hacia adelante”, continuó Manzur.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Acordamos en que todos los que cumplen funciones en nuestra Provincia seguirán en el mismo lugar, con su gente, con sus proyectos, para continuar con la misma dinámica de trabajo. Confío en que puse todo de mi parte para poder sumar mi aporte al gobierno nacional”, agregó el ahora gobernador en licencia. 

“También decidimos que el legislador Sergio Mansilla se incorpore como autoridad a la presidencia de la Legislatura, un avance que generará la reunificación de nuestro bloque peronista. Me voy tranquilo, para asumir otro desafío y seguir colaborando con la provincia desde Nación”, concluyó.

La disputa entre ambos se intensificó a partir de marzo de este año cuando Jaldo decidió que competería contra Manzur en las PASO para empezar a posicionarse de cara al 2023 cuando Manzur no pueda ir por un nuevo período como mandatario provincial. Aún con la derrota que sufrió en las PASO, en donde la lista de Manzur le sacó 20 puntos, Jaldo encontró una oportunidad para quedarse con todo el poder y las cajas provinciales en una sola jugada.

Es que la salida de Manzur a la Nación directamente lo ponía como su reemplazo por ser su vice y con la chance de colocar a alguien de su riñón al mando de la Legislatura provincial y de esta forma quedarse con las dos cajas que tiene la política en esa provincia; algo a lo que Manzur no estaba dispuesto a arriesgarse.

Es por eso que cuando le ofrecieron el cargo de Jefe de Gabinete, Manzur puso como condición de que le encuentren una solución a su problema en Tucumán. Ahí Jaldo, rápido de reflejos dijo que aceptaría un cargo nacional y esperó a que el anuncio se hiciera oficial. Cuando ya en todas las redacciones del país se tenía el nuevo gabinete de Alberto Fernández, Jaldo cambio de opinión y remarcó la necesidad de asumir como gobernador.

Todo esto hizo que las negociaciones durante el fin de semana en Tucumán fueran vertiginosas. ¿Cómo se terminó resolviendo? Jaldo tuvo que ceder el control de la Legislatura amen de poder ser el reemplazo de Manzur en la gobernación.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!