Secciones
Juntos por el cambio

Macri, recargado: su postura en la interna y su estrategia para controlar a Bullrich y Larreta

El ex presidente se ve por encima de la interna que se desató en el PRO y juega la carta "tengo los votos".

El ex presidente Mauricio Macri se siente, y sobre todo cree, que es el candidato que hoy en día ganaría cualquiera de las internas que pueden realizarse dentro de Juntos por el Cambio. Está convencido de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, nunca tendrá actitudes “parricidas” en ninguno de los escenarios (entre ellos si el alcalde porteño ocupa el sillón de Rivadavia), y considera que con un sólo tuit deja fuera de cancha a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich

“Él sabe que hoy en día es el que más votos tiene. No le alcanzan para ganar, pero lo habilitan a tener voz, voto y hasta veto”, consideran dentro del PRO. Mientras tanto, cerca del ex presidente reniegan de los que sostienen que se mete de lleno en las disputas internas que hay, como la de Bullrich contra Rodríguez Larreta

“Está por encima de este tipo de discusiones”, remarcan desde su entorno ante la consulta de este medio. La paz que selló con Rodríguez Larreta todavía sigue firme, y también así su pensamiento sobre que no es momento para que Bullrich empiece con su armado. Pero no todo es tranquilidad con quien fue su jefe de Gabinete. Los reclamos para que mantenga una postura más dura contra Fernández son persistentes.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin animo de meterse de lleno en esa interna, Macri se siente cómodo al mirarla desde afuera, según explican en su entorno. Todo esto mientras dos dos principales dirigentes que tiene el PRO a nivel nacional empiezan a calentar motores. En enero, Bullrich puso primera y empezó a recorrer cuanto lugar pudo, sumar legisladores nacionales y provinciales en sus filas siempre con la misma bajada: “Estás con ellos o con nosotros”. Consultados por este medio, desde su entorno negaron que esto suceda, remarcaron que no hay disputas internas aún y que todo se da en el marco del fortalecimiento de Juntos por el Cambio.

Larreta, en contraposición, descree de esa versión. La persona que por estas horas se está encargando de cerca de seguir el rastro, mapear y preparar la contraofensiva sobre Bullrich es el secretario de Asuntos Estratégicos, Eduardo Macchiavelli, quien ya tiene experiencia en esa disputa.

“Esta aprovechando el tiempo que Rodríguez Larreta ya había adelantado que le iba a dedicar a la gestión. Sale para todos lados para apurar”, remarcó una alta fuente partidaria conocedora de la situación.

Mientras Bullrich empieza a armar su agenda en diferentes provincias, los referentes locales que ya tomaron partido reciben la negativa para formar parte de los encuentros, sacarse una foto o directamente tener acceso a la agenda de actividades. Consultados desde el entorno de Bullrich negaron esta información y remarcaron que la situación se encuentra más que bien con todos los dirigentes que responden al jefe de Gobierno porteño. 

“Nadie duda de que a la larga tenemos más chances nosotros, pero no nos podemos dormir ni un segundo”, remarcó uno de los miembros de la mesa del armado larretista que conduce el diputado nacional Diego Santilli. De esa cabeza de equipo, explican, tiene que llegar la orden tajante de dar la señal de largada pero todavía hay algunas cuestiones que buscan terminar de cerrar antes. Una de ellas es justamente la definición sobre el rol que tendrá o puede llegar a tener el ex armador de Macri, el diputado nacional Emilio Monzó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!