Secciones
Política

¿No hay PASO 2023? El proyecto de un diputado, el enojo de la oposición y la rosca en el FDT

Las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias debutaron en 2011.

El diputado rionegrino Luis Di Giácomo presentó el pasado jueves en el Congreso Nacional su propuesta para anular las PASO. Tal como lo habíamos adelantado en BigBang lo hizo luego de que se aprobara en el recinto el Presupuesto 2023. Para el legislador oriundo de General Roca existen encuestas entre la población en las cuales las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) no salen favorecidas. Di Giácomo pone en la balanza varios argumentos. Las cuestiona por no haber servido para lo que fueron creadas, una mayor democratización de la represntación política, transparencia y equidad electoral.

 

Las PASO fueron sancionadas por la Ley 26.571 el 2 de diciembre de 2009, durante la primera presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, y se empezaron a utilizar en el año 2011. Desde entonces son seis los procesos lectorales que se han regido por este instrumento. En ese sentido, el diputado afirma que esta herramienta para dirimir las internas partidarias ha sido poco utilizada pues “en la mayoría de los casos participa un solo candidato y no se justifican”, subraya.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Asimismo, los aspirantes podrían ser seleccionados de otra manera; a través de internas abiertas en cada coalición de acuerdo a los calendarios de sus cartas orgánicas. Se sincera y recuerda un diálogo con el titular de la UCR “siempre le digo a Negri (Mario), háganlo con la guita de ustedes. Son tan proclives a decir que gastamos con la suya, ¿por qué habría que hacerlo con la del erario público en este caso?”.

 

Para Di Giácomo es un argumento que sirve para cualquier coyuntura. Sobre la posibilidad de que se apruebe atribuye todo a definiciones políticas. “Si pasa por distintas comisiones no llegamos porque seguro la cajonean, pero si se hace una reunión conjunta de Asuntos Constitucionales y Legislación General en 10 días podríamos llevarlo al recinto”, concluye esperanzado. Para el diputado tendría que estar aprobado en lo que queda del año, para encarar el año próximo con el panorama despejado.

 

Finalmente recalca “no le estamos impidiendo a nadie que resuelva sus candidaturas de la forma que quiera, no es un ataque a formas democráticas. Las candidaturas se pueden resolver en internas abiertas o cerradas, ya sea por acuerdo de cúpulas o de la forma más democrática. Hay miles de fórmulas y además está muy comprometido el presupuesto en una cantidad de dinero. El oficialismo tiene la palabra ahora”.

 

¿Qué dice la gente?

 

En un momento en el cual la preocupación transcurre por la situación económica, el sueldo que no alcanza y como mitigar el efecto de la inflación en la canasta familiar, las elecciones no ocupan el centro de la escena de las familias en Argentina. Por eso, más acá o más allá de las posturas a favor o en contra de la realización de las PASO, también juega su papel la opinión pública y lo que de ella extraen las consultoras. Varias de ellas vienen analizando la posición del electorado y la posibilidad real de que se eliminen o suspendan temporalmente.

 

 

 

El consultor Gustavo Córdoba, de Córdoba & Asociados, informó a BigBang sus últimos relevamientos. En ellos la mayoría apoyaría una eliminación de las PASO. Basa su posición fundamentalmente en dos cuestiones. Por un lado, se manifiestan contra la obligatoriedad de la participación y por otra parte suma el argumento del perjuicio económico para el Estado. Sostiene que debería financiarlas cada partido político. Esto es resultado de la última pesquisa realizada entre el 10 y el 12 de octubre en modalidad on line y con 1.600 consultas.

 

Frente a la consigna “¿Las PASO deberían dejar de ser financiadas por el Estado y cada partido debe financiar sus propias internas?”, un 67,1% está de acuerdo, 25% no la aprueba y el 7,9% no sabe o no contesta. También la mayoría cree que el oficialismo quiere suspender las PASO porque le conviene políticamente: el 60,6% acuerda, el 28,9% rechaza y el 10,5% no sabe o no contesta. Consultados sobre la obligatoriedad para que voten solamente lo que quieran participar el 57,4% acuerda y un 38,7% no acompaña.

 

Son valoradas también en mayor proporción, ante la frase “las PASO son importantes para la democracia y deben mantenerse” el 51,8% acuerda y se opone el 40,8%”. Y ante la última pregunta que sugería que solo deberían usarla los partidos que tienen competencia interna, las respuestas fueron afirmativas en un 50.9% y negativas en un 35,5%. Con interpretaciones diversas la taxatividad de Córdoba depende a la formulación del enunciado la contestación ofrece diversas alternativas en este sondeo.

 

Para el politólogo Lucas Romero de la consultora Synopsis el análisis sobre la conveniencia de las PASO recorre diferentes andariveles. En principio, pareciera ser obvio y natural que la eliminación de esta instancia favorece al oficialismo. En un relevamiento realizado en la Provincia de Buenos Aires realizado por esta empresa encontraron que comparando seis elecciones anteriores a las seis PASO efectuadas hasta el momento, se verifica una reducción electoral de la competencia en diputados de 10,4 listas por elección a 5,4. La disminución de la oferta electoral lleva a una concentración notable en menos aspirantes a las bancas y una competencia mayor con el oficialismo y atenúa su mayoría.

 

En segundo lugar, esta direccionalidad ofrece una información completa a los votantes y aglutina de una forma más clara al antiperonismo. Puede elegir al mejor rival para hacerle frente y esto perjudica aún más al Frente de Todos. Con las PASO y a lo largo de estos 13 años desde su creación el justicialismo ha tenido un saldo negativo promedio de 10 bancas, también en el mayor distrito nacional. Romero sostiene que la falta de una definición clara para suspender las elecciones primarias dentro del gobierno nacional está sostenida en dos ejes.

 

¿Qué pasa en la provincia de Buenos Aires?

 

En el caso particular de la provinccia liderada por Axel Kicillof, las PASO locales están encadenadas a las nacionales. De conseguir la anulación de las mismas en el Parlamento, lo propio debería acontecer em la Legislatura bonaerense. En el Senado bonaerense 23 bancas poseen tanto el oficialismo como la oposición y desempataría la vicegobernadora Verónica Magario. Cerca del mandatario provincial afiman que “en el caso que se caiga a nivel nacional, hay actores de la oposición dispuestos a trabajar en un proyecto similar en la provincia para no tener que apelar al desempate”.

 

Alberto Fernández necesita las PASO para maximizar su cuota de poder y su candidatura es el principal recurso para sentarse en la mesa de discusión para armar la oferta electoral, “tiene lo que los politólogos llamamos Potencial de Chantaje”, dice Romero y lo explica en la siguiente frase: “Cuando las porciones minoritarias de una coalición se juegan todo, Es esto o rompo y produzco daño a la Alianza”.

 

El consultor sostiene que la propia Cristina Fernández de Kirchner todavía no ha decidido su postura. Las primarias le permiten utilizar todo su pdoer de fuego para definir con la lapicera los lugares en las listas. Y al respecto da un ejemplo con el cual sostiene su tesis: “Imaginemos un escenario en una discusión ficticia. Un gobernador plantea definir los nombres y la Vicepresidenta le dice que pone el segundo. El mandatario se niega. Acto seguido la respuesta de la titular del Senado es: ‘Entonces vamos a una PASO’. Y en ese exacto hace valor su peso en los votos y el jefe distrital tiene que ceder”. En ese sentido, romero concluye: “Las PASO es un elemento esencial para su futuro político, necesita tener control sobre las listas y la única manera es tenerlas”.

 

En tanto, mayoritario respaldo en los votantes del Frente de Todos, las PASO le permiten sentarse en una mesa y “ponerlos” democráticamente. “Si sos consciente que tenés el 80% y el otro que tiene el 20% no te pudo discutir nada. Las quiere porque las necesita como una amenaza para los disidentes”.y se pregunta “¿Cómo puede cerrar una lista sin PASO en la provincia?”.

 

En el otro extremo de la pantalla, un consultor que prestaba servicios para el Frente de Todos dijo a este medio que la ciudadanía mayoritariamente apoya la continuidad de las PASO. Y a ello agrega un dato no menor que mide el clima y la postura frente al oficialismo de la ciudadanía: el desacuerdo en general con cualquier medida que proponga el gobierno nacional y no específicamente con las elecciones primarias. Los números recabados por su empresa revelan que un 67% de la población quiere que se efectúen y un 21% preferiría su eliminación, mientras que el 12% no sabe. La muestra recabó 1.600 opiniones a nivel nacional y en forma online. Fue realizada entre el 6 y el 9 de octubre pasados.

 

Mientras esto sucede en el Congreso de la Nación, en Casa Rosada hay indicios sobre la posibilidad de sostener las PASO. El Presidente volvió a afirmar esta semana que en principio podría competir en las elecciones internas con Cristina o algún otro candidato. Y en cada intervención pública reitera la necesidad de sostener la unidad dentro del Frente de Todos. Se mantiene en su postura con el apoyo de los sectores albertistas del gobierno. Por un lado, los funcionarios más cercanos y también el Movimiento Evita, Barrios de Pie y la CGT. Estos últimos tres se expresaron en ese sentido en los actos del 17 de octubre que realizaron por separado. Luego se mostraron juntos en una foto donde coincidieron en el análisis político de la coyuntura.

 

Mientras tanto la oposición se mantiene férrea a la existencia de las primarias. Son un ordenador claro para el espacio, les permite aglutinar mejor las propias fuerzas y dirimir rápidamente las candidaturas en el marco de un evento que además está financiado por el estado. Es todo win-win para los partidos contrarios al gobierno nacional.

 

El ministro del Interior Wado De Pedro sostuvo que “la discusión que hay sobre las PASO es pública, y el 100% de los gobernadores y las gobernadoras del Frente de Todos se manifestaron a favor de que no haya cuatro elecciones en el año". Para el responsable de la cartera política "las discusiones internas se tienen que dar adentro de cada fuerza política, eso revitaliza la discusión interna". También sostuvo que la suspensión de las primarias "es lo que plantea la mayoría del Frente de Todos, que son los gobernadores, los intendentes, las gobernadoras y las intendentas".

 

Por su parte, Máximo Kirchner también se había expresado sobre las internas esta semana un interrogante sobre las PASO. Manifestó como lo han hecho otros dirigentes cercanos a Crstina Kirchner que “es extraño que un Presidente vaya a internas”. Además, para el titular de La Cámpora hasta ahora el único que planteo su posible candidatura ha sido el propio Presidente, mientras que Sergio Massa ha dicho que no iría en la búsqueda de ese cargo y según el propio dirigente no ve a Cristina (Kirchner) como candidata en el 2023.

 

A esta frase, un funcionario con acceso al despacho del titular del ejecutivo le confiaba a BigBang esta semana: “¿Vos te pensás que se van a quedar en el molde, sin poner un candidato para el año próximo? Yo me imagino otra opción electoral que se llame, por ejemplo, Frente de Nosotros”. Mientras estos cabildeos, dudas y certezas recorren el espinel del oficialismo la moneda está en el aire. El proyecto está presentado y habrá que ver si efectivamente están los votos suficientes para avanzar en ese camino.

 

 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!