Secciones
Política

Los diputados del FdT denunciaron “maniobras golpistas” y JxC salió al cruce: “¡Haganse cargo!”

La semana pasada el ex carapintada convocó a un golpe de Estado y Martín Tetaz sugirió la renuncia del Presidente en medio de una corrida bancaria.

Se viven tiempos difíciles. En las calles, en el mercado y en la política. Y para algunos vale todo. Incluso llevar la discusión al barro o, directamente, evocar los tiempos más oscuros de Argentina. En ese punto, mientras varios miembros de la oposición piden la renuncia de Alberto Fernández, el dólar ilegal vuela, el establishment presiona para una devaluación, y aparecen los carroñeros. 

 

La semana pasada el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, salió a responderle a Fernández tras un duro discurso contra los productores agropecuarios que se niegan a liquidar la soja. “Es atrevido e imprudente. Nadie le quiere torcer el brazo a nadie. Es un concepto errado, hasta ofensivo que nos traten de esa manera. Estamos trabajando como habitualmente trabajamos. Lo que se viene comercializando es lo que habitualmente se comercializa para esta época del año”, lanzó el líder de la SRA.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Y finalizó:  “El gobierno no tiene necesidad de faltarle el respeto y maltratar al sector más competitivo, que más trabaja y que más invierte en el país. Es atrevido por parte del Presidente decir que los productores nos estamos guardando no se qué. El Poder Ejecutivo y el Ministerio de Economía son los responsables de lo que estamos viviendo”.

 

Eso no fue nada. Los diputados de la oposición, en los nombres de Martín Tetaz y Mario Negri. El primero afirmó en Twitter:  “La crisis es de naturaleza política y no se va a resolver hasta que ocurra una de dos; o el gobierno muestra unidad (CFK y AF con Batakis) anunciando un plan concreto, o se van”.

 

Por su parte, Negri, titular de la UCR en la Cámara baja afirmó:  "Sólo aportó grageas de desesperación, no sumó credibilidad. ¿Quién le tuerce el brazo al Presidente? El campo ya liquidó U$s 20 mil millones, no se le puede exigir que liquiden otros 20 mil millones si la brecha cambiaria es superior al 100%".

 

Pero si faltaba alguien era Aldo Rico, ex carapintada que amenazó a la democracia a finales de los 80, bajo el gobierno de Raúl Alfonsín. ¿Qué dijo el ex militar? Llamó a un golpe de Estado contra el gobierno actual. “Lamentablemente, en nuestra amada patria se ha reemplazado la historia por la memoria. Y la memoria es siempre parcial. Tenemos que hacer lo posible para recuperar la historia. Y nosotros somos parte de la historia, porque somos veteranos. Pero no solo de Malvinas. Hemos luchado contra el inglés y contra la subversión, en defensa de los valores más importantes de nuestra patria”, comenzó el discurso grabado de Rico.

 

Y siguió: Lamentablemente, nuestras amadas Fuerzas Armadas están 'conducidas' por un delincuente terrorista que fracasó, que mató a la persona equivocada cuando tuvo que hacer un atentado. Por eso nos dirigimos a todos los veteranos, de todas las jerarquías, estamos hablando los que pertenecemos a los cuadros oficiales, queremos integrar a nuestros soldados veteranos que pelearon como soldados y prepararos. Porque apreciamos que nuestra amada patria las situaciones de violencia y de disolución se van a profundizar”.

Por último, Rico amenazó: “Tenemos que unirnos. Tenemos que organizarnos. Tenemos que volver a tomar los enlaces y organizarnos cada cual donde esté. Esto es una llamada de reunión antes de la batalla, como se estila en nuestras fuerzas armadas. Cuando la patria está en peligro, todo es lícito, menos dejarla desaparecer. Estamos en esta circunstancia. Les pido que se pongan de pie, que se unan, que se organicen y que establezcamos un adecuado enlace entre todos nosotros. Tenemos que estar al lado del ejército si las circunstancias se pronuncian en más disolución y violencia”.

El comunicado del Frente de Todos

 


Tras esas expresiones de odio, los diputados del Frente de Todos emitieron un comunicado en el que repudiaron “maniobras y expresiones de neto corte golpista”. En ese punto, afirmaron: “Diputadas y diputados nacionales del Frente de Todos expresamos nuestro firme repudio a las maniobras y expresiones de neto corte golpista que aparecieron en los últimos días”.

 

Y continuaron: “Una brutal corrida cambiaria que pretende una devaluación abrupta de la moneda nacional, pedidos de juicio político a nuestro presidente de la Nación, amenazas contra el Instituto Patria, exmilitares convocando a las Fuerzas Armadas, y dirigentes políticos y operadores mediáticos planteando el adelantamiento de las elecciones”.

 

En otro tramo expresaron: “Hay una acción sistemática de desestabilización política y económica. El contexto requiere claras y explícitas manifestaciones públicas. Hacemos un llamado a la responsbailidad institucional de la oposición. Solicitamos al Poder Judicial que asuma una postura proactiva en defensa de la democracia y las instituciones, e investigue las denuncias que el Poder Ejecutivo ha realizado”. Y finalizaron: “Defendamos a nuestra democracia, que tantas vidas y esfuerzo costó recuperar”.

La respuesta de Juntos por el Cambio

 

 

Tras ese comunicado de los diputados oficialistas, los emblemas del macrismo salieron con todo. La primera fue Patricia Bullrich, presidenta del PRO, que lanzó en Twitter: “El oficialismo es el colmo. Se boicotean, se insultan, se destruyen entre ellos ¡y sacan este documento! En el medio estamos todos los argentinos, pero no les importa. ¡Gobiernen! Si no saben hacerlo, ¡acéptenlo, carajo!”.

 

En tanto, Fernando Iglesias, ultramacrista desde 2015, escribió, enojado: “Cristina. Grabois. Rico. Todos de ustedes, compañeros. ¿Quiénes hablan de sangre y saqueos y organizan reuniones militares? El golpismo son ustedes. Como en 1989 y 2001. Manual peronista de desestabilización de gobiernos, lo llamaba Cristina Kirchner. Háganse cargo”.

 

En sintonía, y siempre en la línea Iglesias, el diputado del PRO,  Waldo Wolff, volcó sus palabras contra el Gobierno Nacional:  “El FdT denuncia desestabilización de la oposición. Después de las PASO renunciaron nueve ministros y autoridades del bloque, Juan Manzur no viene al Congreso, Cristina Kirchner lo chicanea por televisión y Twitter y Juan Grabois pide sangre. ¿Y golpistas somos nosotros? Háganse cargo”.

 

El ex presidente del Banco Central bajo la presidencia de Mauricio Macri, Alfonso Prat Gay también aprovechó las circunstancias para salir a repartir críticas:  “Confunden desconfianza con especulación. Se desestabilizan solos”. En tanto, el ex embajador ante la República Popular China entre 2015 y 2019, Diego Guelar dijo: “Nada mas golpista que las expresiones de Cristina y su gente… Los comentarios de la prensa, los empresarios medianos y pequeños, así como los de la oposición, solo reflejan la preocupación por el creciente vacío de poder”.

 

Por último, el radical Ricardo Buryaile opinó: “Golpistas son los que se niegan a entregar el bastón de mando y asistir a la asunción de un Presidente elegido por la gente, los que arrojan 14 toneladas de piedras al Congreso y los que avalan regímenes dictatoriales como el de Venezuela en el exterior”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!