Secciones
Política

Macri dijo que es un "absolutista de la libertad de expresión": el día que metió preso a un pibe por twittear

Se suma la detención del joven que confundió a Esteban Bullrich con el amante de su mujer y también marchó preso.

Después de que distintos representantes de Juntos por el Cambio cuestionaran el proyecto del Gobierno nacional para regular el uso de las redes sociales en el país, quien decidió opinar sobre el tema fue nada más y nada menos que Mauricio Macri. Sí, el mismo que durante su presidencia detuvo a un adolescente por un tweet en su contra. Pese a eso, compartió una columna de opinión en sus redes sociales que llamativamente tituló: "Soy un absolutista de la libertad de expresión".

"A diferencia de la mayoría de los dirigentes del oficialismo, incluyendo al presidente y a la vicepresidente, yo nunca bloqueé a un usuario en Twitter y nunca lo haré. No importa lo que digan. Desde mi punto de vista, el único límite que debe existir para las expresiones públicas en redes sociales o en cualquier plataforma de comunicación, son los contemplados por la Constitución Nacional y el código penal y la facultad de intervenir de la Justicia Civil en los casos que corresponda. Todo lo demás es censura o vigilancia", disparó.

Luego, aseguró que el anunció del Gobierno fue "desafortunado". "Declararon que trabajan en un 'pacto para el buen uso de redes sociales' para saber de qué lado de la democracia estamos. Yo estoy en contra de cualquier intento de limitar, regular, afectar, influir o condicionar, en cualquier forma, nuestro derecho a expresarnos libremente dentro de los artículos de la Constitución. No concibo que la democracia sea posible regulando las expresiones en las plataformas o en los medios de comunicación. No es la visión del oficialismo. En el pasado, intentaron regular a los medios y en la actividad individual de sus principales dirigentes consta el bloqueo a usuarios, los insultos, el desprecio por las ideas y opiniones de las personas".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Por eso, coincido plenamente con la posición de Elon Musk que hace poco declaró en un tweet ser 'un absolutista de la libertad de expresión'. Yo también soy un absolutista de la libertad de expresión. Por eso, si es necesario, lucharé junto a todos ustedes para que nadie se meta con lo que queremos decir, cómo podemos decirlo, ni dónde tenemos permitido hacerlo", cerró.

Tal vez la memoria le falló al ex presidente que, si bien asegura jamás haber bloqueado a un usuario en redes sociales por opinar distinto, su Gobierno sí encarceló a un adolescente por un tweet. Y la detención de Nicolás Lucero, allá por agosto de 2016, no fue el único caso: un año después, tuvo amplia repercusión la historia de un joven que le escribió por mensaje de WahtsApp a Esteban Bullrich, pensando que se trataba del amante de su novia, ya que estaba agendado como “Esteban Cambiemos”, debido a que el ex ministro y senador electo habitualmente hace público su teléfono celular. Pasó cuatro días detenido. “Qué querés vos con mi novia, ¿qué te pasa? ¿No me contestas? Me tenés miedo?”, le había escrito, según se informó. La Justicia entendió que se trató de una confusión y fue liberado.

Otro de los casos llamativos fue el de otro joven, Miguel de Paola, de 20 años, que había publicado varias frases en árabe, con contenido terrorista. Pasó 50 días detenido, tras ser allanado en su casa. Al ser liberado, aclaró que “era todo una broma”, y pidió disculpas al presidente. “No tengo nada en contra de nadie. Fue una tontería", dijo.

Habló el joven detenido por "amenazar" a Macri: "No tengo intención de matar a nadie"

Nota de la redacción: la versión original de esta nota se publicó el 31 de octubre de 2021 y su autor es Agustín Gulman

Cuando Nicolás Lucero llegó a su casa el jueves pasado lo sorprendió la gran presencia de efectivos de la Policía Federal en la cuadra. En el interior de su vivienda había una docena de uniformados con una orden de allanamiento en su contra por el supuesto delito de intimidación pública al presidente, Mauricio Macri, por un mensaje que publicó en Twitter en agosto de 2016, citando una canción de cancha. Varios días después, relata a BigBang cómo fueron las horas detenido y asegura: “Me parece una boludez, no tengo intención de matar a nadie, menos al presidente”.

Llegaba de una entrevista laboral a su casa de José León Suárez cuando notó el operativo. Entró a su casa y una docena de efectivos le leyeron la orden de allanamiento. Lucero no entendía de qué se trataba: nunca lo habían allanado, ni había sido detenido. “Me explicaron que era por un tweet contra Macri”, contó el joven.

Para entender el porqué del llamativo operativo hay que retrotraerse al miércoles 17 de agosto de 2016 a las 12:43. “Macri te vamos a matar no te va a salvar ni la Federal (la 12)”, escribió el joven. Ese mensaje, de acuerdo a lo explicado por el Ministerio de Seguridad, dio origen a la intervención de la División Investigación de Amenazas e Intimidaciones Públicas, de la Policía Federal.

En el comunicado oficial que emitieron la semana pasada aseguraban que secuestraron “documentación de vital importancia en la causa”. Según contó el joven a BigBang, se llevaron una notebook del programa Conectar Igualdad que pertenece a su hermana y tres teléfonos celulares: de él, de su papá y de su mamá.

Fuentes del Ministerio de Seguridad aseguraron a este medio que hubo una intervención telefónica para tener mayores datos. “Se entiende que puede haber una amenaza”, aseguraron respecto al mensaje publicado en la red social.

El joven fue liberado varias horas después, aunque aún continúa el proceso judicial en su contra por el delito de intimidación pública. “Me parece que es una boludez, yo no soy de ningún partido político, es una canción de cancha, no tengo intención de matar a nadie, menos al presidente, soy un simple trabajador, fue una picardía”, se excusó Lucero.

Lucero dice que tiene miedo porque le anunciaron que lo llamarán a declarar en sede judicial y le advirtieron que podría volver a ser detenido. “Me enteré que hubo otros casos parecidos, me lo dijeron los policías. Yo escribí eso porque se cantaba esa canción en la cancha: querían suspender la cancha y cantaban contra el presidente y contra la AFA”, remarcó.

Inclusive, dice que le gustaría explicarle Macri o a funcionarios del Gobierno nacional que no tiene intención de matar a nadie y “pedir disculpas”. Pero además, se lamenta porque con la causa judicial será más complejo conseguir empleo. Tras hacerse público en las redes sociales un abogado le ofreció los servicios. “Un abogado me quería cobrar $80 mil, mi mamá quería sacar un préstamo”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!