Secciones
Declaraciones

La rosca detrás de la aclaración de Guzmán sobre la carta de Cristina y el acuerdo político previo

El ministro de Economía dio una larga entrevista en donde dejó algunos conceptos. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, rompió el silencio después de la charla que mantuvo con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en donde quedó ratificado en el cargo después de una semana en la que se desató una de las peores crisis políticas del Frente de Todos y del presidente Alberto Fernández

En una entrevista que le dio a la radio AM750, Guzmán contó detalles de la conversación con Fernández de Kirchner. ”Yo he tenido la buena fortuna de tener mucho diálogo en la gestión. La considero una persona excepcional con un compromiso con el país excepcional. Siempre hay un diálogo muy franco y firme. Es muy honesta y clara. Ella manifestó en la carta en la que considera que hubo un ajuste fiscal. En Argentina ha habido una política fiscal expansiva”, dijo.

Asimismo, Guzmán remarcó que sí mantuvo un contrapunto con Fernández de Kirchner. "La vicepresidenta dice que hay un ajuste fiscal, yo digo que no hubo, hubo una reducción del déficit”, manifestó el titular de la cartera económica, que rechazó que el paquete de expansión del gasto después de la derrota en las PASO tenga que ver con un intento de revertir ese resultado. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Es una forma engañosa de contar lo que se está haciendo. Lo que hacemos no tiene que ver con las Elecciones. Tiene que ver con cuidar a la Argentina. La adaptación de las medidas que vamos haciendo es en función de las evoluciones que se van dando. Dentro de lo que es una programación económica muy pensada y articulada”, dijo.

La palabra de Guzmán no fue ingenua, ni casual: respondió a un cálculo en términos de comunicación. De acuerdo a lo que pudo saber BigBang, parte de las negociaciones que el funcionario mantuvo con Alberto Fernández después del escándalo político que desató la publicación de la carta de la vicepresidenta era poder "dejar en claro" que no se estaba llevando adelante un ajuste. "Me están poniendo en el peor de los lugares", le habría espetado durante las horas furiosas que vivió el Frente de Todos. Esta aclaración, además, la realizó en un mano a mano con Morales, un periodista muy cercano a la vicepresidenta.

En otro de los pasajes de la entrevista, Guzmán hizo referencia al préstamo que la administración del expresidente Mauricio Macri tomó con el Fondo Monetario Internacional (FMI). ”El FMI es uno de los peores problemas. Es importante no olvidar para que no vuelva a pasar en Argentina cosas que tanto daño nos hacen. Se desembolsaron 45 mil millones de dólares. Ese préstamo fue vergonzoso, no se usó un solo dólar en mejorar la capacidad productiva, en dar condiciones para que haya más trabajo. Parte se utilizó para pagar deuda y parte se fue de la Argentina. El pueblo nos dio el mandato para resolver ese problema”, remarcó.

"El pago al FMI tiene que ver con la responsabilidad. El camino es construir un acuerdo en el que digamos lo que para nosotros le hace bien a la Argentina. Fue un proceso geopolítico muy desafiante donde se ve el potencial . Buscamos resolver un problema muy grave cuidando a nuestra gente en un mundo donde hay fuerzas económicas que buscan seguir escribiendo reglas de juego que han fracasado. Lo que hacemos es enfrentarnos a esas fuerzas”, agregó.

"La inflación es un mal para el funcionamiento económico. Hay que resolver las múltiples causales que generan la inflación. La estructura productiva estaba muy dañada. Se tomó mucha deuda en dólares sin mejorar la capacidad productiva, en especial lo que se podía exportar. Cuando un país tiene un problema de falta de dólares tiene problemas cambiarios. Lo mismo en el frente fiscal, hay una parte que pone presión en el dólar. Después está la coordinación con empresarios y trabajadores donde hay que ir resolviendo los problemas de la inercia”, dijo al ser consultado de la espiral inflacionaria del 2021 que generaría, a modo de arrastre según la OCEDE, una inflación superior al 40% el año que viene y el siguiente. 

"En marzo habíamos dicho que iba a ser el mes de la inflación más alto por aumento de commodities y que mes a mes se iba a reducir la inflación con alguna suba por cuestiones estacionales. Pero Argentina está en una tendencia de reducción de la inflación”, consignó Guzmán.

"Se hizo un daño enorme con todo el esquema económico que se aplicó en 2015. Se permitió la entrada de capitales especulativos que no vinieron a invertir, vinieron a jugar el juego de la bicicleta financiera. Parte de esos capitales quedaron atrapados y están todos los días poniendo presión en el mercado paralelo en la brecha cambiaria. Si uno no controlase la situación en el mercado de cambios lo que ocurriría es una devaluación”, manifestó. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!