Secciones
Política

Los tuyos, los míos, los nuestros: cómo se inclina la balanza del gabinete "albertista" con lugares para CFK y Massa

El kirchnerismo y Massa tendrán lugares claves en el gabinete, aunque el protagonismo en el armado lo tuvo Fernández, que no confirmó quién estará al frente de la AFI ni la ANSES. 

“Saben ustedes que la conozco bien a Vilma”, soltó Alberto Fernández al presentar a su futura secretaria de Legal y Técnica. En la sala hubo algunas risas y la ex diputada hizo un divertido gesto de sorpresa: el presidente electo y la mujer que deberá cuidarle la firma fueron pareja durante diez años.

A días de asumir y sin grandes sorpresas, Fernández anunció este viernes por la tarde en sus oficinas de Puerto Madero los nombres de 35 funcionarios que lo acompañarán en la gestión a partir del 10 de diciembre.

Confirmó que finalmente Martín Guzmán estará al frente del Ministerio de Economía que deberá negociar con el FMI la reestructuración de la deuda; y que Matías Kulfas estará a cargo del Ministerio de Desarrollo Productivo. El reparto de cargos y cómo queda la balanza para cada espacio que forma parte del Frente de Todos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Fernández lo advirtió en el comienzo: “Quisiera que la unidad que se logró en el Congreso esté reflejada en el Gobierno”. Con una impronta más “albertista”, en el Gabinete hubo lugar para dirigentes cercanos a Cristina Kirchner, Sergio Massa y los intendentes. La sorpresa: dos funcionarios que tendrán gran poder como Guzmán y la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, provienen del ámbito académico.

PUROS ALBERTO

Fernández estará rodeado por dirigentes de su mayor confianza en las áreas más duras y se abrió para los cargos menos sensibles. La abogada Ibarra, una de las mujeres de mayor confianza del presidente, estará cargo dela Secretaría de Legal y Técnica. “Gracias por cuidarme la espalda”, le dijo. Hermana del ex jefe de gobierno porteño Aníbal Ibarra, Vilma fue abogada de la Corporación América y pareja de Alberto por diez años.

Con el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, ocurrió algo similar: se conocen desde hace varias décadas, de la militancia juvenil. Vitobello fue titular de la Oficina Anticorrupción durante la gestión de Cristina Kirchner, y mantiene un bajo perfil, siempre muy cerca de Fernández.

Al frente de Justicia fue ratificada Marcela Losardo, una abogada penalista que conoce como pocas los pasillos de Comodoro Py, de muy buen vínculo con jueces y fiscales federales. De bajo perfil, conoce a Fernández desde que ambos eran estudiantes en la Facultad de Derecho, y lo acompañó en cada cargo que tuvo: en la Superintendencia de Seguros de la Nación, el Banco Provincia y en la Jefatura de Gabinete. Un dato curioso: esta tarde, cuando arribó a las oficinas de Puerto Madero había una nutrida guardia periodística que no la reconoció. Con la Justicia en el centro del debate público, los días de perfil bajo podrían aproximarse a su fin.

En el Ministerio de Trabajo, Fernández designó a Claudio Moroni, otro dirigente de su mayor confianza, que mantiene buen vínculo con la cúpula de la CGT y con Hugo Moyano, así como nexos con empresarios. Es otro “Alberto puro”, grafican. 

Santiago Cafiero tendrá un desafío clave: ser el jefe de Gabinete de un hombre que tuvo ese cargo con Néstor y Cristina Kirchner. Fernández lo define como su “alter ego”: miembro del Grupo Callao, se conocen con Fernández desde hace pocos años, aunque afianzaron muy buen vínculo.  Algo similar ocurre con Matías Kulfas y Cecilia Todesca, quien será vicejefa de Cafiero. Los dos economistas fueron el faro de referencia de Fernández durante toda la campaña.

Fernández también tuvo palabras muy elogiosas con Gustavo Béliz, el próximo secretario de Asuntos Estratégicos, que estará a cargo de hacer una “gran reforma” del Estado. Entre otros aspectos, Alberto le encargó el armado del Consejo Económico y Social que deberá para por el Congreso. En su anunció, el presidente electo volvió a elogiar a Roberto Lavagna, a quien tratará de convencer para liderar ese consejo.

LOS TUYOS, LOS MÍOS, LOS NUESTROS

En el armado del Gabinete también hubo lugar para dirigentes “K puros”, como el ministro del Interior, Wado de Pedro, quien tejió un vínculo muy cercano con Fernández en plena campaña, aunque tiene línea directa con el instituto Patria y Cristina. El Ministerio de Transporte fue para Mario Meoni, ex intendente de Junín y hombre cercano a Sergio Massa, quien había presionado para que dos de sus hombres fueran al Ejecutivo (Seguridad y Transporte). En AYSA fue designada la diputada bonaerense electa Malena Galmarini, su esposa.

El diputado K y ex presidente del Conicet, Roberto Salvarezza, fue designado al frente del Ministerio de Ciencia y Tecnología, que recuperará rango ministerial; mientras que Juan Cabandié, que se fue de La Cámpora años atrás y mantiene buen vínculo con Cristina y Alberto por igual (fue uno de los que insistió para que se reunieran a fines de 2017) será ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Entre los que muchos anotan para la vicepresidenta se encuentra Carlos “Chino” Zannini, ex secretario de Legal y Técnica durante 12 años, que será el Procurador del Tesoro (el jefe de los abogados del Estado). Hoy Fernández le bajó el tono a versiones que señalaban esa designación como una “presión” de Cristina y dijo que siempre tuvieron una relación de “amistad y respeto”. “Nadie me lo impuso”, rechazó, y recordó que Zannini estuvo 107 días preso.

En el reparto, un intendente muy cercano a Fernández también salió victorioso: Gabriel Katopodis (San Martín) será ministro de Obras Públicas; mientras que Victoria Tolosa Paz (ex precandidata a intendenta de La Plata y esposa de Pepe Albistur, amigo íntimo de Alberto) estará al frente del Consejo contra el Hambre. Daniel Arroyo, también de confianza de Fernández, será ministro de Desarrollo. Felipe Solá, canciller, también en la cuenta de los “albertistas”, del mismo modo que Ginés González García, al frente de Salud; y Nicolás Trotta, actual rector de la UMET, que irá a Educación.

Elizabeth Gómez Alcorta será la ministra de la Mujer, Género e Igualdad: ex abogada de Milagro Sala, es integrante del CELS, igual que la antropóloga Frederic, una estudiosa de las fuerzas de seguridad muy crítica de la Doctrina Chocobar, docente de la Universidad de Quilmes e investigadora del Conicet, que reemplazará a Patricia Bullrich la semana que viene. La diputada de La Cámpora Luana Volnovich será la titular del PAMI.

LOS AUSENTES Y LAS INCÓGNITAS

En la sala hubo 32 sillas, aunque Fernández confirmó 35 funcionarios. Los ausentes fueron Guillermo Nielsen, que estará al frente de YPF (ya mantuvo reuniones con empresarios del sector petrolero) y Sergio Lanziani, quien asumirá la Secretaría de Energía, tras una gestión en Misiones, muy valorada por Fernández. El tercero es Miguel Pesce, quien será propuesto para presidir el Banco Central, un lugar donde cuenta con antecedentes: fue el vicedirector con más años al frente de la entidad.

Entre las incógnitas, Fernández evitó anunciar quién estará al frente de la Agencia Federal de Inteligencia, luego de que se especulara con nombres como Alberto Iribarne y hasta algún abogado penalista y docente cercano al presidente. El diputado Leopoldo Moreau planteó su disolución, aunque por ahora no se dio a conocer qué ocurrirá. La ANSES es otra de las áreas que aún no tiene confirmados.

Temas

  • Alberto Fernández
  • gabinete
  • Felipe Solá
  • Daniel Arroyo
  • Agustín Rossi
  • Cristina Kirchner
  • Sergio Massa
  • Gabriel Katopodis
  • intendentes
  • Anses

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios