Secciones
Lilita descarriló: de su furia contra Garavano a las críticas contra CFK y el juez que investiga a Stornelli
Política

Lilita descarriló: de su furia contra Garavano a las críticas contra CFK y el juez que investiga a Stornelli

Elisa Carrió no escondió su furia contra Roberto Lavagna, Cristina y Florencia Kirchner, el juez Ramos Padilla, Aníbal Fernández y hasta se burló de los trabajadores del canal C5N.
Lilita descarriló: de su furia contra Garavano a las críticas contra CFK y el juez que investiga a Stornelli

Lilita descarriló: de su furia contra Garavano a las críticas contra CFK y el juez que investiga a Stornelli

Primero su objetivo fue Roberto Lavagna, a quien apuntó por “aburrido”, “soberbio” y por “usar soquetes”. Luego, trató de “imbécil” al ministro de Justicia Germán Garavano. Después manifestó su enojo con Cristina Kirchner: “Está veraneando en Cuba con prisión preventiva firme”. Luego, descargó su furia contra el juez Alejo Ramos Padilla, el magistrado de la Corte Ricardo Lorenzetti y el canal C5N: “Ustedes son unos delincuentes”.


Sólo en las últimas dos semanas, Elisa Carrió desplegó una seguidilla de durísimas críticas en la que apuntó no sólo a dirigentes opositores, sino también a miembros del gabinete. Tal vez el caso más gráfico fue cuando este lunes, en una entrevista con La Nación +, disparó con artillería pesada contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, con quien tiene un enfrentamiento hace más de año, a quien en octubre pasado le pidió el juicio político.

“Es un imbécil”, respondió cuando le preguntaron si había mejorado su vínculo con el ministro. “Imbécil lo digo en el texto de la Real Academia, es decir, falto de inteligencia. No es un insulto, es una descripción objetiva según la Real Academia Española”, sintetizó.

Pero lo cierto es que lejos quedó la Lilita pacífica. La semana pasada, en una entrevista con A24, Carrió también aprovechó para pegarle al ex ministro de Economía Roberto Lavagna, uno de los eventuales candidatos a presidente. Fue la primera dirigente del Gobierno que salió a cruzarlo, luego llegaría el turno del propio Mauricio Macri, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Pero lo de Carrió fue muy enfático: “Tiene un problema de autoestima y además anda en soquetes, no votaría a nadie que ande en soquetes en Pinamar. No hay cosa menos erótica en los hombres que anden en soquetes y calzoncillos, un horror. ¿Malla y soquetes?”.

De todos modos, ese malestar de Carrió continuó expresándose con el paso de los días. Una de las críticas más feroces fue hacia el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que investiga maniobras de inteligencia ilegal y extorsiones donde está muy comprometido el fiscal Carlos Stornelli.

Esta semana, en un acto que hizo en el instituto Hannah Arendt, Carrió disparó: “A (Ricardo) Echegaray, Aníbal Fernández y a todos los de La Cámpora, incluido el juez Ramos Mejía (se corrigió entre risas y dijo Ramos Padilla), a todos esos delincuentes los voy a ver presos.

Carrió dijo que “la Justicia los va a aniquilar”. “O esta o la de Dios, ya están muertos, solo falta el final, que entren a un depósito. Pero ustedes están muertos hace mucho tiempo”, concluyó. La líder de la Coalición Cívica ya había dicho que Ramos Padilla terminaría preso, pero el malestar contra el juez se profundizó después de que el magistrado divulgara ante el Congreso un audio del falso abogado a una diputada muy cercana a ella, Paula Oliveto.

 

Esa misma tarde, en el instituto Hannah Arendt, Carrió protagonizó otro episodio que le valió duros reproches en las redes sociales y hasta un comunicado del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA). La diputada había visto que allí se encontraban las cámaras del canal C5N y en un momento de su discurso arremetió contra el medio opositor. “¿Dónde están los delincuentes de C5N? Parte de la delincuencia argentina. Los trabajadores no tienen la culpa, le digo a C5N que ustedes son unos delincuentes, forman parte de una asociación ilícita”.

Pero el episodio no quedó allí. Cuando el periodista del canal la fue a buscar para hacerle unas preguntas, Carrió se burló de la situación de los trabajadores, que este año denunciaron que no cobraban el sueldo en tiempo y forma por una decisión judicial. “¿Les paga o no les paga Cristóbal López?”, dijo entre risas la diputada mientras se subía al auto.

EL VERANO DE CFK

La furia de Carrió también tuvo como protagonista a Cristina Kirchner. La diputada dijo que Cristina “está veraneando con prisión preventiva firme”, en referencia al viaje de la ex mandataria a La Habana, para visitar a su hija que tiene problemas de salud. “Este es el único país del mundo que le da permiso para ir a Cuba, que es un lugar de asilo político”, dijo Carrió, dando a entender que la ex presidenta no regresaría al país. Finalmente Cristina regresó.

Sobre Florencia, no se refirió a la salud, sino que remarcó: “Pobre, porque en definitiva a uno no deja de darle pena cuando los monstruos de los padres convierten a los hijos en delincuentes, pero más allá de eso es responsable penalmente”.

Temas

  • Críticas y furia

Comentarios