Secciones
Política

Los ministros que no renunciaron, Aníbal y la intimidad de la crisis dentro de La Rosada

El presidente Alberto Fernández encabeza un encuentro con varios funcionarios.

La oleada de renuncias activó las alarmas en el Gobierno Nacional. Comenzó en horas del mediodía con la carta del ministro del Interior, Wado de Pedro y continuó con otros funcionarios más cercanos al ala de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Por ese motivo, el presidente Alberto Fernández convocó a una reunión en la Casa de Gobierno junto a aquellos ministros que no renunciaron y otras personalidades cercana al peronismo.

 

Es que la derrota del Frente de Todos en las PASO dejó en evidencia los errores “forzados” y no que el Gobierno realizó durante sus primeros dos años. Así que en la interna comenzaron los pedidos de cambios, algo que el primer mandatario no estaba listo para hacer. De hecho, en sus primeros dos actos, Alberto se mostró con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y con el ministro de Economía, Martín Guzmán. Ambos funcionarios son los más criticados por los propios. A ellos se les suma Claudio Moroni, el titular de Trabajo, uno de los ministerios con más errores durante 2020, en medio de la pandemia, y también en 2021.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Hasta el momento, de De Pedro, renunciaron el ministro de Justicia, Martín Soria; el ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza; el titular de Cultura, Tristán Bauer; la titular del PAMI, Luana Volnovich; la del ANSES, Fernanda Raverta; el ministro el de Medio Ambiente, Juan Cabandié; el titular de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani; y Martín Sabbatella, titular de ACUMAR. 

 

Antes de que todos ellos presentaran la renuncia, todo el gabinete de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner y todo el del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, también pusieron su renuncia a disposición. En ese contexto, el ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, afirmó: “Cada funcionario tiene su forma y su estilo. Los ministros somos elegidos por el Presidente y no somos un grupo de ministros que definimos políticas, las políticas las define el Presidente y nosotros somos el brazo ejecutor”.

 

Por eso agregó: “Cada uno a su estilo lo ha hecho (presentar la renuncia). Si Wado eligió la manera escrita el día de hoy, nosotros elegimos presentar la renuncia oralmente el mismo domingo o el lunes. La diferencia es de forma. No hay nadie que haga planteos distintos o que sea una renuncia indeclinable. Algunos tenemos la oportunidad de hablar diariamente con el Presidente”.

Por último, Ferraresi agregó sobre un supuesto pedido de la vicepresidenta para que los funcionarios renuncien que agitaron desde Juntos por el Cambio: “Me considero uno de los más cercanos a Cristina y la verdad que nadie me dijo lo que tenía que hacer”. 

 

Por la mañana, el presidente había encabezado el acto de lanzamiento de la Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, junto al ministro de Economía. Pero  su agenda cambió cuando se enteró de la renuncia de varios de sus funcionarios. Automáticamente organizó una reunión en la Rosada. 

 

Entre los presentes estuvieron Cafiero, la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia; el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; el canciller Felipe Solá, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens (Turismo y Deportes), la ministra de Seguridad, Sabina Frederic;  el ministro de Trabajo, Claudio Moroni y Cecilia Todesca. ¿La sorpresa? Aníbal Fernández, que llegó a la Casa de Gobierno cerca de las 17 horas. Cuando se retiró, dijo: "El presidente no me pidió nada. Hablamos de política". Y finalizó: "No hay ningún quiebre en el Gobierno".

 

Aunque no ha sido informado oficialmente, esta misma noche el presidente podría anunciar los cambios en su gabinete. Todavía deben evaluarse los diferentes cambios. Según dejaron entrever allegados al Gobierno Nacional, podrían ser desplazados los funcionarios “técnicos” y volverían las figuras con peso político y más llegada a los territorios donde tienen que recuperar los votos para las elecciones generales del 14 de noviembre. 

Por su parte, Sergio Massa organizó una reunión de urgencia con el Frente Renovador. Después de ese encuentro, Massa se encontró con Máximo Kirchner. Por el momento, no se sabe qué decidieron en esa charla. Los rumores indican que el ex intendente de Tigre podría ocupar el lugar de Cafiero. En tanto, Máximo también fue tentado en ocupar un cargo ejecutivo, aunque daría su negativa para seguir en la Cámara de Diputados. Será cuestión de esperar. Por estas horas, el gobierno de Alberto define a sus mejores integrantes y la estrategia adecuada para que sus políticas económicas lleguen cuanto antes a la población. 
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!