Secciones
Política

Más allá de Netlix: jubilados, créditos UVA y aumentos por decreto, los 3 interrogantes de la ley de Solidaridad

El proyecto sería aprobado sin dificultades hoy en Diputados y mañana el Senado podría transformarlo en ley. 

Más allá de los aspectos fiscales e impositivas, el proyecto de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que el gobierno pretende aprobar este jueves en la Cámara de Diputados y darle un tratamiento exrpress el viernes en el Senado incluye al menos tres aspectos abren la puerta a un interrogante de cara a los próximos meses. El Frente de Todos descuenta que tendrá el apoyo de dos bloques opositores con los que negociaron introducir algunos cambios al texto original.

MÁS ALLÁ DEL DÓLAR

A grandes rasgos, el proyecto que impulsó Alberto Fernández y fue anunciado esta semana por el ministro de Economía, Martín Guzmán, establece un recargo de las compras con tarjeta en el exterior del 30 % (que abarcará a las compras de apps como Netflix y Spotify), un impuesto del 30 % a la compra de dólares para ahorro por cinco años; el congelamiento de las tarifas por 180 días y la actualización de las retenciones, que en el caso de la soja incluirá un aumento de tres puntos.

El aspecto central está vinculado con el futuro de las jubilaciones: el Ejecutivo pretende suspender por seis meses la fórmula previsional que ataba los aumentos a la inflación y que fue impulsada por Mauricio Macri en 2017 y aprobada hace exactamente dos años.

En cambio, los jubilados cobrarán un bono de $5.000 en diciembre y enero, y este mes percibirán el aumento del 8,7 % ya previsto. Así, la jubilación mínima pasará a $14.068, que con el bono será de $19.068. Quienes cobren por encima de la mínima y hasta $19.068 recibirán un bono proporcional para llegar a esa cifra.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El bono de $5.000 no es remunerativo, aunque implicará una inyección de dinero en el bolsillo de los jubilados que cobran la mínima que representará el 35,5 % en enero y febrero. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aclaró que no se congelarán las jubilaciones.

La incógnita respecto a qué pasará con los haberes surge porque en marzo debería aplicarse el primero de los tres incrementos (marzo, junio y diciembre) de 2020, en base a la inflación de 2019. En la Casa Rosada aclaran que no perderán frente a la inflación, aunque el proyecto de ley que se aprobará no hace ninguna mención.

En la Argentina hay cerca siete millones de jubilados y pensionados. De acuerdo con datos de la ANSES, cerca de la mitad cobra la mínima o un monto inferior (se calcula que hay alrededor de 152 mil Pensiones Universales para el Adulto Mayor), y alrededor de 370 mil cobran entre 14.068 y 19.068 y también estarán alcanzados por el bono, que en total alcanzaría al 60 % de toda la masa jubilatoria.

La duda es qué ocurrirá con aquellos que cobren por encima de los $19.068, que recién tendrían un nuevo aumento en marzo, y cuándo el Ejecutivo va a enviar el proyecto de ley para establecer un nuevo cálculo para el pago de las jubilaciones. 

AUMENTOS PARA EL SECTOR PRIVADO

La ley faculta al Poder Ejecutivo a disponer aumentos de sueldo a los trabajadores del sector privado, eximir del pago de aportes patronales o efectuar reducciones en el caso de jurisdicciones y sectores críticos. En la Casa Rosada explican que la idea es que la suba sea para los trabajadores con salarios más bajos, y que la medida podría alcanzar al sector público. Moroni aclaró que serán subas “mínimas”, también por decreto, y negocian con los gremios que los aumentos sean a cuenta de paritarias futuras. En este contexto, hoy habrá un encuentro clave entre la cúpula del Gobierno y la CGT, donde se buscará acordar cómo será el hilo delgado de la suba.

CRÉDITOS UVA

El otro de los aspectos que incluye el proyecto es una revisión integral de los créditos hipotecarios UVA. Como están atados a la inflación, miles de personas se vieron afectadas y tienen complicaciones para cumplir con las cuotas o debieron negociar una extensión del crédito. La ley plantea que el Banco Central deberá realizar una “evaluación sobre el desempeño y las consecuencias sociales y económicas del sistema de préstamos”. La idea que tienen en el Gobierno es impulsar un auxilio para quienes se endeudaron.

En campaña, Fernández dijo que “los créditos UVA iban a ser una solución y hoy son un drama para miles de familias”. El reclamo del colectivo Hipotecados UVA es que se frene la indexación y que se evalúe una salida definitiva del sistema. A fin de año vence el congelamiento que dispuso Mauricio Macri en septiembre, y si no se toma ninguna medida, las cuotas podrían tener incrementos de hasta el 25 %.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!