Secciones
Política

Millón a millón, cuánto desembolsan Nación, Provincia y Ciudad para ayudar a los más golpeados por la pandemia

Las nuevas restricciones reabrieron el debate en torno a la asistencia financiera y económica a los sectores más golpeados.

La obligación de avanzar con nuevas medidas de restricción debido a la abrupta suba de casos de Covid-19 a nivel nacional, pero con epicentro crítico desde hace semanas en el AMBA, puso sobre la mesa más de un debate político, sanitario y social. Por fuera de las discusiones en torno a las libertades individuales en plena pandemia, no fueron pocos los que se preocuparon con razón por el impacto económico que volverán a sentir muchos de los sectores productivos y comerciales de la Argentina.

La pregunta que se impone entonces es: cuánta ayuda está brindando el Gobierno nacional a los sectores más golpeados y qué aportes adicionales hacen la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires para acompañar a los que más lo necesitan en tiempos de cierres obligados por la virulenta circulación del coronavirus. BigBang realizó un relevamiento directo con los tres gobiernos para conocer las medidas, los sectores beneficiados y el monto de la inversión que realizarán y llevan realizada en la administración de la pandemia.

En sus respectivos anuncios, tanto Alberto Fernández como Axel Kicillof invirtieron casi un tercio de sus discursos para anunciar la batería de medidas que se sumarán para ayudar a los sectores más golpeados por las restricciones. Sin embargo, llamó la atención la sugerente omisión de Horacio Rodríguez Larreta en relación a las medidas que el Gobierno porteño iba a implementar para acompañar en estos próximos días (y meses) a los sectores que hoy por hoy no pueden mantener su actividad.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La asistencia del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: no hay montos oficiales

"Nos estamos reuniendo con representantes del sector (gastronómico) para ver cómo generamos un mayor alivio desde este ministerio. Venimos hablando con la cámara del sector, porque con las restricciones nocturnas que están desde hace más de un mes los gastronómicos fueron perjudicados, más allá de todo lo que pasó el año pasado", anticipó José Luis Giusti, ministro de Desarrollo Económico y Producción porteño.

En concreto, de acuerdo a los datos aportados por el Ministerio a este medio, en este momento rigen tres iniciativas del Gobierno porteño en materia de asistencia financiera:

  • Condonación del ABL al sector hotelero de abril a septiembre.
  • Exención a los ISB para el sector gastronómico por tres meses: de mayo a junio.
  • Exención a los ISB del sector salud (para sanatorios privados) por dos meses: mayo y junio.

Consultados sobre el impacto en la recaudación del Gobierno por las medidas de condonación, desde la cartera de Desarrollo Económico y Producción porteña advirtieron que los números no están disponibles. Sin embargo, remarcaron otras iniciativas que se llevaron adelante el año pasado para la adaptación de la Ciudad a las nuevas disposiciones sanitarias:

  • Intervención de más de 390.000 metros cuadrados con demarcaciones para garantizar el distanciamiento social e incentivar el comercio de escala barrial y el sector gastronómico.
  • Construcción de 17 kilómetros de nuevas ciclovías.
  • Ampliación provisoria de veredas en ejes comerciales.
  • peatonalización de más de cien calles que benefician a más de 975.000 vecinos y 1.850 locales comerciales.

Durante el año pasado, Larreta activó una línea de créditos del Banco Ciudad y la condonación del pago de ABL a sectores puntuales, así como moratorias para el pago de deudas de ABL y patentes. A continuación, el detalle completo:

  • Condonación del ABL en junio y julio para el sector de comercio no esencial y gastronomía.
  • Exención a los ISB para los gastronómicos por seis meses (de septiembre del 2020 a febrero del 2021).
  • Créditos del Banco Ciudad a tasa del 12 por ciento por cinco meses (de julio a diciembre): los destinatarios fueron comercios no esenciales y gastronómicos. 
  • Moratoria del pago de ABL y patentes para el sector de comercio de enero del 2019 a octubre del 2020, con un monto máximo de deuda de 1,5 millones (que luego se amplió).
  • Extensión de la moratoria para el pago de ABL y patentes de enero del 2019 a octubre del 2020 para hotelería y centros comerciales, con un monto máximo de deuda de entre 15 y 18 millones.

La asistencia que otorga en la actualidad la provincia de Buenos Aires: $70.000 millones

A diferencia del jefe de Gobierno porteño, Axel Kicillof sí anunció nuevas medidas de asistencia de cara a la etapa de aislamiento y restricciones que comenzó a regir este sábado. "Sabemos y el que no sabe, es porque quiere hacer  daño, que el virus ha traído a nivel mundial una calamidad económica. Estamos hablando de una de las caídas del producto bruto y del comercio mundial más grandes de la historia", contextualizó durante su anuncio el gobernador bonaerense.

Eliminación de las retenciones de ingresos brutos por parte de ARBA a los sectores más afectados por la pendemia: salas de teatro y complejos cinematográficos; discotecas y salones de fiesta; restaurantes y bares; establecimientos deportivos, jardines maternales y centros de atención de desarrollo infantil. Se les aplicará una alícuota del cero por ciento en los regímenes de retenciones, percepciones bancarias y tarjetas durante julio, agosto y septiembre.

Relanzamiento del Plan Covid-19: esquema de pagos para regularizar las deudas impositivas vencidas desde el primero de enero hasta el 31 de agosto del 2021, que abarca a ingresos brutos, inmobiliario básico y automotores.

Suspensión de embargos judiciales hasta el mes de agosto.

Moratorias para los planes de pagos para regularizar las deudas vencidas del primero de enero al 31 de agosto del 2021. Impuestos alcanzados: ingresos brutos, inmobiliario básico y automotores.

Programa de Sostenimiento Económico de Actividades Afectadas por la pandemia por $2.000 millones: el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense invertirá $2.000 millones para un aporte no reembolsable destinado a monotributistas, micro y pequeñas empresas dedicadas a brindar servicios de transporte escolar, salones de fiestas y calesitas; jardines maternales, gimnasios, restaurantes, bares y clubes nocturnos, entre otros.

Ampliación del programa Preservar Trabajo y eliminación de la incompatibilidad por haber recibido ATP para las actividades más afectadas. Alcanza a rubros de transporte, panaderías y confiterías, mueblerías, fabricación de juguetes, artículos de librería, fabricación y reparación de maquinarias, edición e impresión, curtidos y cueros, entre otros.

Ampliación de la inversión social por 70 mil millones: aplica para los programas del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad para sumar al Servicio de Alimentación Escolar (SAE) a 300 mil beneficiarios, alcanzando a los 2 millones de niños, niñas y adolescentes. Además, se habían ampliado los receptores del programa Envión para capacitación y formación, aumentado la jubilación mínima que depende de la Provincia en un 35% y las pensiones asociadas, y destinando un 50% más del presupuesto para la compra directa de alimentos.

Fondo de Cultura y Turismo por 500 millones de pesos: se amplió el programa Preservar Trabajo, con el objetivo de ayudar a sostener el empleo. Desde el Banco Provincia, se puso en marcha una nueva línea de crédito destinada a la compra de materiales para mejorar viviendas y obras pequeñas, se amplió el programa REPYME y se fortalecieron los planes que promueven el consumo en los comercios de cercanía.

Además, se promulgaron las leyes de Fortalecimiento Productivo, que implica una moratoria general de impuestos patrimoniales para 3 millones de contribuyentes y 3.800 Pymes, y la ley que crea el régimen de monotributo simplificado para un millón de bonaerenses. La medida tendrá un alcance total de tres millones de contribuyentes y más de 3.800 pymes.

Programa envión: en la actualidad cuenta con 35 mil beneficiarios y va a llegar a 50 mil jóvenes.

Ampliación del servicio alimentario escolar: llegará a dos millones de beneficiarios, incorporando a 300 mil niños, niñas y adolescentes. Además, se amplía el presupuesto en un 50 por ciento para la compra directa de alimentos.

Aumento de la jubilación mínima y de las pensiones en un 35 por ciento: la medida alcanza a 31 mil bonarenses.

Nuevo fondo para el turismo y la cultura: 500 millones de pesos para afrontar gastos de adecuación de locales y espacios para su funcionamiento.

Nueva línea de créditos a tasa subsidiada, Provincia Renueva: la inversión total será de cinco mil millones de pesos destinados a otorgar créditos de hasta 100 mil para mejores habitacionales en viviendas.

Cuenta DNI: descuentos del 15 por ciento para apoyar a los comercios de cercanía.

El aporte adicional al ya contemplado en el presupuesto del Gobierno nacional: $273.200 millones

En el discurso en el que anunció el regreso a una fase más restrictiva casi a nivel nacional, Fernández dedicó un tercio de su tiempo para detallar las nuevas medidas de asistencia económica y financiera que acompañarán estos nueve días de aislamiento. “Nuestra inversión sanitaria desde el inicio de la pandemia ya alcanza los 480 mil millones de pesos”, precisó el presidente, al tiempo que recordó que los aportes adicionales a los contemplados en el presupuesto serán costeados con el incremento de la recaudación y los millones del Aporte Solidario Extraordinario.

Una por una, las medidas anunciadas por el Gobierno nacional de cara a la nueva etapa de aislamiento:

Empresas: $66.500 millones.

  • Ampliación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO). La inversión del programa asciende a $52.000 millones.
  • Incremento del monto del salario complementario para los y las trabajadoras de los sectores críticos y de salud: pasa de $18.000 a $22.000. La inversión será de $6.000 millones.
  • Incorporación del sector gastronómico al REPRO y reducción de las contribuciones patronales a los sectores críticos. Inversión de $8.500 millones.

A esta batería de ampliaciones se suma el anuncio que realizó el jueves el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores de la Nación, Guillermo Merediz. En principio, las empresas que perciben el Repro II podrán postergar los pagos de los créditos bancarios vigentes. La medida fue dispuesta por el Banco Central y será la misma entidad la que informará el listado de las beneficiadas. De esta forma, las entidades financieras deberán incorporar las cuotas impagas en el mes siguiente al final de la vida del crédito.

Un dato no menor: las cuotas postergadas se actualizarán sólo por la tasa prevista en el crédito original y las empresas que adhieran no deberán pagar intereses resarcitorios. Además, los beneficiarios no serán considerados como deudores, ni serán informados a la Central de Deudores, manteniendo así su capacidad de seguir tomando créditos.

También se anunció la línea de créditos de mil millones de pesos para el reacondicionamiento del sector gastronómico, cuya finalidad es la de ayudar a los bares y restaurantes a acceder a sistemas de calefacción de exteriores que les permitan sostener la actividad al aire libre, tal y como recomiendan los infectólogos. Las Pymes gastronómicas que deseen realizar las readecuaciones de sus locales por la llegada del invierno tendrán a disposición un crédito con un plazo de 36 meses, que comenzarán a pagar recién a mediados del 2022 (se les darán doce meses de gracia). Los beneficiarios de estos créditos son desde sociedades, autónomos y monotributistas con certificado MiPyME vigente con una antigüedad de 12 meses de vigencia en el mercado. 

El objetivo de la línea es que las pequeñas y medianas empresas puedan acceder a los elementos necesarios para mantener la actividad durante los meses de frío, como calefacción, aislamiento, generadores de aire caliente, medidores de oxígeno, sombrillas y gacebos.

En lo que respecta a los montos, los monotributistas desde la categoría A hasta la K podrán acceder a líneas que van desde los 100 mil a los 500 mil pesos. En el caso de autónomos y sociedades, el máximo será el equivalente a cuatro meses de ventas, con un tope de tres millones de pesos. Otro dato importante es el pago directo a proveedores: el Banco Nación podrá hacer el desembolso directo para los locales que lo requieran, mediante la presentación de la factura de proveedores y declaración jurada. 

Familias: $18.000 millones

  • Tarjeta alimentar: alcanzará a casi cuatro millones de chicos, chicas y adolescentes. La inversión mensual para el financiamiento del pago será de $18.100 millones.
  • Ampliación del Programa Progresar con becas para la terminación de la primaria y secundaria; la capacitación profesional, el cursado de carreras universitarias y la formación de enfermeros y enfermeras. El programa alcanzará a un millón de jóvenes con becas mensuales de entre $3.600 y $9.600. La inversión para el 2021 supera los $28.000 millones.
  • Ampliación de la Asignación Universal por Hijo y asignaciones familiares a 700 mil beneficiarios. Inversión de $29.000 millones.
  • Transformación del Programa Potenciar Trabajo para asociarlo con actividades productivas de la economía popular. Los 920.000 trabajadoras y trabajadores inscriptos cobrarán en mayo $12.204 y $14.040 a fin de año. Inversión anual de $167.000 millones.

Sectores puntuales: $188.700 millones.

Cultura y turismo: se reforzaron las partidas presupuestarias en más de $4.700 millones.

Salud: para la atención de la segunda ola de Covid-19 se invertirán $144.000 millones. Esto incluye la adquisición de vacunas ($72.000 millones), el bono por tres meses de $6.550 para 700.000 trabajadores y trabajadoras de la salud y $36.000 millones de reducción de contribuciones patronales y del impuesto a los créditos y débitos bancarios para las empresas del sector.

  • Se suma, además, la reducción del impuesto a las ganancias para los y las trabajadoras del sistema privado de salud registrado: cerca de 1.270.000 de trabajadores y jubilados dejarán de pagar el impuesto con retroactividad a enero. Dato importante a tener en cuenta: la devolución de los aportes retenidos se hará en cinco cuotas que comenzarán a pagarse en el mes de julio. Monto total del impacto en la recaudación: $40.000 millones.

Un año de pandemia, en números: rubro por rubro, cuántos millones desembolsó el Estado desde marzo del 2020

El sábado 29 de febrero del año pasado, a las 21.45 de la noche, despegó del Aeropuerto Fiumicino de Roma el vuelo AZ 680 de Alitalia con destino a Buenos Aires. Por ese entonces, el Covid-19 comenzaba su avance intempestivo por territorio europeo, pero pocos anticiparon que podría llegar tan rápido a la Argentina. Si bien se habían reforzado los controles en el aeropuerto de Ezeiza, ninguno de los 180 pasajeros del vuelo que aterrizó a las 7.45 de la mañana del primero de marzo suponía que, junto a ellos, viajaba el que se convertiría en el "paciente cero" del país.

La confirmación del primer caso importado llegó dos días más tarde y, por ese entonces, el Gobierno -que ya había comenzado a anticipar medidas vinculadas a la administración de la pandemia- empezó a trabajar contrarreloj para controlar el "brote" y evitar lo inevitable: el comienzo de la circulación local del virus, que hasta el 27 sólo tuvo "casos importados". El siete de ese mes, el virus se cobró su primer rostro visible: Guillermo Abel Gómez, militante político que había sido secuestrado y torturado en la década del 70' por la Triple A, se convirtió en el primer argentino muerto por Covid-19. Un año después, la cifra asciende a 52.192.

Sólo 13 días más tarde de la primera muerte, Alberto Fernández decretó el comienzo del "aislamiento social preventivo y obligatorio" que entró en vigencia a las cero del 20 de marzo y, en un principio, duraría sólo hasta el 31. Cuesta recordarlo, pero a esa altura la Organización Mundial de la Salud no sabía con certeza cómo se contagiaba el virus, ni cuáles eran las medidas sanitarias más adecuadas para combatir su transmisión. Mientras se instalaba el debate en torno al uso del barbijo, también se dirimía en la arena política otra discusión: salud vs. economía.

"La verdad que el cuidado de la salud de los argentinos para nosotros es muy importante, así que por eso hemos tomado el toro por las astas, desde el comienzo y nos hemos abocado a dar respuestas rápidas, aprovechando que Dios nos dio una oportunidad, que es el tiempo, para poder prevenir el avance del virus", explicó el primer mandatario en cadena nacional, al tiempo que le dio una directiva clara a todo su Gabinete: "La economía se puede recuperar, pero de la muerte no se vuelve".

Con la premisa de priorizar la salud por sobre la economía, pero atentos también a la reducción máxima del impacto que el aislamiento obligado tendría en la producción, el Gobierno comenzó a trabajar no sólo en el refuerzo del sistema de Salud -que venía de cuatro años de ajustes e incluso se había reducido el Ministerio a secretaría-, sino también a cincelar las primeras medidas de apoyo económico a los sectores más golpeados. De un día para el otro, los argentinos no sólo incorporaron términos como ASPO y DISPO, sino que se sumaron otras siglas como ATP e IFE.

Algunas de las medidas que tomó el Gobierno para la administración de la pandemia

  • Congelamiento de las tarifas.
  • Establecimiento de los servicios de telefonía fija y móvil, Internet y TV paga como "esenciales".
  • Doble indemnización para despidos.
  • La construcción de 12 hospitales modulares de emergencia.
  • Prohibición de despidos y suspensiones de trabajo.
  • Congelamiento de alquileres.
  • Baja de la tasa de interés y líneas a tasa cero para monotributistas.

El denominado programa federal Covid supuso un desembolso de 1.862.615 millones de pesos que equivalen a un 6,9% del PIB y un 83,1% de la coparticipación, tanto en asistencia de impacto fiscal y líneas de financiamiento. Hubo refinanciamientos de tarjetas de crédito a tasas de interés diferenciadas, líneas especiales dedicadas a las Pymes y moratorias a diestra y siniestra.

"El total de impacto fiscal en asistencia equivale a 1.076.684 millones de pesos, un 4%del PIB del cual fue destinados en formas directa a provincias en ATN, Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial y refuerzo de Alimentos entre otras, por un total de 191.515 millones de pesos (0.7 PIB)", precisaron a BigBang desde el Ejecutivo. En tanto, la asistencia crediticia a través de las garantías de FoGar y el subisidios de Tasas del FONDEP junto a la asistencia impositiva alcanzaron un equivalente al 0.6% PIB, con un monto total de 161.993 millones de pesos.

Entre IFE, ATP, el diferimiento de cuotas de la ANSES, el refuerzo de la tarjeta alimentar y los bonos destinados a jubilados, pensionados, beneficiarios de la AUH, AUE y Potenciar Trabajo el Estado desembolsó un total de 611.571 millones de pesos, equivalentes a un 2,3% del PBI. Las áreas de salud, obra pública, transporte y cultura también fueron subsidiadas con un total de 111.605 millones de pesos (0,4 del PIB).

"Las líneas de financiamiento de Emergencia creadas especialmente en este período contempladas en My Pyme 24%, Los créditos a tasa cero, la tasa subsidiada de ATP y la Línea para la inversión productiva de MiPymes implicaron un total de 785.931 millones de pesos equivalentes a un 2.9 del PIB", refuerzan desde la mesa chica que llevó adelante la compleja y zigzagueante administración de la pandemia.

Hospitales modulares, en números

  • Se construyeron en total 12 hospitales modulares.
  • Sumaron 840 camas de terapia e internación.
  • Fueron equipados con 276 respiradores y 24 ventiladores de transporte.

Las medidas se fueron tomando conforme a la evolución de la pandemia y a la circulación del virus que comenzó primero en el AMBA y luego se extendió con mayor intensidad en el resto de las provincias. "Cada vez que se pudo reabrir una actividad productiva, cumpliendo con los protocolos sanitarios obligados, se hizo. Fue un trabajo de seguimiento quirúrgico: área por área, actividad por actividad", reconocen desde la cartera productiva.

La administración de la pandemia obligó, además, a pelear por los insumos que escaseaban en el mundo. Fueron muchas las Pymes que, gracias a la ayuda del Estado, se "reconvirtieron" y comenzaron a producir insumos como respiradores, barbijos y material sanitario. Un dato no menor si se tiene en cuenta que durante los cuatro años de la administración de Macri se cerraron 24.505 empresas en el país y muchas otras quedaron al borde de la quiebra por el modelo que aceitó la gestión anterior, cuya premisa era "mejor importar que producir".

"Nuestros empresarios se movilizaron para brindar asistencia alimentaria de emergencia junto al Estado, organizaciones gremiales, iglesias y movimientos populares y para impulsar la producción argentina de 3.300 respiradores. Nuestros científicos se unieron en redes de investigación para producir kits de detección temprana, barbijos, tratamientos de la enfermedad, como es el caso de suero equino hiperinmune, e innumerables aportes de todas las disciplinas", precisó el presidente en su segundo discurso ante la Asamblea Legislativa.

Durante el primer trimestre de la pandemia también se avanzó en el refuerzo del sistema de salud. En 90 días, se incorporaron 8.996 camas de terapia intensiva, lo que elevó la planta total a nivel nacional a 11.517. Se trató de un incremento del 35 por ciento en tiempo récord. Además, se desarrolló un sistema de monitoreo de insumos críticos de internación que en la actualidad permite conocer en tiempo real la disponibilidad de las camas, una de las variables que más contempló el presidente a la hora de tomar las decisiones vinculadas la continuidad de la cuarentena.

Rendición de cuentas (en millones de pesos), rubro por rubro:

Directo a las provincias: $191.515

  • ATN: 67.195
  • Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial: 70.250.
  • Refuerzo de alimentos: 5.528.
  • Otros refuerzos (BaAS, Tucumán, Ministerio del interior): 48.542.

Asistencia crediticia: $118.449

  • FoGar (garantías) y FONDEP (subsidio de tasas): 118.449.
  • Asistencia impositiva
  • Reducción y postergación de contribuciones patronales: 37.027.
  • Reducción derechos de importación: 6.517.

Asistencia directa al bolsillo de los argentinos: $611.571

  • Ingreso Familiar de Emergencia (IFE): 263.169.
  • Asistencia al Trabajo y a la Producción (ATP): 236.377.
  • Diferimiento cuota Anses: 56.302.
  • Refuerzo Tarjeta Alimentar: 14.718.
  • Bono Jubilaciones y pensiones: 13.101.
  • Bono AUH/AUE: 11.081.
  • Bono Potenciar Trabajo: 10.966.
  • Seguro de desempleo: 5.758.

Salud: $71.495

  • Insumos y equipamiento médico: 24.713.
  • Bono Salud y Seguridad: 20.336.
  • Instalaciones hospitalarias: 12.446.
  • Refuerzo PAMI: 14.000.

Obras, transporte, turismo y cultura: $40.110

  • Fondo Covid Compensador del Transporte: 10.415.
  • Argentina Hace: 6.840.
  • Turismo: 3.353.
  • Otros refuerzos: 19.502.

Líneas de Financiamiento de Emergencia: $785.931

  • MiPyMe 24%: 541.064.
  • Tasa cero: 66.890.
  • Tasa subsidiada ATP: 11.087.
  • LFIP (línea para la inversión productiva de MipyMes) 166.890.

*Acordate, nos cuidamos entre todos

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!