Secciones
Complicaciones

Las 4 incógnitas que la victoria de Trump instaló en la Casa Rosada

1

La apuesta a Hillary

Desde hace meses, Mauricio Macri decidió jugar fuerte por la candidata del Partido Demócrata. En especial, luego de la visita de Barack Obama al país, y los otros dos encuentros que tuvieron los mandatarios en el exterior.

En ese marco, el presidente apostó fuerte: se fotografió con Hillary y Bill Clinton, apoyó la Fundación que tienen ambos y dijo, a viva voz, que prefería a la demócrata.

Ahora, con el triunfo republicano, se abre la incógnita: ¿cómo se vinculará la Argentina con Estados Unidos? ¿Se puede esperar algún tipo de represalia por ese apoyo? Incertidumbres que intentará despejar la canciller, Susana Malcorra, una de las más férreas defensoras de la candidata norteamericana perdedora.


2

El Tratado de Libre Comercio Mercosur- EE.UU.

Será otro desafío central para la economía, a futuro. El Gobierno había comenzado a explorar, con sus socios del Mercosur, pero impulsados por Argentina, un posible acuerdo de libre comercio con el país del norte.

La idea, que Obama en principio apoyaba, era establecer nuevas reglas de intercambio de productos. Una de las primeras señales: EE.UU. permitió el reingreso de limones y carnes tras años de bloqueo durante el Gobierno kirchnerista.

Los limones argentinos regresaron a EE.UU.

Sin embargo, las políticas proteccionistas que reclamó Trump en campaña podrían hacer caer este anhelo, a largo plazo, que había esbozado la Casa Rosada.

3

La tecnología para votar

Otra incógnita que abrió la victoria de Trump es el futuro de la tecnología como elemento central para el futuro electoral. Es que, justo cuando en el Congreso se debate la reforma electoral, que supone el uso de máquinas para emitir boletas electrónicas, las múltiples denuncias en EE.UU. podrían tener impacto en la Argentina.

Si bien el sistema norteamericano es diferente a lo que propone el Gobierno nacional, mientras el funcionario encargado del tema, el ex massista, Adrián Pérez, paseaba por EE.UU. para la elección, el tema aún no se destrabó y podría complicar su discusión. Macri, por su lado, ya había anticipado que en 2017 no quería más boleta en papel como la conocemos hoy. Aunque sea de manera progresiva, el Gobierno quiere usar la tecnología sí o sí.

En este marco, una opción que maneja el Gobierno es imitar la tecnología utilizada en la Ciudad de Buenos Aires.

Quizás el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, junto a su amigo de la infancia, el titular de la Cámara Electoral, Ricardo Dalla Via, quien tiene a su cargo la implementación de la boleta electrónica junto al Ejecutivo. Cosa de amigos.

4

El efecto dudoso de las encuestas

Adeptos como pocos espacios políticos a las encuestas, en especial el jefe de Gabinete, Marcos Peña, los errores groseros en los sondeos que daban como clara ganadora a Hillary volvieron a poner la lupa sobre los estudios cuantitativos. ¿Son realmente útiles?

El macrismo ha hecho uso, y abuso, de las encuestas como herramienta política: decisiones de Estado han sido tomadas con encuestas en la mano, siempre de la mano de Peña, quien incluso inventó un área, cuando era secretario general porteño, que se dedica exclusivamente a los sondeos de opinión.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!