Secciones
Política

Luego de las criticas de Hebe de Bonafini, Alberto afirmó: "Es hora de terminar con las divisiones"

Además el presidente agregó: "Tanta pelea no le hace más fácil la vida a la gente".

Tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la interna en el Frente de Todos arde. Pero, el presidente Alberto Fernández intenta conciliar. Mientras muchos rumores indican que la relación con Cristina Fernández de Kirchner  no pasa por su mejor momento y fuentes gubernamentales juran que la vicepresidenta podría publicar una nueva carta pública en el marco del 24 de marzo en donde dejará duras críticas hacia el andar de su administración, el máximo mandatario le baja el tono a las polémicas y a cualquier tipo de rosca. A pesar de que no está libre de las críticas desde diversos sectores. 

"Hace falta que nos unamos mucho más, ya que cuando trabajamos unidos todo es más fácil", dijo Fernández en un acto en la ciudad de Paraná, en la provincia de Entre Ríos, junto al gobernador Gustavo Bordet; el ministro de Educación, Jaime Perczyk y el intendente municipal, Adán Bahl.

"Como fue con Néstor, con Cristina y conmigo, estamos decididos que no hay mejor inversión que la que se pone en materia educativa, de ciencia y tecnología. Lo hicimos antes y lo vamos a seguir haciendo ahora con todos", sostuvo Fernández y agregó que "es hora de terminar con las divisiones; ya discutimos mucho, nos diferenciamos mucho, y tanta pelea no le hace más fácil la vida a la gente ”, sostuvo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin decirlo abiertamente, las frases del Presidente parecieron una respuesta a los dichos de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, que cargó con dureza por las últimas decisiones del jefe de Estado a quien además acuso de “no ser kirchnerista”. 

Cabe recordar que Hebe estuvo junto a la vicepresidenta durante la jornada de ayer debido a que ella la visita en su despacho en el Senado después del ataque que sufrió durante el tratamiento del proyecto de acuerdo con el FMI en el Senado.  “A Cristina la vi más contenta, mejor, porque a veces está un poco enojada. Pero estaba bien, primero estuvo con las Madres, saludó a todo el personal y después estuvimos un rato largo charlando las dos a solas. Fue muy bueno e interesante para mí, para aprovechar políticamente”, contó Bonafini en declaraciones a la radio FutuRock,

Durante la entrevista, Hebe comenzó con la catarata de críticas contra Fernández, pero también estuvieron dirigidas a su entorno. “No hay discusión, ya lo dijo Fernández: ‘Yo soy el que manda, yo soy el que decide’. El tema es que encontró otra gente para mandar, manda a otros para que digan lo que él piensa, así que es complicado, puso gente para que hable por él”, agregó.

“El Frente de Todos ya nació así: Massa no tiene nada que ver con nosotros, mucha gente que entró no tiene que ver. A medida que muestra su cara, Alberto no tiene nada que ver con el proyecto kirchnerista. La verdad que está mucho más a la derecha que cualquiera porque en vez de ir a ver a un niño pobre que no come ni tiene zapatos, y solo le queda tomar paco para que no le duela el estómago, se fue a Tortuguitas. Él ahí ya dijo con quién quiere estar y a quién va a defender”, remarcó luego.

“No tiene ningún interés en ver a los pobres porque es un cachetazo en medio de la cara. Se mete en un barrio sin cloacas, sin luz, en el que los chicos no van a la escuela porque no tienen zapatillas.”, apuntó la titular de Madres de Plaza de Mayo.

En otro de los pasajes, ante tamaña declaración, Bonafini fue consultada sobre si cree que puede llegar a haber una reconciliación entre ambos. “No sé, eso es cosa de ellos, no se me ocurrió preguntarle eso a Cristina. Ella fue la que lo eligió, tendrá que conversar o no, no lo sé. Por ese lado no fueron mis preguntas”, consideró sin dar muchas más definiciones. 

Casi de inmediato, volvió a criticar la forma en la que se llevó la negociación con el Fondo. “Con el FMI no hubo discusión, ya estaba todo arreglado. Nos hicieron creer que nosotros podíamos discutir. Acá se tendría que haber hecho un paro general, así se daban cuenta de quién es el que hace caminar al país. Los trabajadores están todos explotados, mal pagos y ganando una miseria”, dijo. 

“El FMI exige, por eso aumentó la nafta. No me vengan con la guerra porque el mundo nunca dejó de tener guerras. Ahora, depende de quién haga la guerra, porque si se la hacen los judíos a los palestinos está bien hecha: ‘No pasa nada, hay que matarlos, les sacamos el territorio porque es nuestro’. Sin embargo, hay una gran cantidad del pueblo judío que no quiere eso, por eso existen las mujeres de negro en Israel, que se paran en una esquina para repudiar cuántos chicos van presos porque no quieren tirar conta los palestinos”, concluyó. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!