Secciones
Lanzado

Lousteau mira a 2019 y será candidato a jefe de Gobierno porteño

Martín Lousteau, embajador argentino en los Estados Unidos, confirmó hoy que en 2019 será candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por el partido ECO (Energía Ciudadana Organizada) y dijo, a su vez, que su partido participará de las elecciones legislativas de 2017.


Lousteau confirmó que en 2019 competirá en las elecciones porteñas. 

"Nuestro espacio va a estar representado el año que viene y en 2019. Como estuvimos cerca y formamos un equipo de gestión en las distintas áreas, vamos a presentar lo mismo en 2019 y el año que viene vamos a decidir la mejor estructura para ir a la elección", explicó a Clarín.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Es que en las elecciones de julio del año pasado, Lousteau se enfrentó al actual jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y perdió por tan sólo tres puntos. Tras la elección, fue convocado por el Presidente para estar al frente de la Embajada en Washington.

Lousteau, a la carga por la Ciudad otra vez. 

Sobre esa derrota electoral, Lousteau dijo que “hicieron su mayor esfuerzo” y pareció enviarle un mensaje a Larreta. “Dimos lo máximo, hicimos una campaña de acuerdo a nuestros principios y prefiero perder con esos principios que ganar haciendo cosas de las que después me voy a arrepentir", reflexionó.

Por otra parte, se refirió a los primeros meses de gestión de Macri y dijo que al presidente lo ve "enfocado" y "con una agenda bastante clara". Y agregó: "A veces subestimamos lo complejo de la herencia, el gobierno anterior simulaba que las cosas estaban bien y ahora se explicitó la realidad".

Lousteau también analizó la gestión de Mauricio Macri. 

Lousteau recordó sus cinco meses como ministro de Economía de Cristina Kirchner y el conflicto con el campo que desencadenó en la firma de la resolución 125. "Yo quería reducir los subsidios. Y quienes los manejaban (Guillermo) Moreno, (Ricardo) Jaime y (Julio) De Vido, no querían eso. La alternativa que salió fue la de Moreno, ponerle un precio tope a la soja", aseguró.

Por último, ante la consulta sobre qué haría en caso de que Cristina Kirchner lo llame para reunirse, el funcionario respondió: “La atiendo, pero no creo que vaya a tomar un café porque desde que renuncié jamás tuve ningún tipo de diálogo". Y polemizó: "Después de ocho años no sé para qué serviría tomar un café con ella".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!